Thursday, 18 May 2017 00:00

Activistas exigen justicia por las agresiones a periodistas frente la catedral de Puebla

Escrito por  Martín Hernández Alcántara/La Jornada de Oriente
Califica esta entrada
(0 votes)

Nadie o pocos tienen claro cuándo el gremio eligió la entrada principal de la basílica catedral de Puebla para protestar por las agresiones a periodistas. Por desgracia, las veces que reporteros, fotoperiodistas, camarógrafos, diseñadores, correctores y directores han vuelto al lugar en todo este tiempo, con el mismo propósito, es cada vez más frecuente.

Lo cierto es que los asistentes a la velada de ayer por la noche dejaron claro que no quieren volver al sitio en calidad de profesionales de la información asediados por el crimen organizado, sin garantías por parte de las autoridades, y abandonados por la sociedad a la que quieren servir con sus textos, imágenes, audios y videos.

“¡No están solos!, ¡no están solos!, ¡no están solos!”, clamaron activistas, líderes sociales, académicos, defensores de la transparencia, estudiantes universitarios, políticos y militantes de izquierda que acudieron a solidarizarse con periodistas poblanos.

En el acto se exigió justicia por los 104 colegas asesinados desde 2000 y, particularmente, se mencionaron los homicidios del periodista poblano Aurelio Cabrera Campos, director de El Gráfico de La Sierra, ultimado en septiembre del año pasado, y de Erick Bolio, comunicador y productor de radio en internet, quien perdió la vida a principios de este año a manos de un asesino, cuando intervino a favor de una madre y su bebé, que fueron encañonados por uno de tres asaltantes en una unidad del transporte público.

Ambos crímenes, el de Cabrera y Bolio, permanecen en impunidad absoluta, no obstante que en el primer caso la Fiscalía General del Estado (FGE) identificó al presunto homicida como otro periodista, a quien no ha podido capturar.

Se habló por supuesto del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada en Sinaloa, directivo del combativo RíoDoce, autor de varios libros sobre el narcotráfico y corresponsal de AFP; del atentado contra Sonia Córdova, subdirectora del semanario El Costeño de Autlán, Jalisco y del homicidio en el mismo hecho de su hijo Jonathan Rodríguez, amén de la emboscada a siete colegas en Guerrero, la semana pasada.

Colocando algunas veladoras y carteles en la acera del máximo recinto religioso de la Angelópolis, los periodistas poblanos dieron lectura, a través del veterano reportero Francisco Sánchez Nolasco, del pronunciamiento que circula a nivel nacional, dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, en el que se exige justicia para todos y cada uno de los asesinatos de los informadores y que se brinden garantías efectivas a los informadores.

 

Samantha Páez Guzmán, representante de la Red de Periodistas de Puebla, recalcó que el gremio no pretende tener un régimen de excepción para ejercer su oficio, pues sus derechos son y deben seguir siendo idénticos a los de cualquier otro sector social, pero destacó que la labor realizada por los informadores es sobre todo de servicio social, así que la pérdida de un reportero, fotoperiodista, camarógrafo o cualquier otro trabajador de los medios, perjudica el derecho a la información que tiene cualquier sociedad democrática.

Páez Guzmán pidió, como suele hacerlo en estas funestas ocasiones, que los fotógrafos, camarógrafos y reporteros que estaban cubriendo el acto, pasaran también al frente y formaran parte de la protesta, dejando sus cámaras y grabadoras sobre el suelo para que la gente se diera cuenta “que, como dice la consigna, no somos uno, ni dos ni tres ni 10”.

La periodista freelance hizo lo propio con los acompañantes solidarios de otros gremios que llegaron para solidarizarse.

“¡Justicia!, ¡justicia!, ¡justicia!”, reclamaron todos al unísono, para después entonar el himno nacional, no sin antes advertir, no sin antes dejar claro, que no quieren volver a la entrada principal de la basílica de la catedral de Puebla para reclamar de nueva cuenta lo mismo, porque ni las autoridades ni la sociedad les hace caso.

 
Leído 19 Veces

Interculturalidad

1 day ago
15
Organizaciones de la sociedad civil e investigadores denunciaron esta tarde las últimas violaciones a los derechos del pueblo maya, ocurridas en el marco de la consulta sobre siembra de soya transgénica ordenada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en noviembre de 2015. La Misión de Observación (MO) conformada por 27 organizaciones e investigadores acusaron que el Estado mexicano incumple el fallo de la SCJN sobre consulta al pueblo maya.   A pesar de que el máximo tribunal ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…