México pena y se marchita por crímenes sin castigar e incontables saqueos a la hacienda pública. Nos circunda una realidad tan desasosegante y llorosa que nos haría falta un caballero andante empeñado en enderezarla. Con estas palabras, dirigidas a Miguel de Cervantes Saavedra, se inauguró ayer el Festival Internacional Cervantino (FIC).

Durante la apertura, el director del encuentro, Jorge Volpi Escalante, dedicó su discurso al Manco de Lepanto y resaltó que el Teatro Juárez estaba lleno de admiradores, sin “mencionar a los dos o tres pícaros que jamás lo han leído, ni lo leerán.

Sólo se solazan en los palcos con la torva esperanza de deslizarse en el ágape posterior a estos prolongados discursos, continuó.

 

El escritor dijo a Cervantes que era imposible resumir los acontecimientos en México a lo largo de las cuatromalhadadas centurias que han corrido desde sus exequias.

Basta decirle que, del infausto momento en que su merced solicitó la venia del Consejo de Indias para trasladarse a las ignotas tierras del Soconusco, permiso que su majestad tuvo a bien negarle, la América mexicana se separó de la Corona, se desgajó en inútiles e interminables reyertas fraticidas.

México perdió más de la mitad de su vasto territorio, fue invadido por un príncipe extranjero y mal gobernado por una larga caterva de tiranos nacionales, relató.

Hasta llegar a estos aciagos tiempos en que allá afuera, lejos de los fastos que nos convocan, el país aún pena y se marchita entre porfiados crímenes nunca castigados, incontables asaltos a la hacienda pública, contó el director del FIC a Cervantes.

Reconoció que existe la sensación de que los mexicanos “hemos desaprovechado todas las oportunidades y riquezas que nos brindó la fortuna.

Pensará su merced, don Miguel, que describo un siglo aterrador y ciego como el suyo, dominado por la insensatez y la bajeza, y no errará en sus mientes. Nos circunda una realidad tan desasosegante y llorosa que nos haría falta un caballero andante empeñado en enderezarla, expresó Volpi.

Al final de su discurso dijo: no me queda sino encomiar las labores de cuantos han hecho posible este festejo, los miles de trabajadores y voluntarios que nos alientan, listos a desfacer los muchos entuertos que cada día se presentan en este anchuroso festival.

Por su parte, el secretario de Estado de Cultura en el Ministerio de Educación de España, José María Lassalle Ruiz, agradeció a México por invitarlos al FIC, en el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra.

Compartir con ustedes este momento tan especial, por tanto es un honor, un honor memorable y perdurable, sobre todo porque celebrar aquí, en el corazón de América, este cuarto centenario es cumplir un sueño acaraciado, expresó.

Recordó que el creador de Don Quijote de la Mancha, en dos ocasiones quiso viajar a América y “convertir esta tierra en su añorada utopía de soldado abatido, de poeta frustrado y protagonista de una vida de sinsabores, que, sin embargo, nunca logró derrotar su anhelo optimista de vida, de esperanza y de ilusión.

España edificó aquí su utopía, cuando hace dos siglos se produjo el proceso de las independencias, dejó también lo mejor de ella en esta tierra, consideró Lassalle.

Desde entonces los españoles han dado tumbos y han vivido un laberinto de soledad, porque una parte de ellos se quedó aquí, dijo ante los asistentes.

Un español no se conoce a sí mismo como español si no se descubre con su rostro americano, en su rostro indígena y mestizo, y sólo aquí España alcanza su completud y también Cervantes, externó el funcionario español.

El FIC fue inaugurado con la entrega de la Presea Cervantina a la escritora Margo Glantz y con la entrega de la Medalla FIC al tenor Francisco Araiza.

La Presea Cervantina es una distinción para quienes han realizado aportaciones al estudio de la obra de Miguel de Cervantes Saavedra.

Este reconocimiento ha sido entregado a Eulalio Ferrer, Carlos Fuentes, Nélida Piñón, Jorge Edwards, Álvaro Mutis y Fernando Savater, entre otros.

La inauguración de la Fiesta del Espíritu terminó con unas palabras del gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, quien reconoció el trabajo de los voluntarios que apoyan la organización del FIC.

Como cada año, como hace 44 años, Guanajuato es puntual en la cita, con el encuentro cultural y artístico más importantes de América Latina y uno de los más notables del mundo, refirió el mandatario estatal.

Guanajuato recibe a España y a Jalisco como invitados de honor, señaló.

Tendremos un estupendo festival, España y Jalisco han generado gran expectativa. Por primera vez arrancamos en domingo y crece su duración a 22 días; tendremos cuatro fines de semana de fiesta y celebración, comentó.

En el Cervantino participan 3 mil artistas de 38 países, de los cuales mil 82 son locales.

 

 

Read 375 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…