Monday, 17 April 2017 00:00

Hakan Günda, escritor turco publica su novela "¡Daha!", ganadora del premio Le Prix Medicis Estranger

Escrito por  Carolina Abellán
Califica esta entrada
(0 votes)

"Si mi padre no fuera un asesino, yo estaría muerto", se lee en la portada y en la primera línea de ¡Daha!, la última novela del escritor turco nacido en Grecia Hakan Günday (Rodas, 1976). Es su octava obra, la primera traducida al castellano y la publica Catedral. 

Esa frase lapidaria la pronuncia el protagonista de la historia, un niño llamado Gazâ cuyo padre se dedica al tráfico de personas. Es un intermediario en Turquía que no duda en acortar la infancia de su hijo por la vía de enrolarlo en su macabro negocio. 

CATEDRAL 

"Elegí a un niño como protagonista porque un chaval no lleva el suficiente tiempo en este planeta como para haberse acostumbrado a todos los horrores que encierra", explica Günday a El Huffington Post en la tranquila sala de un céntrico hotel de Madrid. "Un niño todavía tiene el reflejo de hacer preguntas, cosa que perdemos al hacernos adultos". 

Las respuestas que Gazâ obtiene sobre el negocio de su padre muestran la cara más cruel del ser humano. El crío entierra su humanidad el día en el que uno de los inmigrantes traficado muere por un descuido suyo. Así es como empieza a tratar como mercancía a las personas cuyo único sueño es encontrar una vida mejor en Europa. 

"Con Gazâ he querido recrear la reacción de la sociedad respecto al fenómeno de la inmigración. No vayas a pensar que la sociedad es más madura que ese niño. La primera reacción del crío consiste en culpar a los inmigrantes de su situación. La segunda, es empezar a explotarlos económicamente cuando se da cuenta de los desesperados que están. Y sólo después de haber visto muchísimo sufrimiento entre los inmigrantes es cuando empieza el camino de Gazâ hacia la empatía".

 

ARIADNA ARNES

 

Hakan Günday comenzó a escribir ¡Daha! antes de la crisis de los refugiados, cuando faltaba poco para que los informativos abrieran con las imágenes de miles de personas con sus chalecos naranjas tratando de llegar a las costas de Grecia e Italia.

"En 2013 había una realidad en Turquía que permanecía oculta. Se hablaba de las personas que se ahogaban en el mar Egeo, pero ¿y las que cruzaban Turquía de Este a Oeste, esos 1500 kilómetros sin que nadie les prestara atención, como si fueran fantasmas? No sabíamos ni quiénes eran ni a dónde se dirigían ni quién los había llevado hasta Turquía. No resulta difícil imaginar que eran personas con distintos oficios y experiencias vitales pero, una vez que emprendían ese viaje, se convertían en inmigrantes ilegales y su vida anterior ya no importaba".

Esos fantasmas se hicieron reales y se convirtieron en la mayor crisis de refugiados de Europa desde la II Guerra Mundial. "Hasta entonces", explica el escritor, "ni en Turquía ni en otros sitios queríamos ver eso porque, si lo veíamos, estaríamos obligados a pensar en las causas de esa inmigración y ahí tenemos todos nuestra parte de culpa. Por eso nos resulta tan fácil cerrar los ojos".

Turquía y la Unión Europea afrontaron esa avalancha de inmigrantes firmando un acuerdo hace ahora un año. La UE devolvía a Turquía a toda persona que llegara de manera irregular a su territorio. A cambio, ese país recibía 6.000 millones de euros. Varias organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional, alertaron entonces de que el acuerdo incluía devolver a personas necesitadas de protección internacional, lo que suponía un golpe histórico a los derechos humanos.

Para Günday, aquel acuerdo no fue más que un parche a una situación que desbordaba a ambas partes: "Para la Unión Europea es un intento de tapar los síntomas de una enfermedad que existe desde hace muchísimo tiempo, que es la desigualdad. Su primera reacción fue cerrar la puerta y poner a Turquía de guardia de seguridad".

Según Unicef, el cierre de las fronteras ha llevado a los refugiados a ponerse en manos de traficantes que los llevan por rutas aún más peligrosas para llegar a Europa. El que retrata Günday en su novela es un hombre sin escrúpulos para quien los refugiados no son más que números de un negocio boyante.

"Cuando un inmigrante muere por culpa de su hijo Gazâ, le dice que no se preocupe, que van a pagar el precio de esa persona y que aquí no ha pasado nada", explica Günday. "Si le oyes decir eso a tu padre, vas a interpretar que esos seres humanos son objetos. Así que el niño necesitará ser testigo de muchísimo sufrimiento entre esos emigrantes para desarrollar su empatía".

No es hasta que Gazâ deja atrás su vida como traficante de personas cuando aprende a vivir con el peso del mal sembrado en el pasado. ¿Hay que olvidar para seguir adelante?, preguntamos. Responde Günday: "La legitimación de nuestra forma de vivir depende de que tengamos una capacidad de olvido muy rápida. Hay que olvidarlo todo para que mañana seamos capaces de levantarnos otra vez".

Leído 26 Veces

Cultura

Sur de Francia, 1851. En un pueblo al que la guerra y la represión dejó sin hombres, las mujeres que quedaron hacen un pacto: el primer varón que llegue será de aquella a la que toque primero. Después, ésta lo compartirá con el resto. Ese hombre -su semen- será la garantía de que el pueblo -un
La fotografía fue tomada en 1955. Pablo Picasso aceptó posar para la revista Lifeen su nueva mansión de La Californie, sobre la bahía de Cannes, acompañado de la modelo más popular de su tiempo, Bettina Graziani. El gracejo de uno y otra, además de los tres cuadros del pintor que figuran en la
A los 89 años ha fallecido este lunes el chileno Agustín Edwards Eastman. Dueño de la cadena El Mercurio, el periódico de mayor antigüedad y tradición del país, fue un personaje influyente y controvertido por el papel político que desempeñó en determinados periodos de la historia reciente de Chile.
Un concierto de rap en zapoteco, mixe, zoque, y huave tendrá lugar en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) con el objetivo de rescatar y difundir las lenguas originarias a iniciativa del reconocido artista plástico Francisco Toledo. Como parte de las actividades de la Segunda Jornada de
Atraídos por el legendario mezcal, la incomparable nieve y la exquisita barbacoa de chivo, cientos de turistas nacionales y extranjeros inundaron este domingo las calles de Tlacolula de Matamoros. Este fin de semana, las bellezas arquitectónicas de este municipio de los Valles Centrales -que
  Promotores de la lengua zapoteca, encabezados por el traductor  Eduardo Vicente de San Blas Atempa, con el apoyo de escritores, investigadores y ciudadanía en general, buscan crear una biblioteca escolar en la primaria bilingüe "Lidxi Guendabia'ni", ubicada en San Blas. El equipo de
Nació el 29 de noviembre de 1899 y falleció este sábado, un 15 de abril de 2017, según reportaron familiares y amigos desde Italia. Emma Morano, considerada la persona más vieja del mundo, y oficialmente la última persona viva que había nacido en el siglo XIX, murió con 117 años. El deceso se
"Si mi padre no fuera un asesino, yo estaría muerto", se lee en la portada y en la primera línea de ¡Daha!, la última novela del escritor turco nacido en Grecia Hakan Günday (Rodas, 1976). Es su octava obra, la primera traducida al castellano y la publica Catedral.  Esa frase lapidaria la
He aquí algo qué pensar la próxima vez que comas: ¿cuántas calorías obtendrías consumiendo un cuerpo humano completo? Más de 125.000, de acuerdo con un nuevo estudio sobre el canibalismo humano que te producirá náuseas o te hará ir a buscar habas y un buen chianti. James Cole, un arqueólogo de la
Estudiar nuestra lengua,  describirla, controlar en cierta medida sus irregularidades, y generar herramientas como diccionarios y manuales, es la función de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), que este jueves 13 de abril cumple 142 años de haber sido fundada. Al respecto, Concepción Company,
El severo deterioro de la carretera que va de San Pedro Tlachichilco en Hidalgo a Pahuatlán ha mermado la llegada de visitantes a este Pueblo Mágico, cuya economía se sostiene de la prestación de servicios. Comerciantes calculan que sus ventas han caído hasta en un 50 por ciento. Municipios de
Aunque resulte tópico decir que la primavera nos activa el deseo y estamos más receptivos al amor y a mantener relaciones sexuales, todo esto tendría su base científica. Aun no siendo la estación del año un factor exclusivo para que se dispare nuestro deseo y las ganas de contactar con otras
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…