El Congreso local reconoció este lunes al escritor Armando Alanís por los 21 años de su proyecto Acción Poética, con el que plasma en bardas de la localidad pensamientos literarios y mensajes de aliento.

El autor ha replicado ese proyecto en 150 ciudades mexicanas y 33 países del mundo, donde se pueden observar paredes con mensajes similares a los que se ven en calles de esta capital, en español y en otros idiomas. 

Desde la tribuna del Congreso local, la legisladora Liliana Tijerina encomió el trabajo de Alanís Pulido, quien recientemente publicó el primer libro de narcopoesía, “Balacera”, editado por Tusquets.

“El Congreso de Nuevo León le dedica este espacio solemne como un merecido reconocimiento a su visión y a su pasión, a su deseo de darle significado y trascendencia al espacio urbano. Honor a quien honor merece, Armando. Muchas felicidades y deseamos de todo corazón que sigas adelante con tu obra, que cada día en más y en más espacios te veamos, que cada día sea con más fuerza”.

La priista resaltó la labor social del catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo León, conocido como “El Bardo de las bardas”, porque –dijo– aporta un mensaje de reconciliación en tiempos en los que México necesita cultura para frenar su deterioro.

“Hoy estamos aquí para homenajear a quien ha dedicado toda su vida a darle a la ciudad un poco de poesía. Y esto podrá sonar simple, pero creo que en esta época de desintegración del tejido social, el arte urbano es precisamente una de las cosas más poderosas para ayudar al desarrollo armónico de quienes habitamos las grandes metrópolis. Hablamos de Acción Poética, un movimiento cultural cuyo objetivo se centra en una frase: Sin poesía, no hay ciudad”, subrayó Tijerina.

Tras recordar que la única regla de los textos en las bardas es evitar los mensajes políticos y religiosos, la diputada priista destacó el carácter internacional del arte de Alanís, que con Acción Poética ha traspasado fronteras.

Alanís ha editado más de 27 libros y está incluido en la Antología General de Poesía Mexicana, de Juan Domingo Argüelles. En 2010, el ayuntamiento de esta ciudad le entregó la medalla al mérito cívico Diego de Montemayor.

En la ceremonia de este lunes, Armando estuvo acompañado por su esposa Gabriela y sus hijos Camilo y Natalia.

Tras la distinción, el también periodista cultural destacó la sensibilización que los diputados demuestran por la cultura, un rubro social que cada vez está más descuidado en Nuevo León.

“Yo espero que este reconocimiento, por el que me siento muy honrado, ayude a apuntalar la cultura en la entidad. Los diputados son nuestros representantes y con esto vemos que ya están más sensibles. Que se fijen en proyectos culturales o artísticos ya es mucha ganancia. Espero que, luego de esto, pueda acercarme más con los diputados para que impulsen más el arte y la cultura”.

Añadió: “Ellos pueden ayudar mucho desde su posición política y de poder, porque aprueban presupuestos y cada año se reduce el dinero a la cultura. Yo ya no creo, a estas alturas, luego de 30 años de estar en esto, que hay que hacer más con menos. Cada año se invierten muchos recursos para seguridad y obras públicas, creo que lo mismo podrían hacer para el arte”.

 

 

Read 124 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…