#YoSoy132 el movimiento estudiantil que surgió en la IBERO tras cuestionar su libertad, inteligencia e identidad

El movimiento Más de 131 fue una respuesta digna, no irreverente, de cientos de estudiantes que fueron cuestionados en su libertad, inteligencia e identidad, consideró el Maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, durante ‘Más de 131 y #YoSoy132: dos miradas a seis años del epicentro Ibero’, evento de presentación de los libros Los indignados mexicanos. Insurgencia juvenil frente al regreso del PRI a la Presidencia e Irrupción estudiantil y acción ciudadana. Más de 131 y #YoSoy132.

Fernández Dávalos recordó la desafortunada visita, justo hace seis años, del entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto a la IBERO. Claramente hubo un desencuentro, provocado quizá por el irrespeto del equipo de campaña del candidato a la comunidad universitaria y a los estudiantes, además de que el exgobernador mexiquense fue cuestionado por el alumnado sobre una serie de eventos represivos que acarreaba, concretamente Atenco, en el cual Peña asumió una postura autoritaria.

Las interrogantes y demandas que las y los estudiantes hicieron a EPN derivó en que los universitarios fueran cuestionados en su libertad, porque según los priistas, les ofrecieron dinero para que hicieran preguntas a modo y porque quitaran los carteles de propaganda de su candidato; fueron cuestionados en su inteligencia, por no creerlos capaces de hacer lo que hicieron, que debió ser producto de una provocación o infiltración; y fueron cuestionados en su identidad, porque se decía que no eran alumnos de la IBERO, porque ellas y ellos son decentes.

Más con su respuesta digna, “los estudiantes de la IBERO hicieron añicos numerosos prejuicios que había sobre ellos, y todavía los encuentro aquí y allá. Se dice que nuestros alumnos son neoliberales e individualistas, en el mejor de los casos; o bien, que son despolitizados, pasivos, ajenos a la realidad de nuestro país, en el peor de los casos; y entonces hubo una sorpresa para quienes no nos conocen y quienes no conocen a la Universidad”, dijo el Rector.

La respuesta del estudiantado de la IBERO ante tal agresión fue generosa y desconcertó a muchos que no se la esperaban. “Sin embargo, para nosotros los de casa una respuesta así es de alguna manera natural, porque frente a esta manifestación o debajo de esta manifestación de entereza y de valor está nuestro Ideario universitario, el Ideario del Sistema Universitario Jesuita (SUJ)”.

Dicho Ideario de la IBERO (y del SUJ) manifiesta querer que su educación cumpla por lo menos con los siguientes propósitos: fomentar un pensamiento alternativo, interdisciplinario y plural; fomentar una postura crítica del estudiante en contacto con la realidad; educar para la solidaridad y el servicio, y formar seres humanos capaces de transformar la historia.

Entonces quizá, y sin pretenderlo, “el movimiento Más de 131 era en realidad un botón de muestra de lo que son nuestros estudiantes, si no todos, sí los más acabados o los que manifiestan en sí este espíritu crítico, solidario y participativo que queremos inculcar en nuestra Universidad”.

Así pues, el Mtro. Fernández recordó las tres batallas que debieron dar esos estudiantes, hombres y mujeres. La primera, ante distintos actores sociales que no les querían reconocer como alumnos de una institución privada con pensamiento crítico; la segunda, la de la articulación y coordinación de un movimiento social en ascenso, y el acercamiento a otras universidades y colectivos públicos y particulares.

Y la tercera, las demandas que enarboló el 132, que eran: la profundización de la democracia en México, en contra del monopolio televisivo y su intervención en las elecciones, y en contra el monopolio mediático; en contra de la injerencia de los poderes fácticos en la contienda electoral; y también no dejar olvidadas o de lado las atrocidades del régimen, como la represión de Atenco.

“Con estas batallas centrales, con otras reivindicaciones adicionales que se les fueron adhiriendo, el movimiento que surge aquí en la IBERO y se extiende a muchas otras casas de educación superior, y luego a otros sectores sociales, vino a cuestionar en realidad la hegemonía de un Estado de partido casi único, vino a cuestionar o puso entre paréntesis el pensamiento único, hegemónico, manejado por el monopolio mediático, para plantear la necesidad de otros discursos, discursos alternativos y de ruptura, sacudió el monopolio de los medios electrónicos y de comunicación”.

Eso lo hicieron al incorporar demandas propiamente no universitarias, y cuestionando también la institución universitaria como mera transmisora de saberes dominantes; la que “proponían más bien como un espacio plural, diverso, heterogéneo, complejo, incluyente, preocupado por la cosa pública y preocupado por la realidad social. Eso es lo que fue el 132”.

Los indignados mexicanos y la irrupción estudiantil

Acerca de Los indignados mexicanos. Insurgencia juvenil frente al regreso del PRI a la Presidencia e Irrupción estudiantil y acción ciudadana. Más de 131 y #YoSoy132, el Rector David Fernández comentó que narran lo ocurrido aquellos días, e indagan sobre el proceso que se vive en los movimientos sociales, desde un aborde educativo y uno sociológico; y reflexionan sobre el modo que la ciudadanía tiene hoy para incidir, para movilizarse.

“Entonces estos dos libros pueden ser claves para observar y comprender cómo se construye ciudadanía en este momento de la generación selfie, que está activa en la red, que está activa también en la calle, pero siempre buscando que el poder se descentralice entre los protagonistas de la colectividad, entre el conjunto social”.

El texto Los indignados mexicanos. Insurgencia juvenil frente al regreso del PRI a la Presidencia fue coordinado por la Dra. Helena Varela Guinot, directora de la División de Estudios Sociales de la IBERO CDMX; y el Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de la IBERO Puebla.

La Dra. Mercedes Ruiz Muñoz, académica del Departamento de Educación de la IBERO CDMX; y el Mtro. Carlos Araujo Torre, director de Prepa Ibero; coordinaron el libro Irrupción estudiantil y acción ciudadana. Más de 131 y #YoSoy132.

Todos los mencionados presentaron los libros en ‘Más de 131 y #YoSoy132: dos miradas a seis años del epicentro Ibero’, actividad realizada en el Auditorio San Ignacio de Loyola, en la que también estuvieron en la mesa del presídium: Ing. Pablo Reyna Estévez, director de Programas de Incidencia; y Eduardo Velasco Vázquez, asistente de Programas de Incidencia y otrora integrante de #YoSoy132.

Read 44 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…