En declaraciones al canal británico, el director de la investigación, Robin Shattock, dice que, tras haber elaborado una vacuna potencial en un plazo de 14 días, podrían empezar a probarla en animales la semana próxima y en personas en verano, si reciben la financiación necesaria.

Esta vacuna, que forma parte de un proyecto internacional para hallar un remedio a la epidemia de coronavirus desatada en China, no serviría para combatir el actual brote, pero podría ser importante si hay otro en el futuro, explica la cadena.

Shattock declara que "los enfoques convencionales llevan al menos dos o tres años, antes de poder llegar siquiera a la clínica", pero su equipo ha podido "generar un candidato (a vacuna) en el laboratorio en catorce días".

El investigador señala que han acelerado el proceso para poder probar el antídoto en modelos animales "a principios de la semana próxima" y, "con la financiación adecuada", podrían empezar los estudios en humanos "en un plazo de meses".

Shattock remarcó que es conveniente desarrollar esta vacuna aunque no sirva para este brote porque podría devenir "una pandemia si empieza a circular por todo el mundo" y podría haber "una segunda ola global".

Diversos científicos de China, Estados Unidos, Australia y Europa trabajan contrarreloj en colaboración para encontrar un antídoto al coronavirus surgido en la provincia china de Hubei, que ha causado unas 490 muertes a nivel mundial.

Read 182 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…