Madre denuncia que su hijo fue víctima de bullying por tres años en una escuela de Saltillo
En la escuela Miguel Ramos Arizpe, Everardo ha tenido que soportar durante tres años a sus hostigadores, y la actual maestra de su grupo, Karla Valeria de León, no ha hecho nada para que los abusos de los compañeros terminen. 

Doña Norma Margarita enfrenta un miedo a diario cada que manda a su hijo a la escuela. Asegura que es víctima de bullying y que en la primaria “Miguel Ramos Arizpe” no hacen nada para que termine el acoso.

Acompañada de su hijo José Everardo, de 11 años, Norma Margarita Cervantes acudió a VANGUARDIA para hacer público el caso, pues asegura que su niño sufre abusos desde hace tres años en ese plantel educativo.

Anteriormente el chico también fue víctima de acoso escolar en la primaria “Venustiano Carranza”, donde lo golpearon de tal manera que, asegura su madre, lo dejaron grave y eso fue la causa de que lo cambiara de escuela.

“En esa primaria me lo dejaron muy golpeado y el director nomás decía que el niño se había caído, y que los golpes que traía se los hizo solo”, afirmó la señora. Eso le pasó a Everardo en tercero de Primaria.

Pero las cosas no variaron mucho con el cambio de aire y de aulas, pues en la “Ramos Arizpe”, ubicada en la calle Murguía casi esquina con Pérez Treviño, José Everardo ha tenido que soportar durante tres años a sus hostigadores, y la actual maestra de su grupo, Karla Valeria de León, no ha hecho nada para que los abusos de los compañeros de José Everardo terminen.

 

Tampoco la directora del turno vespertino del plantel, Gabriela Sandoval, da una solución y por el contrario, cuando el niño se arma de valor para enfrentar a sus agresores, termina culpado del pleito: “Se protegen entre ellos, le roban sus cosas y cuando el niño me llega golpeado los profesores se protegen y lo culpan a él: ‘que él empezó a provocar, que él perdió sus cosas’”, son las excusas.

La mujer, de oficio vendedora ambulante, espera que la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) tome conocimiento del caso, pues ella buscará cambiar a su hijo de escuela para protegerlo.

Lo que más preocupa ahora a la señora Norma Margarita es que un trabajador de la misma primaria le aseguró que algunos alumnos se están organizando para darle una golpiza a José Everardo: “Yo no quiero problemas, no culpo ni a la directora ni a la maestra, mi miedo es que la Pronnif se entere que lo saqué de la escuela, yo solo quiero tiempo para que pueda colocarlo en otro lugar, no pido más que eso”, dice angustiada.

El año pasado, la Secretaría de Salud reportó que en ese ciclo escolar se recibieron 100 denuncias por bullying.

Read 196 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…