Para cumplir con la reforma educativa se deben garantizar los recursos necesarios: Investigador de la Universidad Veracruzana

De continuar los desequilibrios fiscales que genera la aplicación del Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Educativa (Fone) en 28 entidades para el pago de 30 mil 790 plazas estatales y 738 mil 216 hora-semana-mes federales, en 2030 se habrá acumulado un défict 352 mil 642.7 millones de pesos, advierte un estudio sobre la aplicación de la partida.

El documento, elaborado por José Raúl Trujillo, investigador de la Universidad Veracruzana –ganador del Premio Nacional de Finanza 2017– destaca que es necesario aplicar medidas correctivas a fin de garantizar que los erarios estatales cuenten con recursos necesarios para cumplir con los mandatos de la reforma educativa.

En un análisis de la implementación del Fone en el periodo 2015-2017, destaca que lamentablemente no se cumplió el objetivo de abatir el deterioro en la situación fiscal de la mayoría de las entidades en el pago de la nómina magisterial, debido a que el comportamiento del instrumento fiscal revela que se mantiene con graves tendencias de impactos negativos y crecientes a las finanzas de las entidades.

Agrega que la distribución inequitativa del llamado Fondo de Compensación del Fone mantiene a siete entidades como ganadoras quienes obtendrían, de forma diferenciadas, beneficios por 175 mil 519.8 millones de pesos entre 2015 y 2030.

Subraya que de ese monto, 103 mil 669.3 millones corresponderían al estado de México, 34 mil 333.8 millones a Chiapas, 17 mil 395.1 a Guanajuato, 10 mil 261.9 a Puebla, 3 mil 787 a Baja California, 3 mil 128 millones a Yucatán y 2 mil 707.8 millones a Sonora.

En 2017, explica, se asignaron 355 mil 903.7 millones de pesos al Fone, lo que representó un crecimiento de 3.7 por ciento (12 mil 835.9 millones) con respecto a lo aprobado en 2016, pero una reducción drástica comparada con el incremento alcanzado en 2015, por 12.9 por ciento, es decir, se alcanzó un aumento de 37 mil 742.3 millones de pesos.

El estudio destaca que indiscutiblemente este desequilibrio e inequidad es otra de las características de la reforma hacendaria en materia de financiamiento educativo, al destinar esos montos del Fone a sólo una cuarta parte de las entidades, lo que requiere ser revisado por la agenda legislativa no sólo en el ejercicio fiscal 2018, sino para años posteriores.

En la distribución actual del fondo, destaca, no existe un fondo resarcitorio con un mecanismo definitivo para el saneamiento financiero de los erarios estatales de las 21 entidades que perdieron recursos con la regresiva fórmula aplicada al Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (Faeb), antecedente inmediato del Fone.

Por lo que respecta al subfondo de Gastos de Operación, agrega, nuevamente se presentan disparidades, pues en 2017 el estado de México recibió 22.8 por ciento del total de esta bolsa para atender a 7.9 por ciento del total de planteles en el país, mientras Veracruz recibió 3.6 por ciento del fondo, pero atiende 10.1 por ciento de las escuelas de educación básica a escala nacional.

Entre los estados más beneficiados con el fondo de Gastos de Operación del Fone 2017 se incluye Baja California con 8.1 por ciento; Nuevo León, 7.7; Jalisco, 5.1, y Puebla, 4.7. Las menos beneficiadas fueron Nayarit y Colima, con uno por ciento, respectivamente; Quintana Roo y Querétaro con 0.9, cada una, y 0.8 por ciento para Campeche.

Read 179 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…