Monday, 20 March 2017 00:00

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana estudian cómo combatir los gases de efecto invernadero producido por el ganado

Escrito por  La Jornada
Califica esta entrada
(0 votes)

Académicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) investigan las bacterias que viven en el sistema digestivo del ganado, con el fin de disminuir los gases de efecto invernadero que producen los estómagos de los rumiantes, pues contribuyen al calentamiento global.

Germán Mendoza, del Laboratorio Nacional de Nutrigenómica y Microbiómica Digestiva Animal de la UAM Xochimilco, explicó que mediante la aplicación de la biología molecular tratamos de reducir la emisión de gases sin comprometer la producción animal.

Los bovinos, caprinos y ovinos poseen aparatos digestivos que se caracterizan por producir una fermentación que se convierte en metano y CO2, gases de efecto invernadero, explicó.

Otro proyectos de investigación en la UAM se relaciona con equinos, animales utilizados como fuerza de trabajo en regiones rurales. El estudio se centra en analizar la compleja estructura intestinal de los caballos, portadores de vastas comunidades bacterianas: mediante su implementación mineral observamos sus efectos en la digestibilidad y en la salud de esta especie, indicó Mendoza Martínez.

El investigador subrayó que se espera que el número de proyectos crezca, pues al ser un laboratorio nacional las puertas están abiertas, y destacó que han recibido a alumnos visitantes de las universidades Autónoma de Guerrero, Benemérita Autónoma de Puebla y Nacional Autónoma de México, aunque también queremos que participen profesores.

Daniel Martínez Gómez, profesor-investigador de la UAM, comentó que dentro de las capacidades técnicas y operativas del laboratorio destacan dos equipamientos; uno de ellos es un secuenciador de 12 carriles, útil para obtener series genéticas de 800 pares de bases de cualquier fragmento de ADN; con estos instrumentos se ha construido una biblioteca genómica, dijo.

Mencionó que el laboratorio cuenta con un equipo analizador de fragmentos, el cual mide tamaños de ADN de manera similar al secuenciador, pero con capacidad mayor de procesamiento para mayor número de muestras, con lo que la tipificación genética se ve agilizada.

También tenemos un dispositivo PCR tiempo real que permite hallar polimorfismos en secuencias de ADN; es decir, al comparar dos individuos de la misma especie podemos evaluar de forma precisa si son distintos genéticamente, detalló.

 

Es el primer laboratorio dotado de infraestructura tecnológica de primer nivel, en el que pueden desarrollarse proyectos de gran envergadura que sean colaborativos, sin necesidad de que los investigadores viajen a otros países para recibir capacitación, concluyó.

Leído 64 Veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…