Thursday, 18 May 2017 00:00

Especialistas realizan pruebas de tratamiento de la esclerosis múltiple en roedores: UAP

Escrito por  Martín Hernández Alcántara/La Jornada de Oriente
Califica esta entrada
(0 votes)

La rata TAIEP es una estrella de la comunidad científica y las pasarelas. Este modelo animal, desarrollado en el Instituto de Fisiología (IF) de la UAP, ha mostrado sus bondades en el estudio de padecimientos asociados al cerebro, ya que presenta temblor, ataxia, inmovilidad, epilepsia y parálisis, síntomas que le dan su nombre.

En una reciente investigación, este roedor se luce por una pasarela para que los especialistas valoren el efecto de fármacos y la fisioterapia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Pero la rata TAIEP no camina por una pasarela tradicional, se trata del CatWalk de la compañía Noldus: una estructura con forma de pasillo flanqueada con barreras que permite observar a detalle la locomoción del roedor, la velocidad al andar, la coordinación entre las extremidades y su equilibrio, entre otros aspectos.,

Estas variables permiten hacer una evaluación integral de la marcha e identificar los progresos de distintos tratamientos para la esclerosis múltiple, que según la prensa nacional, afecta a casi 20 mil mexicanos, provocándoles disfunciones en el cerebro, nervios ópticos y en la médula espinal.

María del Carmen Cortés Sánchez y José Ramón Eguibar Cuenca, investigadores adscritos al Laboratorio de Neurofisiología de la Conducta y Control Motor del IF–BUAP, son los responsables de este proyecto de investigación. Este último destacó que la rata TAIEP es un modelo animal único e idóneo para el estudio de enfermedades neuronales, porque es un modelo genético que desarrolla la enfermedad, tal como un paciente humano lo hace durante su vida.

“Los ejemplares caminan con ataxia –dificultad para coordinar movimientos– al desplazarse de un punto a otro. Este aparato –el CatWalk– nos permite ver las huellas de las patas de la ratas, tomar la velocidad con la que avanzan, conocer cómo abren el ángulo de sostén de las extremidades, detectar cuál de estas presionan más o cómo mantienen el balance a pesar de sus problemas motores”, señaló el especialista.

A diferencia de las fotografías que capturan los mejores fotógrafos de moda, que buscan reflejar lo mejor de las marchas en las pasarelas, en este proyecto, con la información obtenida del CatWalk, se busca evidenciar con claridad y detalle las dificultades que al andar padecen los roedores.

 

Una vez descrita la marcha, los científicos de la UAP, en colaboración con el doctor Hugo Hernández y la alumna de Ingeniería Biomédica Saraí Domínguez, investigadores de la Universidad de Guanajuato, administrarán fármacos a nivel espinal –vía la cisterna magna– para observar las modificaciones en su andar y, de esta forma, evaluar si existen mejoras en la locomoción de la rata TAIEP.

Los fármacos suministrados son factores de crecimiento neuronal de efectos conocidos en otros trastornos cerebrales. “Lo que queremos es mejorar la comunicación de las neuronas, es decir, su sinapsis.

La rata TAIEP presenta estos problemas debido a deficiencias con la mielina, sustancia que recubre las vías de comunicación entre las células del cerebro (neuronas), tal como el plástico aísla los cables de cobre en las conexiones de nuestra casa”, comentó Cortés Sánchez según un boletín de la UAP.

Si las instalaciones eléctricas no cuentan con esta protección se ocasionan cortos circuitos; algo similar sucede en las comunicaciones entre distintas estructuras cerebrales y, en particular, en el circuito de la marcha.

La rata TAIEP pierde la mielina con la edad (desmielinización), lo que altera su marcha de manera progresiva y la convierte en un modelo ideal para estudiar enfermedades asociadas con esta, como lo es la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrófica, conocida también como enfermedad de Lou Gehring.

 

Leído 83 Veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…