Educación

Educación (1028)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus sollicitudin, orci sit amet vehicula convallis, erat leo pharetra sem, sed commodo sapien dui id tortor. Phasellus in leo in mauris pulvinar commodo. Vestibulum aliquam massa et enim consequat convallis. Nullam consectetur a leo eget vestibulum.

El grito fue unánime: “Justicia”. Justicia para Lesvy Berlín Osorio, cuyo cuerpo sin vida apareció hace 15 días en Ciudad Universitaria. Justicia para todas las mujeres víctimas de feminicidio, justicia para todos quienes han sido asesinados en el país, como el corresponsal de La Jornada en Sinaloa, Javier Valdez. La madre de Lesvy, Araceli Osorio, tomó la palabra en la velada que diversas colectivas feministas realizaron esta noche en memoria de la joven.

Osorio recordó que su hija tenía muchos sueños, como cualquier universitaria y denunció que a dos semanas del “asesinato de mi hija” la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México no ha dado acceso al expediente de las indagatorias ni a la familia, ni a sus representantes legales.

Aseveró que la velada es un acto de memoria “para tantas y tantas víctimas, como mi hija o como (el periodista) Javier Valdez”. La mujer gritó un ya basta, pues el pueblo está indignado y la rabia es mucha, pero al final “somos más los que vamos a levantar este país”.

Alrededor de unas 200 personas, sobre todo mujeres que encabezaron la movilización, acompañadas por hombres, marcharon de la torre de Rectoría a las inmediaciones del Instituto de Ingeniería de la UNAM para honrar la memoria de Lesvy.

Subrayaron que no se trató de un suicidio, sino que “es un feminicidio y como tal debe ser investigado”.

Censuraron la actuación de la procuraduría capitalina al revictimizar a la joven cuando difundió datos irrelevantes para las investigaciones. En tanto que a la administración central de la UNAM le criticaron tratar de evadir el caso a través de lo comunicados emitidos estos días.

Por ello hicieron dos exigencias: A las autoridades de procuración e impartición de justicia que realicen una investigación pronta, transparente y eficaz, así como la presentación y condena del “feminicida” de Lesvy.

Al rector de la casa de estudios, Enrique Graue Wiechers, le demandaron llevar a cabo un acto público en el que se reconozca a la joven como integrante de la comunidad universitaria, que dicte un día de luto en su memoria como un apoyo a su familia y como símbolo del compromiso institucional en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) solicitó a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), así como al órgano desconcentrado, Conaliteg, que den a conocer de inmediato los libros de textos gratuitos y obligatorios que utilizarán los alumnos en el ciclo 2017-2018, así como los libros del maestro anunciados por el presidente Enrique Peña Nieto, en el marco de la celebración del día del maestro.

En un comunicado de prensa, la organización acusó que a pesar de que en la página WEB de Conaliteg se muestra que ha iniciado la distribución de los libros de texto, nadie conoce el contenido, dejando sin oportunidad a las personas interesadas de  analizar los contenidos con los que se educará a los alumnos en el siguiente ciclo escolar.

Y es que según la UNPF, los libros de texto son parte importante de la formación de los niños y jóvenes, sobre todo en las materias que tienen que ver con civismo, biología y sexualidad.

En ese sentido consideró que es inconcebible que los padres de familia no puedan participar en la revisión previa de sus contenidos.

Reclamó que de acuerdo a la Reforma Educativa los padres de familia deben participar en la revisión de planes y programas de estudio.

Lo anterior, con base al artículo 65 de la Ley General de Educación menciona que es facultad de los padres de familia: “conocer la capacidad profesional de la planta docente de la escuela a la que asistan sus hijos o pupilos, así como el resultado de las evaluaciones realizadas. Opinara a través de los Consejos de Participación Social respecto a las actualizaciones y revisiones de los planes y programas de estudio”.

Advirtieron a las autoridades educativas sobre un posible escenario en el que los padres de familia no estén de acuerdo en el contenido de los libros.

Y cuestionó: “¿se seguirán usando de manera obligatoria o se dará margen a una auténtica autonomía escolar donde democráticamente los padres de familia puedan decidir cuándo usar esos contenidos o cuándo no?”

Puntualizó que quedará atenta a la respuesta de la SEP y Conaliteg, para conocer los contenidos de los libros de texto y de no ser favorables a los intereses de los padres de familia, hará un llamado  nacional para no utilizarlos.

Solo en Guatemala un joven latinoamericano tiene menos oportunidades de ingresar a una institución superior que en México.

La tasa de matrícula, el porcentaje de población de entre 18 y 24 años que puede acceder a educación universitaria, es menor a 30%, establece un estudio del Banco Mundial.

En otros países de la región como Argentina, Chile y Uruguay este indicador se acerca al 50%, mientras que México únicamente supera a Guatemala, donde solo 9 de cada 100 jóvenes acceden a la educación superior, según lo indica el documento Momento decisivo: la educación superior en América Latina y el Caribe, del organismo internacional.

En 13 años, la tasa de matrícula en nuestro país subió menos de 10 puntos porcentuales al pasar de 21% a 28% entre el año 2000 y el 2013, mientras que en otras naciones como Chile, Bolivia, Colombia y Perú el incremento fue mayor a 20 puntos porcentuales.

 

Tasa de matrícula entre los años 2000 y 2013. Fuente: Banco Mundial.

 

Nuestro país tampoco lleva el liderazgo en cantidad de estudiantes universitarios que acuden a instituciones públicas. En Uruguay, Panamá, Bolivia, Argentina y Honduras hay un mayor porcentaje de alumnos en universidades de gobierno que en México, donde 7 de cada 10 estudiantes acuden a instituciones públicas.

“En México la ausencia de una política de Estado para la educación superior ha favorecido un crecimiento sin precedentes de la educación superior privada”, consideró el sociólogo y especialista en temas educativos de la UNAM, Axel Didriksson, en un libro publicado el año pasado.

 

Porcentaje de alumnos que van a instituciones públicas y privadas en 2000 y 2013. Fuente: Banco Mundial.

 

Por si fuera poco, México tampoco se destaca por promover la igualdad de género en el acceso a la educación universitaria. Menos de la mitad de los alumnos de nivel superior son mujeres

En la mayoría de los países latinoamericanos, el porcentaje es mayor al 50%.

 

Porcentaje de alumnos universitarios que son mujeres en 2000 y 2013. Fuente: Banco Mundial.

La buena noticia es que, México es de los pocos países de la región que tiene una tasa de deserción, es decir, alumnos que inician una carrera y la abandonan por diversos motivos, similar a la de Estados Unidos.

“En promedio, alrededor de la mitad de la población de 25 a 29 años que comenzaron la educación superior en algún momento no finalizaron sus estudios. Sólo en México y Perú la tasa de graduación está cerca de la estadounidense (del 65%)”, indica el documento del Banco Mundial. 

Otro dato que muestra un avance es que ahora más jóvenes de bajos ingresos pueden acceder a la educación superior con respecto a lo que ocurría a principios del siglo.

En el 2000, solo 6% de la población con menos ingresos del país accedía a la educación superior, en el 2013, aumentó a 13%, se duplicó.

También destaca el acceso de la educación de la población indígena.

“El acceso de la población indígena a la educación superior no ha cambiado desde el 2000. En Perú y México, los países con mayor participación, los estudiantes indígenas representaron el 22% y 17%, respectivamente, en 2013”, añade el informe.

¿Y al salir, qué pasa?

Aunque terminar una carrera universitaria en México sí representa una oportunidad para tener mejores ingresos, tener el título es 24% menos redituable que hace 17 años, según el informe del Banco Mundial.

En el año 2000, una persona con estudios superiores ganaba, en promedio, 112% más que alguien que no pasó por la universidad. 15 años después la diferencia ente los ingresos de uno y otro es de 85%. 

De esta forma México ocupa la séptima posición de los países de Latinoamérica en los que es más rentable estudiar una carrera. Sin embargo, hay que destacar que supera a naciones como Argentina, Venezuela, Uruguay, Perú, Bolivia y Ecuador.

En nuestro país es necesario acercar las necesidades productivas con la oferta laboral, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, durante  la presentación del informe.

“Se deben impulsar carreras que puedan ser fuente de desarrollo económico y personal para nuestros jóvenes. Los empresarios estamos seguros que será posible superar los desafíos que enfrenta la nación, siempre y cuando todos hagan lo que nos corresponde”, explicó.

 

Tipo de profesionistas que se están forman en las universidades. Fuente: Banco Mundial.

 

En México 66% de los graduados universitarios son en áreas de ingeniería, industria, construcción, administración de empresas, derecho y ciencias sociales. El promedio en América Latina es de 55% y en Estados Unidos, de 39% para estas carreras.

Juan Alberto Paredes Sánchez, director del Colegio de Postgraduados (Colpos) campus Puebla, presentó el pasado viernes su informe anual de actividades correspondiente a 2016, durante su mensaje destacó la importancia de la institución al ser una sede que articula la educación, investigación y vinculación con el medio rural.

Ante productores, académicos, y autoridades de los tres niveles de gobierno, el director resaltó que durante el año pasado aumentaron los ingresos al Colegio en un 64 por ciento respecto a 2015. Informó que se matricularon 36 estudiantes de 10 diferentes países a cursar maestrías y doctorados.

También durante el año pasado, 29 personas obtuvieron el grado de maestría y ocho se graduaron como doctores, Paredes Sánchez resaltó que las tesis de posgrado se originaron a partir de proyectos en 24 estados del país, por lo que el campus Puebla se ubicó como un referente a nivel nacional.

El director del Colpos Puebla señaló que durante 2016 se publicaron 47 artículos, además se obtuvieron 21 candidaturas para que profesores formen parte del nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) así como cinco postulaciones para nivel 2.

De igual forma, resaltó que diferentes docentes del cuerpo académico del Colpos forman parte de 128 proyectos de investigación agrónoma para favorecer a ocho estados del país, y del total de proyectos 64 académicos del campus Puebla son responsables de investigación.

En el caso de Puebla, dijo Paredes Sánchez, se tienen 76 proyectos académicos en nueve municipios, y reconoció a los productores de 27 municipios que también ayudaron a la formación de los investigadores nacionales y extranjeros, y que a su vez las comunidades se vieron beneficiadas con más productividad.

Juan Alberto Paredes Sánchez sintetizó la importancia de hacer estudios de agricultura en una región en donde están las etnias, además de que justo así es como se pensó el Plan Puebla, que este año cumple 50 años de trabajar para elevar los rendimientos de la agricultura en áreas de temporal.

Recordó que el Plan Puebla, no solo tuvo que ver con la seguridad alimentaria del país, sino fue reproducido en países como Colombia, Surinam y Guayana Francesa en el continente Americano; Tanzania y Kenia en África y en estados de la Unión Americana a partir de las personas que llegaron a conocer allí las técnicas puestas en marcha.

“La investigación fortalece el aprendizaje continuo de los profesores y genera conocimiento pertinente que responde a la problemática del sector agropecuario. Las investigaciones realizadas se orientan a buscar un manejo sustentable de los recursos naturales, la producción de alimentos nutritivos e inocuos, y el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad”, resumió el director del campus.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…