Este lunes 3 de febrero de 2020 murió George Steiner, escritor de una vasta cultura en prácticamente todos los ámbitos, a quien por esta misma razón cabe calificar como uno de los últimos representantes de la erudición occidental. 

Steiner falleció en su casa en Cambridge, Inglaterra, a los 90 años de edad.

Autor sobre todo de ensayos, Steiner construyó a lo largo de su vida una trayectoria intelectual basada en la capacidad de hacer descubrir a otros los prodigios de la cultura. Nacido en Francia de padres judíos vieneses, el autor tuvo desde su infancia una formación privilegiada por la cual ya desde esa temprana edad dominaba tres idiomas: alemán, inglés y francés. Asimismo, su padre, fiel adepto de la educación “clásica”, determinó que a los 6 años el pequeño aprendiera griego para poder leer la Ilíada en su idioma original.

Debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial, la familia Steiner emigró a la ciudad de Nueva York, donde el futuro autor de Lenguaje y silencio continuó su formación universitaria. Al final, sin embargo, Steiner volvió a Europa, concretamente a Oxford, donde con una tesis titulada La muerte de la tragedia obtuvo su grado de doctor.

A partir de entonces Steiner emprendió una sólida carrera como autor, profesor, conferencista y otras actividades afines. Además de su impresionante formación académica, literaria y artística, Steiner tuvo siempre una gran sensibilidad para transmitir a otros las maravillas que es posible encontrar en el conocimiento y la erudición. Sus libros estuvieron animados por una voluntad pedagógica sutil, apenas manifiesta, por la cual el autor lograba que sus lectores, además de aprender, quisieran saber más.

Entre sus varios trabajos destacados, Steiner fue celebrado por Tolstói o Dostoievski, el estudio amplio que dedicó a los dos titanes de la literatura rusa; Antígonas. Una poética y una filosofía de la lectura, su estudio sobre las distintas versiones de Antígona en el teatro clásico griego; y los ensayos de Lecciones de los maestros, en donde justamente explora el lugar que ha tenido el magisterio en la cultura occidental. Otro texto suyo breve, pero ideal para conocerlo, es Diez (posibles) razones para la tristeza del pensamiento.

Con la muerte de Steiner la cultura pierde sin duda a uno de sus últimos guardianes, un hombre enamorado del conocimiento, representante de una forma de vivir que cada vez es menos valorada en nuestras sociedades.

Descanse en paz.

Read 31 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…