Print this page

“Esta ciudad ya está viviendo el presente de un mundo alternativo”, escribió el cronista Carlos Monsiváis (1938-2010) en las páginas de Apocalipstick (2009), un libro irreverente, ágil en su lectura, pero complejo en su entendimiento, ya que no solo es un viaje por la Ciudad de México sino también un recorrido por la historia del país y la de los mexicanos.

Apocalipstick pareciera incluso profético ante el escenario mundial causado por el Covid-19, especialmente cuando, entre una página y otra, el narrador se pregunta: “si el semáforo está en rojo, ¿hay tiempo para aprobar un orden nuevo de prohibiciones?”.

En el marco del décimo aniversario luctuoso de su autor, el escritor y cronista Fabrizio Mejía Madrid, y los investigadores de la Dirección de Estudios Históricos (DEH), Luis Barjau, Carlos San Juan y Francisco Pérez Arce, conversaron virtualmente acerca del legado humano e intelectual del icónico cronista.

“Este libro –apuntó Carlos San Juan– tiene mucho que decir a las nuevas generaciones. Es importante para que los jóvenes conozcan la densidad histórica del suelo sobre el que caminan”.

Asimismo, continuó, puede usarse como guía de primera mano por la ciudad. Un recorrido que no solo atraviesa el antiguo barrio universitario del Centro Histórico, o se adentra en las librerías de viejo que el joven Monsiváis frecuentó con Sergio Pitol y José Emilio Pacheco, sino que va más allá.

Al igual que los grandes cronistas que tanto admiraba: Francisco Zarco y Guillermo Prieto, del siglo XIX, o bien Artemio de Valle-Arizpe, con quien convivió en su niñez, el autor de Días de guardar (1970) puso al mismo nivel que las grandes exhibiciones de arte y representaciones teatrales, a las vendimias de los barrios populares y los modos de vida y expresión de aquellos que por décadas habían sido acallados sistemáticamente: los indígenas, las mujeres y la comunidad LGBTTTIQ.

“Apocalipstick narra cómo la ciudad se va convirtiendo en un gran surtidor de maneras de resistir y de crear nuevas culturas. Así, encontramos que uno de los capítulos se detiene a analizar a Paquita la del Barrio y la inversión que su música hace del machismo”, explicó San Juan.

Los académicos aplaudieron la pertinencia de recuperar las ideas de Monsiváis a través de sus obras, ya que, como subrayó Fabrizio Mejía, las actuales controversias nacionales por temas como el racismo, entre otras, ya se encuentran reconocidas y abordadas en obras como Amor perdido (1977), Escenas de pudor y liviandad (1988) o Los rituales del caos (1995).

Destaca que Apocalipstick formará parte de un grupo de 21 libros con los que se conmemorará, en 2021, el bicentenario de la Consumación de la Independencia, a la par que se reflexionará sobre los 500 años de la conquista española.

Como último apunte y al lanzar al aire la pregunta: ¿Qué habría escrito ‘Monsi’ acerca del coronavirus?, Luis Barjau, coordinador de la Cátedra Carlos Monsiváis en la DEH, recordó que se encuentra abierta la convocatoria del concurso nacional Una multitud de soledades. Crónicas de la pandemia, la cual busca incentivar entre jóvenes de hasta 35 años, la reflexión antropológica, histórica, politológica o periodística acerca del eco del confinamiento sanitario y de la pandemia de Covid-19 en la sociedad.

Read 255 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…