Presuntos homicidas de los jóvenes de Buap, Upaep y Uber en Huejotzingo serán llevados a juicio
Vinculan a proceso a los presuntos homicidas de estudiantes y chofer de Uber
 

Un juez determinó este miércoles la vinculación a proceso de Pablo Jesús N, Ángel N y Lisset N, por el homicidio de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber en Santa Ana Xalmimilulco, junta auxiliar de Huejotzingo.

Lo anterior implica que los tres presuntos homicidas permanecerán en prisión, durante el tiempo que dure el proceso judicial.

Durante el desarrollo de la audiencia de vinculación se estableció un periodo de seis meses para que se realice la investigación y se determine la participación de los tres detenidos en los hechos.

Pablo Jesús N, Ángel N y Lisset N fueron acusados del homicidio de Ximena Quijano Hernández, José Antonio Parada Cerpa, ambos estudiantes de la UPAEP, de origen colombiano, así como de Francisco Javier Tirado Márquez, estudiante de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), oriundo de Veracruz, y de Jossué Emmanel Vital Castillo, conductor de Uber.

También están acusados del robo del vehículo Beat Gris que prestaba el servicio de Uber, en el que viajaban los cuatro jóvenes asesinados.

Los tres son considerados coautores intelectuales del cuádruple homicidio, en tanto que no se puede precisar el grado de participación de cada uno en los hechos, reconoció la Fiscalía General del Estado durante la audiencia de vinculación a proceso.

Durante la audiencia realizada el viernes pasado también se ventiló que Ximena Quijano Hernández, estudiante de Medicina de origen colombiano, no quiso dar molestias al amigo que los acogió en su casa en Huejotzingo el pasado 23 de febrero, por lo que no aceptó a quedarse en el domicilio de este tras asistir al carnaval antes de que fueran asesinados.

Durante la narración de los hechos registrados el domingo 23 de febrero, Carlos Rodolfo N, amigo de los tres estudiantes asesinados, con quien estuvieron en su domicilio tras el carnaval, narró que les ofreció a los estudiantes quedarse porque ya era noche.

Por un tema de responsabilidad, Ximena Quijano “no quiso dar molestias” a la familia de su amigo ya que “quizá no le daba tiempo levantarse al otro día para ir al hospital general de Cholula”, donde hacían su internado.

Fue entonces que desde su celular la joven pidió un vehículo Uber para trasladarse al municipio de Cholula a donde pasarían la noche.

Al estar cerradas las calles en el municipio de Huejotzingo por el carnaval, el chofer de Uber tomó calles alternas que los llevó a la junta auxiliar de Santa Ana Xalmimilulco, donde fueron interceptados, sometidos y asesinados por un grupo de sujetos.

Read 105 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…