Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y CdMx marcharán por la seguridad estudiantil en el país

Además de la BUAP y la UPAEP, más de 25 instituciones públicas y privadas de Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y la Ciudad de México anunciaron su asistencia a la megamarcha “Por una Puebla y México Seguros”, convocada para el jueves 5 por la Asamblea Universitaria 25/02. 

Las universidades Iberoamericana-Puebla, Madero y Anáhuac dieron a conocer que no habrá sanciones para los estudiantes que falten a clases por asistir a la manifestación en demanda de justicia por los tres estudiantes asesinados en Huejotzingo –el pasado 24 de febrero– y para exigir seguridad en la entidad.

Otras escuelas como el Instituto Tecnológico Poblano y la Universidad Tecnológica de Puebla, igual que la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), se mantienen en paro desde el 27 de febrero bajo la misma exigencia y también han anunciado que participarán en la movilización.

También se espera que marchen estudiantes del Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE), de la Escuela Normal Superior Federalizada, la Universidad del Valle de Puebla (UVP), la Universidad del Valle de México, el Colegio Minimalista de Ciencias Penales y la Universidad Alvart, entre otras muchas que durante la última semana han manifestado su solidaridad con la BUAP y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Voceros de la Asamblea anunciaron que a la protesta se sumarán estudiantes universitarios de las entidades vecinas de Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala y la Ciudad de México, con lo que se espera que la manifestación tenga dimensiones históricas en la entidad.

Desde el pasado 29 de febrero los estudiantes conformaron un Comité Estudiantil Interuniversitario (CEIP) con representantes de distintas escuelas, cuyo objetivo común es exigir a los gobiernos estatal y municipal un programa integral contra la inseguridad, además de pedir justicia por los asesinatos de los estudiantes Ximena Quijano, Javier Tirado (ambos colombianos) y Antonio Parada, así como del chofer de Uber, Josué Vital. 

“Nuestra razón de existir es por la escasa respuesta de las autoridades en materia de seguridad, haciendo que indirectamente nuestro estado hoy sufra una de las peores crisis en descomposición social. Estudiantes, niños, mujeres y hombres temen ser masacrados o violentados sin obtener una propuesta clara de lo que la administración pública hace para evitar esto”, explicó un estudiante en la presentación del CEIP.

Otro de los alumnos indicó que también buscan que los estudiantes asesinados en Huejotzingo “no sean una estadística más”.

“Hoy Colombia llora la pérdida de dos de sus hijos, hoy México llora la pérdida de sus médicos, pero no sólo de ellos, sino de las incontables víctimas que nos ha arrebatado esta guerra contra la delincuencia. Hoy despertamos y decimos: ¡ya basta!”, reclamaron.

La marcha partirá de las calles 21 Sur y Juárez para dirigirse a Casa Aguayo, donde representantes de la comunidad estudiantil tendrán un encuentro con el gobernador Luis Miguel Barbosa, a quien presentarán propuestas de estrategias para mejorar el entorno no sólo estudiantil, sino de la sociedad en general.

En su presentación, los jóvenes reiteraron que el movimiento “#NiUnaBataMenos” es apartidista, pacífico y sin fines de lucro, y reprueba los actos de vandalismo al patrimonio público o privado durante las marchas.

El ITP también pide seguridad

Estudiantes y directivos del Instituto Tecnológico Poblano (ITP), en paro desde el 27 de febrero, marcharon este martes para exigir al gobierno de Luis Miguel Barbosa mayor vigilancia y condiciones de seguridad para los estudiantes de esa institución.

Acompañados por su rector, Fernando Chapa Lara, los estudiantes salieron desde las instalaciones de la institución, ubicadas en la colonia Maravillas, hasta Casa Aguayo, donde se llevaba a cabo el Martes Ciudadano encabezado por el mandatario estatal.

“Señor gobernador, queremos solución”, “Vivo llegué, vivo quiero seguir”, gritaron los jóvenes frente a la sede gubernamental, mientras una representación de maestros y alumnos, encabezados por el rector, ingresaban a Casa Aguayo para plantear sus exigencias de seguridad.

A su salida de la reunión, Chapa Lara manifestó que el gobierno estatal se comprometió a incrementar los operativos de vigilancia en la zona donde se encuentra el ITP, y que la comunidad estudiantil acordó retomar actividades académicas después de la megamarcha del jueves.

Read 101 times Last modified on Thursday, 05 March 2020 06:04
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…