De las cinco personas que han fallecido en México a causa del Covid-19 (coronavirus), 60 por ciento tenía obesidad y diabetes, y de los casos confirmados hasta ayer, la mayoría (64 por ciento) son personas que tienen de 20 a 49 años de edad.

Además se han detectado siete personas con la infección en las que no se identifica el origen del contagio. Estas son las que dan cuenta del inicio de la transmisión comunitaria, y destaca que cada una de ellas se encuentra en distintos lugares del país, informó anoche José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud (Ssa).

Los datos son indicadores iniciales del comportamiento de la pandemia en México, la cual se prevé tendrá una duración larga, por lo que la población debe atender las medidas de distanciamiento social y restricción de la movilidad dadas a conocer ayer por la mañana, indicó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

En la conferencia vespertina, puntualizó que es el momento adecuado para llevarlas a cabo, pues a diferencia de países como Italia y España, que las adoptaron cuando ya contaban los casos por miles y la transmisión del virus era acelerada, en México, con 405 casos confirmados, hay la posibilidad de administrar el riesgo.

Reconoció que aquí la pandemia podría llegar hasta septiembre u octubre, pero habría mejores condiciones en los servicios de salud para la atención de los enfermos.

En la presentación del reporte de casos, por primera vez se incluyeron los datos sobre las enfermedades que tenían las cinco personas que fallecieron. Además de la obesidad y diabetes, 40 por ciento tenía hipertensión arterial; 20 por ciento vivía con insuficiencia renal y 20 por ciento tenía enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc).

En el informe también destaca que empieza a despuntar la atención de enfermos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con 6 por ciento del total; 71 por ciento fue atendido en unidades médicas de la Ssa, y 19 por ciento en el sector privado

López-Gatell comentó que la convocatoria para contratar personal médico especialista en el manejo de enfermedades respiratorias en áreas de terapia intensiva anunciada en la mañana, fue atendida hasta la tarde de ayer por 425 personas.

Sobre las iniciativas que han planteado algunos gobernadores, como el de Jalisco, algunas que incluso se contraponen con la estrategia nacional, López-Gatell consideró que las interpreta como una genuina preocupación por proteger a su población.

No obstante, el funcionario confió en que será posible establecer mecanismos de coordinación regionales similares al que ya se instauró entre la Ciudad de México y el estado de México.

Read 25 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…