Se deslinda la CDH de caso Chalchihuapan; “no hay  facultades para la investigación”

Foto: La Jornada de Oriente

 

En vísperas a que se cumplan seis años de los hechos violentos, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH) se deslindó de la petición de reabrir el caso Chalchihuapan, bajo el argumento que no tiene facultades para hacerlo debido a que la CNDH a nivel nacional fue quien emitió la recomendación en 2014 en contra del gobierno del panista Rafael Moreno Valle Rosas.

Este martes, el organismo local emitió un comunicado en el que asegura que actúa con estricto cumplimiento de la ley, realizando el mayor esfuerzo para garantizar la protección de los derechos humanos de las personas y en este sentido informa sobre la situación de la solicitud de reapertura del expediente de los hechos suscitados en la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan.

El 9 de julio de 2014 se dio un enfrentamiento entre policías granaderos y pobladores de Chalchihuapan en el que resultó muerto el menor José Luis Tehuatlie Tamayo, así como seis mutilados y un centenar de lesionados.

Por esta razón, dijo que la CDH Puebla dio inició a las investigaciones de oficio abriendo el expediente número 7735/2014-C, por lo que personal del organismo se constituyó en el lugar de los hechos, recabando las quejas correspondientes y realizando las diligencias iniciales del caso.

Explicó que conforme las atribuciones conferidas a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el 30 de agosto de 2014 determinó declarar como violación grave a los derechos humanos, así como ejercer la facultad de atracción de las investigaciones iniciadas por el organismo estatal, con la apertura del expediente CNDH/1/2014/4555/Q/VG, situación que fue notificada en tiempo y forma a las personas involucradas.

Una vez atraída dicha investigación, deslindó a la CDH Puebla con la justificación que deja de tener facultades para intervenir en el asunto.

En ese sentido, refirió que la CNDH asumió a cabalidad la integración e investigación de los hechos que sirvieron de sustento para resolver las violaciones a los derechos humanos de las personas agraviadas.

Fue entonces, relató que el 11 de septiembre de 2014, la CNDH emitió la Recomendación 2VG/2014, donde determinó que existían elementos necesarios para acreditar las violaciones a los derechos humanos de las víctimas directas e indirectas, suscribiendo los puntos recomendatorios al entonces gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, donde se requiere la reparación integral a las víctimas.

Derivado de lo anterior, señaló que el organismo nacional abrió el expediente de seguimiento de la Recomendación para observar el cumplimiento de todos y cada uno de los puntos recomendatorios, en el entendido de que en su momento la autoridad responsable aceptó la recomendación formulada.

Incluso, afirmó que en dicho proceso no existió intervención de la CDH Puebla.

El 21 de noviembre de 2019, informó que en la CDH Puebla se recibió el escrito de una de las personas señalada como víctima en la citada recomendación, por lo que abrió el expediente 7433/2019, mismo que una vez analizado se observó que, entre otras manifestaciones requería la reapertura de las investigaciones y señalaba omisiones y hechos relacionados que considera violatorios a sus derechos humanos que no fueron contemplados en la Recomendación de la CNDH.

Conforme a la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del 10 de junio de 2011, específicamente al artículo 102, apartado B, se incluyó la facultad para que la CNDH investigue violaciones graves a los derechos humanos, cuando así lo juzgue conveniente, pero también cuando lo solicite el Ejecutivo Federal, las Cámaras del Congreso de la Unión, los titulares de los poderes ejecutivos o las legislaturas de las entidades federativas.

Una vez descrita la situación en la que se encuentra el caso, afirmó que se impide legalmente a la CDH Puebla revisar el asunto ya determinado por la CNDH, una vez emitida la declaración de violación grave a los derechos humanos y asumida la facultad de atracción del expediente de queja.

Aunado agregó que el organismo estatal no cuenta con atribuciones legales para tal efecto, debido a que la institución que debe conocer de una reapertura, de omisiones, o bien sobre hechos nuevos relacionados con el caso, estrictamente es competencia la Comisión Nacional.

Lo anterior, argumentó, como lo señala el artículo 108 del Reglamento Interno de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que a la letra señala:

Considerando lo anterior y derivado de que la persona peticionaria solicita en su escrito se investigue a los que en su momento eran, el Secretario de Seguridad Pública del Estado de Puebla y el Fiscal General del Estado de Puebla. No obstante, de las actuaciones en el expediente de queja que integró la CNDH, fueron investigados.

Una vez realizado el análisis y estudio de las actuaciones que obran en el expediente integrado por la CNDH, dijo que se logró concluir que las manifestaciones de la peticionaria, son los mismos hechos, materia de la recomendación emitida por el organismo nacional y que debe ser turnado a este mismo para su conocimiento y resolución.

Read 210 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…