Un equipo de investigación global desarrolló una tecnología pionera que puede hacer que grandes volúmenes de agua de mar sean seguros para beber en menos de 30 minutos.

Este adelanto tecnológico podría proporcionar agua potable a millones de personas en todo el mundo utilizando la energía de manera más eficiente que las prácticas actuales de desalinización, señala un comunicado de la Universidad Monash, con sede en Melbourne, Australia.

Y "las comunidades remotas podrían ser las más beneficiadas", le dice a BBC Mundo el profesor Huanting Wang, que lidera el proyecto.

¿Cómo funciona?

El filtro especialmente diseñado puede generar cientos de litros de agua potable por día y solo requiere luz solar directa para purificarlos, lo que hace que el proceso sea energéticamente eficiente, de bajo costo y sostenible.

Para la fabricación del filtro se utilizan compuestos organometálico(MOF, por sus siglas en inglés), que constan de iones metálicos que forman un material cristalino.

Filtro PSP-MIL-53
Derechos de autor de la imagenGENTILEZA HUANTING WANG
Image caption "El agua salina corre a través del tubo (cubierta con una lámina de aluminio), donde las sales se adsorben sin luz, produciendo agua dulce", explica el profesor Huanting Wang.
Filtro PSP-MIL-53
Derechos de autor de la imagen GENTILEZA HUANTING WANG
Image caption Esta es la regeneración del material MOF exponiéndolo a la luz solar y lavándolo con una pequeña cantidad de agua.

Durante el proceso de desalinización, el filtro, que lleva el nombre de PSP-MIL-53, primero adsorbe (atrae y retiene en su superficie moléculas o iones de otro cuerpo) las sales del agua y luego se coloca bajo la luz del sol para regenerarse.

Ese proceso demora menos de cuatro minutos, antes de que el filtro pueda adsorber la sal del agua nuevamente.

La desalinización y los riesgos en la salud

La Organización Mundial de la Salud sugiere que el agua potable de buena calidad debe tener un sólido disuelto total (SDT) menor a 600 miligramos por litro (mg/l).

Los investigadores pudieron lograr un SDT de menos de 500 mg/l en solo media hora y regenerar el filtro MOF para su reutilización bajo la luz solar.

Este proceso pudo filtrar partículas dañinas del agua y generar 139,5 litros de agua limpia por kilogramo de MOF por día.

"Debido a la disponibilidad de agua de mar y salobre - aquella que tiene más sales disueltas que el agua dulce, pero menos que el agua de mar-, y a que los procesos de desalinización son confiables, el agua tratada puede integrarse dentro de los sistemas acuáticos existentes con riesgos mínimos para la salud", asegura Wang.

"Pero los procesos de desalinización térmica por evaporación y otras tecnologías, como la ósmosis inversa -que utiliza una membrana semipermeable para eliminar iones, moléculas y partículas más grandes-, tienen una serie de inconvenientes, incluido el alto consumo de energía y el uso de productos químicos en la limpieza y decloración de membranas", advierte.

Botella y vaso con agua con el mar de fondo.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa desalinización del agua de mar es una opción viable para la escasez de agua en el mundo, sostiene el especialista.

Por su bajo consumo de energía y sin necesidad de productos químicos durante el proceso, Wang dice que esta nueva tecnología con luz solar puede ser parte de las futuras soluciones de agua limpia.

"La energía solar para filtrar se ha utilizado durante mucho tiempo, donde el agua se evapora y se condensa para producir agua dulce. Pero se necesitan muchas horas para producir suficiente agua para uso doméstico. Nosotros utilizamos la luz solar para reciclar nuestro material, y solo toma unos minutos", le dice a BBC Mundo.

Al ser consultado por el costo de este nuevo dispositivo, el profesor dijo que aún queda camino por recorrer para que sea asequible para la población.

Profesor Huanting Wang.Derechos de autor de la imagenGENTILEZA UNIVERSIDAD MONASH
Image captionEl profesor Huanting Wang lidera el equipo de investigación del desarrollo de este nuevo filtro para convertir agua salada en potable.

"El material sintetizado en el laboratorio no es barato. Se espera que el costo de su producción disminuya significativamente cuando se fabrique a gran escala", asegura.

"Esperamos que el material esté ampliamente disponible y sea asequible después de más investigación y desarrollo", concluyó.

Read 86 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…