Francia anunció este jueves el uso obligatorio de la mascarilla en todo París y Alemania y Corea del Sur, considerados modelo en el control de la pandemia, también aumentaron las restricciones ante un virus que sigue ganando terreno.

Con el retorno de las vacaciones de verano, en Europa los rebrotes se están volviendo críticos: Como media, Alemania suma mil 500 nuevos casos diarios, Francia más de 3 mil, mientras que en España, donde se registran los nuevos focos más graves, los nuevos contagios diarios han llegado a 8 mil.

Ya obligatoria en ciudades como Marsella, Niza o Toulouse, la mascarilla pasará de serlo también en toda la capital francesa, donde ya debía usarse en sitios cerrados, transporte público y ciertas calles, anunció el primer ministro, Jean Castex.

"Nuestro objetivo es hacer todo lo posible para evitar un (nuevo) reconfinamiento generalizado", dijo Castex.

Casi al mismo tiempo, las autoridades alemanas, donde las cifras de nuevos casos son las más altas desde finales de abril, anunciaron que impondrán multas a quienes no usen mascarillas y limitarán a 25 el número de personas que se pueden reunir.

Además, Alemania, que ya prolongó hasta el 14 de septiembre sus restricciones a los viajes turísticos en países de fuera de la Unión Europea, extenderá hasta fin de año la prohibición de público en ferias, festivales y en los estadios, una ducha de agua fría para los clubes de fútbol que esperaban reencontrarse con sus seguidores con la nueva temporada a punto de comenzar.

Como lo fue Alemania en Europa, Corea del Sur fue considerado ejemplo en el manejo del coronavirus, pero ahora tiene récords de contagios diarios (441 en las últimas 24 horas) y, tras redoblar esta semana las medidas de restricción, este jueves debió cerrar las puertas de su parlamento, con un grupo de diputados en cuarentena, ante temores de propagación del virus.

Read 94 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…