Cientos de personas e integrantes de diversos colectivos se manifestaron ayer en al menos 14 estados con el fin de exigir a las autoridades de seguridad pública y procuración de justicia celeridad y eficacia en sus investigaciones para encontrar a los miles de desaparecidos a lo largo del país y frenar este delito.

Con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, se realizaron marchas, mítines, misas, visitas a panteones y fosas comunes, así como inauguración de murales y kioscos, entre otras actividades, en las que repudiaron la falta de voluntad e indolencia de las autoridades encargadas de las investigaciones.

En los actos hubo reclamos, así como lágrimas de frustración y coraje de madres, esposas, hijos y hermanos, entre otros familiares, por no tener a su lado a sus seres queridos. Acusaron que las autoridades, además de manipular las cifras de ausentes, llevan años desestimando este problema.

Tamaulipas ocupa el primer lugar nacional en desapariciones, con 11 mil denuncias. Este domingo organizaciones no gubernamentales se manifestaron en la ciudad fronteriza de Reynosa en repudio al abandono de las indagatorias.

Aseguraron que aunque en la fiscalía del estado existe la Unidad para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, Secuestradas y/o Privadas de su Libertad, las denuncias sólo se archivan.

Jalisco también está entre los primeros lugares, con 10 mil 268 casos, según la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Este domingo, integrantes de organizaciones civiles acudieron a una misa en la catedral metropolitana, en Guadalajara, convocada por Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco. Luego se desplazaron a la Glorieta de los Desaparecidos, donde realizaron un mitin.

En avenida Federalismo y a convocatoria de la organización Por Amor a Ellos, se inauguró un mural con un letrero gigante que dice: Hasta encontrarlos, del colectivo artístico Sin Justicia No Hay Paz.

En Mazatlán, Sinaloa, cientos de personas con hijos y padres desaparecidos participaron en una misa en la catedral basílica de la Inmaculada Concepción para recordar a sus seres queridos. En Culiacán, miembros de los colectivos Sabuesas Guerreras y Voces Unidas por la Vida marcharon para visibilizar a sus desaparecidos.

En Irapuato, Guanajuato, se construyeron tres kioscos donde se colocaron 100 placas con los nombres de personas ausentes y la leyenda Te seguimos buscando. La organización Sembrando Comunidad denunció que la fiscalía estatal no atiende adecuadamente a las familias.

En Chihuahua, activistas y representantes de diversas agrupaciones civiles salieron a las calles a demandar que busquen a sus hijos y hermanos. Se reunieron en los panteones municipales de la capital, Cuauhtémoc y Parral, donde exigieron que se conozca la verdad.

Las organizaciones Justicia para Nuestras Hijas y Centro de Derechos Humanos de las Mujeres demandaron la creación de un plan estatal de búsqueda e identificación de restos humanos que permanecen en fosas comunes.

Asimismo, decenas de personas se concentraron ayer en la plaza de armas de la ciudad de Zacatecas, frente al palacio de gobierno, para reprochar la falta de voluntad política del gobernador Alejandro Tello y del Congreso local para continuar con la búsqueda de miles de desaparecidos en la entidad.

En Baja California, colectivos conmemoraron el día con trabajos de rastreo en el predio La Gallera, en el oriente de Tijuana, donde Santiago Meza, El Pozolero, reconoció haber disuelto en ácido a 300 hombres por orden de Teodoro García, El Teo, lugarteniente del cártel de Tijuana. En la entidad se calcula que hay mil 225 personas desaparecidas desde 2015.

En Nuevo León, el grupo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos inició labores de búsqueda en el municipio de Hidalgo, donde de octubre de 2019 a la fecha se han documentado al menos 40 desapariciones forzadas.

En Veracruz, familiares de personas ausentes protestaron en Coatzacoalcos, Orizaba, Poza Rica y Xalapa; reprocharon a las autoridades federales que, casi dos años después del cambio de gobierno, no haya avances en las pesquisas y continúen las desapariciones.

En Atoyac de Álvarez, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México y el Frente Guerrero por Nuestros Desaparecidos se movilizaron de la Ciudad de los Servicios al zócalo de la localidad, donde instalaron una muestra fotográfica, realizaron una oración ecuménica y un pase de lista de personas ausentes. Por su parte, la Asociación de Familias de Acapulco en busca de sus Desaparecidos organizó una misa en la parroquia de San Isidro Labrador.

Para recordar a los indígenas desaparecidos y exigir verdad y justicia, el Colectivo Hijos por la Identidad y Justicia contra el Olvido y el Silencio, de Oaxaca, publicó en redes sociales un cartel y fotografías con nombres y apellidos a fin de visibilizar a sus familiares y sus rasgos étnicos.

En Puebla, el colectivo Voz de los Desaparecidos informó que, en contraste con los datos de la fiscalía estatal, que sólo reconoce mil 700 carpetas de investigación por desaparición, en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas se estima que hay 3 mil 500 casos.

En Hidalgo, una protesta por desapariciones y asesinatos de mujeres culminó con destrozos en la fachada de la alcaldía y pintas en la barda perimetral de la catedral de Tula y en el busto de Benito Juárez.

 

Read 233 times Last modified on Monday, 31 August 2020 14:56
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…