Print this page

Nuevas esperanzas en la lucha médica contra el coronavirus. Un estudio observacional con 778 pacientes de covid-19 de 60 hospitales españoles ha concluido que el medicamento tocilizumab, utilizado contra la artritis reumatoide, reduce el riesgo de morir y la necesidad de ventilación mecánica. Los pacientes que tomaron el fármaco —suministrado con cierta frecuencia durante la pandemia en los hospitales— tienen tres veces menos posibilidades de morir que el resto, según el análisis. Hasta ahora solo la dexametasona en dosis bajas había demostrado su eficacia contra el patógeno.

“Empezamos a ver que el tocilizumab tenía eficacia con la inflamación pulmonar —que provoca la muerte en la covid-19— y ahora debería ser estudiado en ensayos aleatorizados en pacientes con ese perfil clínico. Y en pacientes que no puedan incluirse en ensayos, podría considerarse como una opción de tratamiento”, avanza Jesús Rodríguez Baño, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas en el Hospital Virgen de Macarena de Sevilla y coordinador del estudio. La investigación es observacional, recopila información para analizarla, no es un ensayo clínico —más riguroso y con mayor evidencia—, y ha indicado la eficacia del tocilizumab con pacientes ingresados con hiperinflamación, entre un 40% y un 60% de los hospitalizados por covid-19, un porcentaje alto, destacan los investigadores.

“Es muy importante porque confirma que la gente que apostó por el tocilizumab va por buen camino. Dice seguid, seguid, seguid, que disminuye la mortalidad. Y también es muy importante porque los ensayos clínicos tardarán en llegar y la covid corre prisa”, resume Juan Pablo Horcajada, jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas y coordinador general covid en el Hospital del Mar de Barcelona. “Los médicos que hemos vivido la covid desde el principio pensamos que ante tanta inflamación [pulmonar] había que darlo [el tocilizumab]. No es café para todos, es para un tipo de paciente concreto y no está exento de efectos adversos”, precisa Horcajada.

El laboratorio fabricante del medicamento, Roche, elaboró un ensayo clínico —aún no publicado— y avanzó que el tocilizumab no ofrecía eficacia contra el coronavirus, lo que decepcionó a muchos de los especialistas que luchaban en las UCI. “El informe de Roche hizo mella y bajó expectativas, pero no para retirarlo, ya que solo publicó una nota de prensa y no sabemos bien a qué tipo de paciente se le suministró”, explica Horcajada. “Nosotros queremos rebatirlo y creemos que dio negativo porque no se ha probado en pacientes con inflamación”, añade Rodríguez Baño. La pregunta es si ahora Roche invertirá fondos para elaborar un ensayo clínico —siempre costoso y de al menos seis meses— con pacientes con biomarcadores de inflamación, que podría corroborar la investigación española.

“Nuestro estudio sugiere que el tocilizumab podría ser eficaz, no demuestra”, matiza José Ramón Arribas, jefe de Enfermedades Infecciosas en el hospital madrileño de La Paz. Un reciente estudio desarrollado en Estados Unidos con el mismo fármaco publicó resultados parecidos que indican sus beneficios para luchar contra el coronavirus.

Los 778 pacientes contagiados por covid-19 y elegidos para el estudio debían haber sufrido una fiebre mantenida en el tiempo o necesitar una mayor oxigenoterapia, además de sufrir un empeoramiento en sus parámetros de laboratorio indicativos de inflamación sistémica.

El trabajo, publicado en la revista Clinical Microbiology and Infection, ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III ―con 8.000 euros de presupuesto― y elaborado bajo el auspicio de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa (REIPI) y la Fundación SEIMC-GeSIDA, en hospitales como el Virgen de Macarena, Gregorio Marañón, La Paz o Bellvitge.

Read 251 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…