La alianza entre Morena y PT en el Senado se rompió en definitiva durante la discusión de la minuta para eliminar los 109 fideicomisos. Hubo acusaciones mutuas de traición entre legisladores de ambas bancadas, luego de que los seis legisladores petistas votaron con la oposición y advirtieron en el pleno que son aliados del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero no empleados de nadie.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, expuso en tribuna que con sus aliados de PES y PVEM sacarían la reforma, en referencia a que los seis petistas expresaron públicamente que no avalarían la propuesta del Ejecutivo federal.

Decirle que no en ocasiones al Presidente también es una forma de ayudar al pueblo de México, recalcó la coordinadora petista, Geovanna Bañuelos, e insistió en que no se debe generalizar que todos los fideicomisos se han empleado de manera incorrecta.

El senador Rubén Rocha (Morena) consideró una traición de quienes impulsaron la alianza Juntos Haremos Historia no respaldar uno de lo compromisos de López Obrador: desaparecer los fideicomisos.

En tribuna, Nancy de la Sierra (PT) demandó no desaparecer 37 fideicomisos y reveló que un día antes senadores de Morena inconformes con esa reforma fueron llevados a una entrevista con el secretario de Hacienda para convencerlos de votar en favor. Algunos ni se presentaron a la sesión, dijo en referencia a Ifigenia Martínez y Ricardo Ahued.

Expuso que las diferencias con Morena vienen de antes, cuando no estuvieron de acuerdo en el nombramiento del presidente del Senado, y dirigiéndose al morenista Alejandro Armenta, sostuvo: No queremos más amenazas ni sonrisas a medias. El aludido reviró: Si la senadora De la Sierra quiere traicionar al Presidente, que lo haga, está en su derecho.

Read 129 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…