El gobierno de México confía en que en diciembre empiece el proceso de vacunación contra el Covid-19 con el biológico de Pfizer –que ha demostrado efectividad de más de 90 por ciento–, anticipó ayer el canciller Marcelo Ebrard.

Aseguró que el titular de la Secretaría de Salud (Ssa), Jorge Alcocer, tiene listo su plan de vacunación, lo que es una muy buena noticia para México. Arrancará con una distancia muy breve respecto a Estados Unidos y Alemania, una vez que lo apruebe la Administración de Alimentos y Medicamentos estadunidense –estimado para el 10 de diciembre–, y entre cuatro o seis días después dé inicio la inmunización en el país vecino, precisó.

Si todo sale como hemos previsto y la autoridad regulatoria considera que se puede aprobar en ambas naciones, México estará iniciando su proceso también en diciembre, afirmó Ebrard en la conferencia de prensa matutina.

En tanto, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) están “con un dispositivo especial para facilitar todo el proceso sin dilación… Deseamos fuertemente que en el caso de Pfizer y CanSino”, que han hecho la oferta de surtir al mercado mexicano, estén listas en diciembre, para que de inmediato sea pueda ser utilizada.

Ayer mismo, la Cofepris recibió indicaciones para el proceso de vacunación, método de entrenamiento para personal de salud y la definición de las características del expediente requerido para México por parte de Pfizer. Y hoy la empresa, precisó el Ebrard, ingresará el expediente técnico a la instancia mexicana para el inicio de su análisis.

Una vez que defina la planta que utilizará –ya sea en Estados Unidos o en Europa– transcurrirán cinco días hábiles para que llegue la vacuna a México. Detalló que el día uno se mandará vía aérea hacia México, para que llegue el día 3, aproximadamente; el día 4 es el proceso de desaduanización y ese mismo día o al siguiente se enviará a los centros de distribución para finalmente tenerla en el punto de inmunización que señale la Secretaría de Salud.

Recordó que el portafolio de México incluye proyectos de vacuna de alta afectividad. Actualmente hay tres procesos de precompra con CanSino Biologics (35 millones de dosis), Pfizer (en un rango de 15.5 a 34.4 millones de dosis, según convenga el sector salud) y AstraZeneca (77.4 millones de dosis), la única sin fines de lucro.

El antígeno para esta última se produce en Argentina, y con CanSino se desarrollan en México los estudios clínicos de la fase 3 –15 mil voluntarios en 20 centros autorizados de 16 estados– y una vez que se cuente con autorización de emergencia, el biológico será enviado al país para llenado final y envasado.

Read 72 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…