Feministas acusan que la Policía Estatal intenta intimidarlas con su presencia en el Congreso

Es Imagen

 

En el séptimo día de la toma del Congreso de Puebla, las feministas que se mantienen apostadas dentro del palacio legislativo en demanda de que se despenalice el aborto denunciaron que el operativo que montó la policía estatal tuvo como propósito intimidarlas y provocarlas, para justificar un desalojo.

“Esperan que rompamos algo para criminalizarnos y desalojarnos; sin embargo, nosotras no tenemos miedo, porque nos hemos mantenido en la toma de manera pacífica y así seguirá”, declaró una de las activistas desde uno de los balcones de la parte alta del inmueble, el cual se mantiene cerrado desde el inicio de la protesta, por indicaciones del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla.

En la conferencia de medios que las feministas improvisaron con el uso de un altavoz, aseguraron que ha sido una constante las violaciones a sus derechos humanos por parte del Poder Legislativo.

Relataron que los actos de intimidación iniciaron la noche del domingo pasado, en el marco de una marcha de diversos colectivos que se solidarizaron con su lucha, luego de que un grupo de activistas burló el cerco que mantenían elementos de seguridad privada, contratados por el Congreso, y accedió al edificio por uno de los balcones con ayuda de una escalera.

Una vez que concluyó la protesta, el personal del Poder Legislativo comenzó a grabarlas con sus celulares a la distancia, situación de la quedó constancia en una transmisión en redes sociales realizada por las inconformes.

Esa misma noche las feministas también acusaron al personal de seguridad privada de agredir físicamente a ciudadanos que intentaron ingresar víveres al Congreso, a quienes expulsaron a empujones.

Explicaron que las acciones en su contra continuaron a las nueve y media de la mañana de ayer, con el ingreso de un grupo de policías estatales por la puerta posterior del Congreso, la cual conduce al área de estacionamiento y conectada con las oficinas principales, donde ellas se mantienen.

Responsabilizaron a los efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública de hostigarlas, ya que instalaron un cerco en torno al salón donde se encuentran, desde el cual grabaron sus movimientos, junto con los elementos de seguridad privada.

Advirtieron que no cederán en su lucha ni abandonarán el palacio legislativo, donde se instalaron desde el 24 de noviembre pasado, hasta que exista un compromiso por escrito de los legisladores con la despenalización del aborto.

También reprobaron que el presidente del Congreso pretenda atender su petición en un parlamento abierto que organiza con el resto de los líderes legislativos, sin tomarlas en cuenta.

Asimismo, exigieron el cumplimiento de los acuerdos a los que llegaron en la primera mesa de diálogo con Gabriel Biestro, celebrada el jueves y viernes pasado, consistente en emitir un exhorto público a las diversas instituciones responsables de atender la alerta por violencia de género que se activó en Puebla, con el fin de analizar la falta de resultados.

Read 97 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…