En 2017 la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) recibió el Premio Nobel de la Paz. Era el comienzo de un camino que augura un final feliz, o al menos su posibilidad. El Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares (TPNW) obtuvo un importante empuje, con la adhesión de los países suficientes para su entrada en vigor tras la celebración del 75 aniversario de los ataques con bombas atómicas a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Esto llevó a que a fecha de hoy 52 estados ratificaran el Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares que prohíbe a sus signatarios producir, almacenar, vender y usar armas nucleares.

Este tratado es el primer acuerdo internacional legalmente vinculante que prohíbe de manera integral las armas nucleares con el objetivo final de su eliminación total. Fue adoptado el 7 de julio de 2017, abierto a la firma el 20 de septiembre de 2017 y ha entrado en vigor el pasado viernes 22 de enero de 2021. Por fin una buena noticia en este convulso inicio de año.

El viernes 22 de enero, en Nagasaki e Hibakusha, la ciudadanía se reunió para celebrar  la entrada en vigor del tratado. En un acto simbolico con globos amarillos que representa cada uno 10 armas nucleares, los fueron desinflando para visualizar la desactivación de las armas nuclereas. Mil trescientos globos para representar las trece mil armas nucleares que existen en la actualidad. Sin embargo, pese a que Japón es el único país del mundo que ha sido atacado con armas nucleares, no es uno de los estados firmantes. La ciudadanía japonesa quiere que su gobierno se adhiera pero Japón se encuentra bajo la protección del paraguas nuclear estadounidense y no se ha atrevido a desobedecer.

 

Este tratado es el primer acuerdo internacional legalmente vinculante que prohíbe de manera integral las armas nucleares con el objetivo final de su eliminación total. Fue adoptado el 7 de julio de 2017, abierto a la firma el 20 de septiembre de 2017 y ha entrado en vigor el pasado viernes 22 de enero de 2021.
  

Debemos reconocer que los estados firmantes son principalmente de África, América Latina y Asia, y son estados sin armas nucleares. Obviamente Estados Unidos no ha firmado, y se ha mostrado abiertamente en contra. De Europa solo se han sumado Irlanda, Austria, Malta y Liechtenstein, pero los 30 estados miembros de la OTAN, entre ellos España, no se han unido alegando que las armas nucleares son esenciales por razones disuasorias. La OTAN ha declarado que mientras existan armas nucleares, continuará siendo una alianza nuclear.

Es importante saber que aproximadamente el 90% de las armas nucleares están en manos de Estados Unidos y Rusia, y el resto se reparten entre China, Francia, Gran Bretaña, Pakistán, India, Corea del Norte y presumiblemente Israel, una potencia nuclear no declarada.

A día de hoy se estima que, en la Base Aérea Büchel en el suroeste de Alemania, hay almacenadas 20 bombas nucleares estadounidenses, por un acuerdo de intercambio de armas nucleares con la OTAN. Todos los años se realiza un simulacro de ataque nuclear denominado Steadfast Noon, en el que personal de varias fuerzas aéreas de la alianza militar ensayan la respuesta ante un ataque, usando estas bombas.

Leo Hoffmann-Axthelm, representante de ICAN en Bruselas, declaró el viernes que la entrada en vigor del TPNW marca un hito, y a partir de ahora habrá “mucha más presión sobre las potencias nucleares para que finalmente cumplan sus antiguas promesas de desarme”.

Antiguas porque lo que se ha visto en los últimos años ha sido todo lo contrario, un esfuerzo para la renovación y modernización del arsenal militar.

Es por eso que este logro que ya suma 52 estados no nucleares es un gesto de hartazgo por parte de un mundo que ya no está dispuesto a aceptar esta situación por más tiempo. En julio de 2017, fueron 122 estados los que votaron a favor de la adopción del tratado de prohibición, y al alcanzar los 50 estados para la ratificación el 24 de octubre de 2020, con la firma de Honduras, quedó todo listo para su entrada en vigor.

Sabemos que el camino aún es largo, pero estamos de celebración porque las armas nucleares que siempre han sido inmorales. Ahora ya son ilegales

 

Read 92 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…