Este viernes 26 de junio, Candelaria Ochoa renunció a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), según confirmaron fuentes de gobierno, aunque no se ha hecho público oficialmente.

Su renuncia se da un día después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador fue nuevamente criticado por feministas por hacer un comentario que normaliza el rol de las mujeres como cuidadoras y la falta de responsabilidad de los hombres en esas tareas, al decir que “por tradición” las hijas cuidan más de los padres y los hombres son más “desprendidos”.

Ocurre también a una semana de que tres mujeres presentaron su renuncia a diversos cargos federales: Mónica Maccise al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), tras los comentarios de López Obrador de que no sabía que existía este organismo y su sugerencia de desaparecerlo; Asa Christina Laurell a la Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sistema de Salud (SIDSS), denunciando que no se estaba fortaleciendo el sistema público de salud; y Mara Gómez a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), después de decir que la austeridad ordenada por el presidente dejaría inoperante a su organismo y ante las protestas de víctimas que exigían su salida.

Apenas el jueves 25, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, fue cuestionada sobre si había habido violencia política de género contra estas mujeres, en especial hacia Maccise y Gómez, que estaban adscritas a su secretaría, a lo que contestó que no porque ellas renunciaron porque quisieron.

Candelaria Ochoa fue el centro de una polémica a principios de mes porque viajó de la Ciudad de México a Guadalajara, Jalisco, de donde es originaria, para participar en una manifestación por el presunto asesinato de Giovanni López a manos de policías. Ante la violencia desatada en las protestas por la reacción policial, el gobernador Enrique Alfaro acusó un intento federal por desestabilizar su gobierno, y como prueba señaló la presencia de Ochoa.

La todavía comisionada había sido diputada por Jalisco en la legislatura pasada, impulsada por Movimiento Ciudadano, el partido que también llevó a Alfaro al poder.

Ochoa tiene una amplia trayectoria como feminista, estudios académicos de género, y en varias ocasiones ha sido parte del Consejo Social o la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). Sin embargo, su papel en el gobierno actual ha sido criticado por otras activistas que señalan que la trayectoria de varias mujeres de esta administración no se está reflejando en mejores políticas públicas de género, como el hecho de que no se hayan elaborado todavía los programas nacionales para la Igualdad y para una Vida sin Violencia.

La Conavim tiene a su cargo, entre otras estrategias y políticas, el funcionamiento de los Centros de Justicia para las Mujeres, que durante los cierres de actividades para hacer frente a la pandemia de COVID-19 dejaron de dar ciertos servicios a las mujeres y redujeron a la mitad sus atenciones a víctimas de violencia machista.

Read 57 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…