En junio el indicador de precios registró un alza de 0.55 por ciento respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 3.33 por ciento, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Como resultado, los precios de los alimentos procesados y de vegetales han sido los que más se encarecieron en el último año, 6.59 y 13.14 por ciento, respectivamente.

Los energéticos destacan por ser el único grupo cuyo costo ha bajado entre junio del año pasado y éste. El grupo exhibe una baja de 4.57 por ciento, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Inegi detalló que el índice subyacente, donde se comprenden los insumos de precio más estable, se incrementó 0.37 por ciento mensual y 3.71 por ciento anual; el costo de las mercancías creció 0.60 por ciento y los de los servicios 0.11 por ciento entre mayo y junio.

El índice de precios no subyacente, que se ve más afectado por la volatilidad, aumentó 1.12 por ciento mensual y 2.16 por ciento anual. Al interior de éste, los precios de los productos agropecuarios retrocedieron 2.09 por ciento, mientras que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 3.85 por ciento también en un solo mes.

De acuerdo con el organismo, las gasolinas, el pollo y el gas fueron los productos cuyo encarecimiento más afectó al INPC; como contraparte el jitomate, huevo, el chile serrano y el limón fueron a la baja.

Inegi documentó que en Chiapas, Yucatán, San Luis Potosí y ambas Baja California es donde más se encarecieron los bienes y servicios que registra el indicador, mientras Nuevo León, Tlaxcala, Puebla, Guerrero y Querétaro tuvieron la mayor baja.

Read 109 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…