Flujo migratorio de británicos a países de la Unión Europea incrementó un 30% tras el Brexit
Varias personas en bici en el centro de Londres.
Varias personas en bici en el centro de Londres. HANNAH MCKAY REUTERS

El Brexit ha disparado la inmigración de ciudadanos británicos a los países de la Unión Europea. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), revelados por The Guardian, el flujo de británicos con destino a los 27 países de la UE ha subido un 30% desde el 2016.

Entre el período 2008-15, el número de inmigrantes del Reino Unido a la UE fue de 56.832 al año por término medio. A partir del 2016, el año de la victoria del Brexit en el referéndum, la cifra ha subido en torno a 73.642 inmigrantes anuales, con España, Alemania y Francia como destinos preferentes.

En España, se registraron 21.000 inmigrantes británicos entre el 2016 y el 2018 (frente a la media anual de 2.300 al año antes el Brexit). El número real de ciudadanos británicos es en cualquier caso muy superior a los 380.000 registrados oficialmente.

Alemania ha adelantado entre tanto a Francia como segundo destino preferente del éxodo del Brexit, con Irlanda y los Países Bajos en cuarto y quinto lugar.

Entre el 2016 y el 2018 se produjo también un aumento espectacular del 500% en el número de británicos solicitando la nacionalidad en países europeos. En Alemania, el incremento fue incluso del 2.000%: un total de 31.600 británicos pidió la ciudadanía en los dos años posteriores al voto del Brexit (un total de 14.600 solicitaron la nacionalidad dual, frente a 622 en el 2015). Reino Unido fue de hecho el segundo país por el número de peticiones de ciudadanía en Alemania, por detrás de Turquía y por delante de Polonia y Rumanía.

"Estamos hablando de cifras de una magnitud similar a la que ocurre en momentos de gran crisis política o económica", reconoció a The Guardian Daniel Auer, coautor del estudio apadrinado por la Universidad de Oxford en Berlín y el Centro de Estudios Sociales de la capital alemana.

El estudio revela que muchos británicos tomaron la decisión de abandonar su país de "un modo rápido e impulsivo", con un relativo factor de riesgo y teniendo en cuenta las consideraciones económicas.

"El salto en las peticiones de nacionalidad en otros países demuestra es una evidencia de cómo la gente ha tomado la decisión de emigrar por temor al impacto del Brexit en sus vidas", puede leerse en el informe.

El estudio detecta el éxodo que se produjo en los tres primeros años, durante el forcejeo político entre Londres y Bruselas. La tendencia se mantuvo al menos hasta finales del 2018, aunque de momento no hay datos sobre el impacto tras la culminación del Brexit el 31 de enero del 2020 o sobre el efecto que ha podido tener a lo largo del año en curso la pandemia del coronavirus.

Read 103 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…