Estados Unidos opta por abandonar el Tratado de Cielos Abiertos

Llevaba ya unos meses dándole vueltas y al final ha consumado sus planes. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves que su país abandonará el Tratado de Cielos Abiertos que entró en vigor hace casi dos décadas, un pacto de control de armas que cuenta en la actualidad con 34 países firmantes y que permite desde entonces vuelos de reconocimiento sin armas sobre sus respectivos territorios.

"Creo que tenemos una muy buena relación con Rusia, pero Rusia no se ha adherido al tratado y mientras no lo haga, nosotros lo abandonaremos", dijo Trump este jueves en un encuentro con la prensa en la Casa Blanca en el que justificó la retirada alegando que Moscú lleva tiempo violando ese pacto y en el que adelantó que la intención de su administración es que se vuelva a negociar un nuevo acuerdo

Desde Washington consideran que Rusia se está aprovechando desde hace tiempo de esos vuelos de reconocimiento sobre territorio estadounidense para identificar infraestructuras clave en el país que puedan ser vulnerables a ciberataques, según revelaron varias fuentes oficiales al periódico 'The New York Times', que fue el primero en anunciar los planes de retirada de la Administración Trump.

El abandono del Tratado de Cielos Abiertos, que no se materializará hasta dentro seis meses, según las mismas fuentes consultadas por ese periódico, supondrá también en la práctica el desmantelamiento de Acuerdo Nuevo START, que limita la cantidad de misiles nucleares que cada país puede desplegar y que expira en febrero de 2021, el último gran tratado de control de armas nucleares entre Washington y Moscú.

"Probablemente vamos a negociar un nuevo acuerdo con Rusia sobre tratados de armas y a lo mejor China también se incluye, pero ya veremos qué pasa", aseguró el presidente, quien planea comunicar este mismo viernes al presidente, Vladimir Putin, su decisión de abandonar en los próximos meses el Tratado de Cielos Abiertos, diseñado en su momento para promover una mayor transparencia en las actividades militares de los países firmantes.

La Administración Trump ya anunció a mediados del 2019 la retirada de su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, otro de los grandes pactos militares que fueron firmados por ambas potencias durante la Guerra Fría y que prohibía a Washington y Moscú el uso de misiles de corto y medio alcance, lo que aumentó el temor a una nueva carrera armamentística.

Por otro lado, el presidente estadounidense aseguró que la próxima reunión del G-7 debería celebrarse de manera presencial el próximo junio para enviar una señal de "normalidad" en medio de la pandemia del coronavirus porque, según dijo, se están "haciendo las cosas bien" tanto en Estados Unidos como en otros países. "Será probablemente en la Casa Blanca, quizá combinado con Camp David", explicó Trump a los periodistas.

A mediados de marzo, el mandatario se vio obligado a cancelar esa reunión, que estaba prevista inicialmente para el 10 y 11 de junio, debido a la expansión de Covid-19, una enfermedad que ha dejado ya casi 94.000 muertos en EEUU y más de 1,5 millones de casos de contagio contabilizados, según los últimos datos disponibles en la página web de la Universidad Johns Hopkins.

Read 35 times Last modified on Saturday, 23 May 2020 12:45
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…