Print this page
Entre críticas y halagos AMLO se reúne con Donald Trump en Estados Unidos

En su primera visita a Washington como presidente, Andrés Manuel López Obrador inició el día colocando ofrendas florales ante los monumentos a Benito Juárez y Abraham Lincoln, y algunos mexicanos se acercaron a esos sitios para darle la bienvenida y corear es un honor estar con Obrador, mientras líderes migrantes y políticos demócratas continuaron criticando la reunión.

Horas antes de su llegada a la Casa Blanca para su visita de trabajo con Donald Trump, el mandatario mexicano hizo su tributo a las dos figuras del siglo XIX que fueron contemporáneos, como símbolo que sería empleado después en la reunión con su anfitrión para resaltar a esos héroes de sus respectivos países como ejemplos de una relación bilateral de altura.

Los simpatizantes, algunos de los cuales llegaron desde el martes en la noche a la embajada de México ubicada a unas cuadras de la Casa Blanca para ofrecer mensajes de bienvenida, se trasladaron después frente a la Casa Blanca donde, incluso con mariachi, continuaron expresando su solidaridad a López Obrador.

El Presidente mexicano no tuvo mayor interacción con ellos más allá del envío de saludos y abrazos simbólicos, ni con algunos líderes de organizaciones de inmigrantes que llegaron con la esperanza de verse con el mandatario.

También continuaron las expresiones de protesta, incluso algunas virtuales, por una diversa gama de organizaciones que criticaron la visita tanto por su repudio al antimigrante presidente estadunidense como por no ser incluidos en la agenda de trabajo de López Obrador en este viaje.

Este no es un día de celebración, sino de vergüenza binacional, afirmó Ángelica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles, al reprobar la visita a un presidente antimigrante y antimexicano, enumerando varias de sus políticas y consecuencias. Esa agrupación consideró que la visita “es sal en el orgullo herido de inmigrantes mexicanos quienes sufren redadas, separación de familias en cárceles de inmigrantes y discriminacion y racismo…”

Por otro lado, tambien continuaron las críticas a la reunión bilateral de políticos demócratas. El diputado Eliot Engel, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la cámara baja, criticó las políticas antimigrantes y contra México de Trump en una serie de tuits, concluyendo que al escuchar al gobierno pintar de rosa los vínculos entre Estados Unidos y México hoy día, no olvidemos que la política de Trump hacia el vecino país ha sido un fracaso total y ha causado daños incalculables a la gente de ambos lados de nuestra frontera.

Algunos analistas y diplomáticos retirados estadunidenses siguieron expresando dudas sobre los tiempos y propósitos concretos del viaje.

Roberta Jacobson, ex embajadora de Estados Unidos en México, dijo que se tiene que pensar en cómo esta visita será usada por Trump y que tampoco queda claro exactamente la finalidad de este viaje para López Obrador, ya que no había ninguna urgencia. Sin resultados concretos más allá de una declaración, es más bien una oportunidad perdida, mientras que uno se tiene que preocupar por las consecuencias no intencionadas de la visita por no incluir reuniones con otras fuerzas políticas, en particular el liderazgo demócrata, en una coyuntura electoral, comentó en un foro del Wilson Center.

Por otra parte, analistas como el profesor Raúl Hinojosa, de la Universidad de California, señalan en nuevas investigaciones que los más afectados por el manejo político de la pandemia en este país son los inmigrantes indocumentados mexicanos, tanto por los efectos de salud como por las consecuencias económicas, y por la negación de toda asistencia, pero su situación no estaba sobre la mesa en la Casa Blanca.

Read 240 times Last modified on Thursday, 09 July 2020 08:22
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…