Estados Unidos reanuda las deportaciones de familias migrantes centroamericanas en vuelos

 

Las autoridades estadounidenses comenzaron el viernes a deportar a familias migrantes en vuelos a Centroamérica como parte de un sistema expedito para expulsar a las personas que llegaron sin autorización a través de México.

Las deportaciones aceleradas han sido una táctica utilizada por las administraciones republicanas y demócratas en un esfuerzo por disuadir los cruces fronterizos ilegales, y se producen en medio de un aumento en las llegadas.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que las familias fueron enviadas de regreso a sus países de origen, principalmente Guatemala, El Salvador y Honduras.

"El proceso de deportación acelerada es un medio legal para administrar de manera segura nuestra frontera, y es un paso hacia nuestro objetivo más amplio de lograr un procesamiento de la inmigración seguro y ordenado", dijo el DHS en un comunicado.

El número de migrantes detenidos por las autoridades estadounidenses que cruzan ilegalmente la frontera con México aumentó un 4,5% en junio, respecto al mes anterior, a pesar de las predicciones de una caída, dijeron las autoridades en julio.

La frontera sur de Estados Unidos ha atraído un número récord de migrantes a lo largo de la pandemia y después de que América Central fuera azotada por una serie de tormentas particularmente destructivas.

Legisladores republicanos critican al presidente Joe Biden por revertir las restricciones decididas bajo el gobierno de Donald Trump, incluida la política de "permanecer en México", que obligó a miles de demandantes de asilo de América Central a quedarse del lado sur de la frontera hasta que se procesaran sus solicitudes.

Funcionarios del gobierno de Biden anunciaron planes el lunes para utilizar los vuelos de deportación expedita tras otro aumento en el número de familias centroamericanas indocumentadas que cruzan la frontera.

Aproximadamente un tercio de los detenidos en junio por las autoridades estadounidenses eran mexicanos, seguidos de tres países del llamado Triángulo del Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador).

La mayoría de los migrantes sudamericanos procedían de Ecuador y Venezuela.

El número de niños que cruzaron sin padres o tutores en junio, a quienes el gobierno de Biden promete reasentar en Estados Unidos en lugar de devolverlos a México, aumentó 8% desde mayo, totalizando 15.253, más de 500 por día.

con material de agencias

Read 240 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…