Donald Trump ha considerado despedir a Robert Mueller por la investigación del Rusiagate

La información dada a conocer este lunes de que la oficina de Michael Cohen, abogado personal del presidente Donald Trump, había sido allanada, sorprendió de alguna manera a quienes siguen de cerca la investigación especial sobre la campaña electoral del presidente debido a que el cerco sobre el entorno del mandatario parece cerrarse.

Aunque la operación llevada a cabo por agentes del FBI fue ordenada por un fiscal de Nueva York, se llevó a cabo a petición del fiscal especial, Robert Mueller, quien investiga las posibles conexiones entre Rusia y la campaña que llevó a Trump a la Casa Blanca.

Debido a que los posibles delitos de Cohen escapan de ese foco, el hecho de que Mueller haya pedido a otro fiscal llevar a cabo el allanamiento, significa que hay razones suficientes como para pensar que hay indicios suficientes como para procesar al abogado por otros delitos.

Cohen fue quien realizó el pago de 130,000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels a finales de la campaña de 2016 para que no hablara a los medios sobre el supuesto romance que tuvo con el presidente. La manera en que se realizó ese pago es el foco de esta nueva investigación que no solo podría llevar a Cohen a la cárcel por el presunto delito de fraude bancario, sino que además podría encontrar nueva información que puede comprometer al propio Trump.

La reacción del presidente a este allanamiento fue dura. La calificó de cacería de brujas y a una pregunta de si despediría a Mueller por eso, dijo: "Bueno, creo que es una desgracia lo que está pasando. Veremos qué pasa (...) y muchas personas han dicho, 'deberías despedirlo".

El impacto político que generaría el despido de Mueller, un tema que ya se ha discutido en los últimos meses en la Casa Blanca, tendría consecuencias difíciles de medir, entre ellas un juicio político contra Trump por obstrucción a la justicia.

El hecho de que Trump haya dicho el lunes que sigue siendo blanco de una "cacería de brujas" recalentó la posibilidad de que Mueller sea despedido en el corto plazo. Este martes el senador republicano por Carolina del Norte, Thom Tillis, insistió en su idea de aprobar una ley que limite la habilidad de Trump para despedir a Mueller. "Creo que es un proyecto de ley que fortalece esa figura más allá de esta presidencia", dijo.

Pero para agregar más tensión al estado de cosas, este martes la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders dijo que el presidente tiene toda la autoridad para despedir a Mueller: "Él ciertamente cree que tiene el poder de hacerlo", fue su respuesta a una pregunta de un peiodista en su acostumbrada rueda de prensa.

En ese contexto y en vista de lo que podría ocurrir, presentamos la opinión de actores políticos clave en el gobierno federal.

  • Chuck Grassley, líder republicano en el Comité Judicial del Senado:

"Creo que sería un suicidio para el presidente despedirlo", aseveró a CNN. "Creo que mientras menos hable el presidente sobre todo esto, mejor estará. Creo que Mueller es una persona de estatura y respetado, yo lo respeto. Dejemos que siga adelante".

  • Paul Ryan, republicano, presidente de la Cámara de Representantes:

"Como jefe del Congreso siempre he dicho que a Mueller y su equipo debería permitírseles hacer su trabajo", dijo hace unos días vía Twitter. 

  • Lindsey Graham, senador republicano por Carolina del Norte:

"Sería el comienzo del fin de su presidencia", afirmó al programa de TV State of the Union. El influyente senador indicó que hará todo lo que esté a su alcance para asegurarse de que Mueller termine su investigación. "La única razón para que Mueller sea despedido es por una causa y no veo una".

  • Trey Gowdy, representante republicano por Carolina del Sur:

Pese a que el congresista avaló la conclusión del comité de Inteligencia de la Cámara Baja de que no hubo colusión entre la campaña de Trump y Rusia para afectar los resultados de las campaña de 2016, fue claro al afirmar que Trump no debería ni pensar en despedir al fiscal especial. "Si no has hecho nada equivicado, deberías querer que la investigación siga su curso", dijo a Fox News.

  • Rand Paul, senador republicano por Kentucky :

"No lo aconsejaría", dijo hace unos días a CNN, aunque reconoció que no le molestaría mucho ya que es uno de los pocos políticos en Washington que cree que la figura del fiscal especial tiene mucho poder "para hacer lo que ellos quieran". Paul se refiere al amplio alcance de la investigación de Mueller, que puede ir más allá del tema central de las indagaciones, es decir, la campaña presidencial republicana y el papel de Rusia.

"Cuando miran las declaraciones de impuestos de la gente de hace 20 años, realmente creo que el poder es tan ilimitado que es preocupante para las personas que son el foco de la investigación".

  • Marco Rubio, senador republicano por Florida:

El senador dice que apoya cualquier ruta que tome la investigación de Mueller: "A donde sea que la evidencia y a donde sea que los hechos nos lleven".

  • Senador demócrata por Nueva York, Chuck Schumer:

Después de que Trump hizo sus comentarios, el líder de la minoría demóctata en el Senado, Chuck Schumer, advirtió que si Trump está "pensando en usar la redada del FBI para despedir al fiscal especial Mueller o interferir con la cadena de mando en la investigación de Rusia, nosotros los demócratas tenemos un mensaje simple para él: No".

"Mueller es republicano", señaló Schumer, y ha "descubierto un patrón profundo y detallado de interferencia rusa en nuestras elecciones que dio lugar a acusaciones y declaraciones de culpabilidad. También llevó a la propia administración Trump a sancionar a sujetos rusos, prueba de que no es la llamada 'cacería de brujas'. La investigación es crítica para la salud de nuestra democracia y debe permitirse que continúe".

  • Dan Kildee, representante demócrata por Michigan:

"¿Por qué el presidente teme los hechos y la verdad?", dijo Kildee, quien además añadió: "No importa cuáles sean los hechos". La declaraciones de la congresista ocurrieron el pasado mes de diciembre cuando un total de 171 miembros del Partido Demócrata en ambas cámaras del Congreso enviaron una carta al vicefiscal Rod Rosenstein -quien designó a Mueller- defendiendo el trabajo dentro de la investigación especial sobre el Rusiagate.

  • Maxine Waters, representante demócrata por California:

"Hay un esfuerzo organizado por los republicanos, en concierto con Fox News, para construir una narrativa falsa y conjurar escenarios escandalosos para acusar a Mueller de ser parcial", indicó Waters el pasado mes de diciembre a Los Angeles Times.

Read 181 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…