La Radio es un medio eminentemente visual, advirtió Marshall McLuhan.

Y otro texto recuerda que eso es posible porque los humanos no tenemos dos ojos. Son tres, porque el oído le hace ver al ojo interior que llamamos imaginación.

Ese tercer ojo cumple cien años de formato radiofónico y ninguna revolución tecnológica modifica lo que reflexionó Orson Wells, cuando un amigo elogiaba las cualidades televisivas: “La pantalla de la radio es mucho más amplia”.

Nuestra amiga llega a su centenario aparentemente superada por otros dispositivos y formas de consumo.

 

Pero lo cierto es que el lenguaje de la radio los atraviesa a todos. En el celular, en la tablet, frente a la compu. Con webcam en el estudio o por Podcast. En vivo por el live de Faceboock o a través de la portátil que, según toda encuesta de consumos culturales y de lo que se registra en cualquier mesa de producción, mantiene una actualidad seguramente impensada.

Significa que la Radio tiene más vigencia que achaques.

Eso de la imaginación es todo un tema y ya son cien años.

El impacto de un texto bien leído.

La precisión en un título informativo.

El modo en que la conducción de un programa reparte juego con sus integrantes.

La ficción guionada como se debe.

El arte de un cronista en exteriores con capacidad de síntesis.

La manera de relatar partidos y goles.

El espectáculo de las voces que nos mueven toda la piel.

Sigue pasando eso desde aquella noche fundacional de 1920, en el Coliseo.

Susini, Guerrico, Romero Carranza y Mujica, los cuatro locos de la azotea, están en las grandes figuras y en el servicio al poblador.

Están en Niní y en las emisoras comunitarias.

Están en las narrativas transmedia y en Carrizo.

Están en Larrea y en cómo se opera técnicamente para colar sentidos sonoros en una transmisión en vivo.

Están en el podcasting y en Fernando Peña.

Están en la negra Vernaci, en los negros Merellano y Marthineitz, en las on line, en la Rock&Pop y la Belgrano del ’84, en Las Dos Carátulas, en la antena casera en el tanque de agua del edificio, en Badía, en la primera escuela de locutores del mundo, en Betty, en las radios escolares, en el gol de Maradona a los ingleses, en la app que recorre el globo terráqueo para que se vea cómo la Radio cruza todas las fronteras, en El Zorro.

Esa lista es escueta, pero asienta la advertencia de que este centenario no debe quedar atravesado solamente por la melancolía o el aroma a naftalina.

La Radio continúa siendo el medio tradicional más libre y democrático, porque no es un gran negocio ni mucho menos. De hecho, hoy es casi impensable que una emisora de buen alcance pueda subsistir en lo económico sin sumarse a un esquema de integración corporativo.

Pero sucede que el espectro radiofónico supera con creces la expectativa de vivir de él o de ganarse unos pesos allegándose publicidad, así fuere de canje, mediante un espacio alquilado.

La Radio es una aventura de seducción y no hubiera permanecido, ni lo seguiría siendo, si fuera por la plata.

Se conserva y continuará porque ese estremecimiento de sentir que se le habla a alguien al oído, al tercer ojo, y que el tal alguien lo perciba así, es único.

En otras palabras, que no importa si resuenan cursis, la Radio es romanticismo.

Y también permanece en el rango de factor de poder. Muchos perezosos que vuelven a darla por muerta, como en la década del ’60 cuando se masificó la televisión y porque los pibes no la escuchan como si el resto de la población no existiese, pierden de vista que sigue marcando agenda política y discursiva. Los impresionantes avances tecnológicos permiten ahora una práctica de escucha diferencial, a demanda, multiplicadora de las audiencias a despecho de cifras de rating y encendido que en general no dan cuenta de esos nuevos fenómenos.

Semejante cumpleaños debería servir, además, para tener presente que a la Radio no la hicieron, ni la hacen, ni la harán, sólo, quienes la protagonizan a micrófono.

Operadores, musicalizadores, guionistas, coordinadores, equipos de producción, técnicos, editores, programadores, merecen la consideración que suele alcanzar únicamente a los hablantes del aire.

Felicidades para la juventud de esta compinche que se mantiene hidalga.

 
Read 98 times

Cultura

A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
Una imagen del Códice Maya de Dresde, que se encuentra en Alemania.   El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado este jueves que el Gobierno alemán lo “ayudará” a traer de forma temporal el códice maya que se encuentra en la ciudad alemana de Dresde. El mandatario ha
Trabajos de restauración del Penacho de Moctezuma, en el Museo de Etnología de Viena.CUARTOSCURO   Hace unos 500 años, un tocado emplumado, hecho con piezas de oro, salió del territorio mexica y, de alguna forma que los expertos aún no conocen con certeza, llegó a Austria. “El gran Moctezuma
Viñeta de 'El amor según Mafalda' de Quino, publicado en Lumen Gráfica. “¿Qué importan los años? Lo que realmente importa es comprobar que al fin de cuentas la mejor edad de la vida es estar vivo”. Y eso fue lo que interesó a Joaquín Salvador Lavado, Quino, durante toda su vida. Lo defendió a
Siempre libre y en constante exploración, es como se declaró el artista Gilberto Aceves Navarro (Ciudad de México, 1931-2019). Del pintor, grabador y uno de los mayores exponentes del expresionismo abstracto, el Museo Internacional del Barroco (MIB) montará la exposición Superar la herida. Pintura
No se charla con Abel Ferrara (Nueva York, 1951) para obtener una entrevista pulcra y ordenada, del mismo modo que no se va a ver una de sus películas para ver una historia convencional. Su cine es a menudo caótico, casi siempre extremo y nunca complaciente. Quizá se pueda acusar de irregular a la
Arthur Rimbaud y Paul Verlaine, poetas y amantes, podrían entrar en el Panteón, el templo laico de la República, donde reposan los “grandes hombres” de la nación, y un puñado de mujeres. La iniciativa para trasladar sus restos al monumento agita en Francia un debate entre literario y político. ¿Es
El manuscrito original del soneto “Sangre de Toro”, mecanografiado y firmado por el poeta Pablo Neruda en 1965, fue hallado en julio pasado en la casa de su amiga Perla Grinblatt, quien falleció recientemente, informó este martes la Universidad de Chile, quien salvaguardará el histórico documento.
Bruce Springsteen ha desvelado que desde hace tiempo acude a terapia. “Hablar funciona”, ha dicho el músico que está convencido de que estas visitas le han ayudado a afrontar sus miedos. “Pero uno tiene que comprometerte con el proceso y en eso he sido bastante bueno”. Springsteen, de 71 años,
Foto: La Jornada de Oriente   Convencidos de que la pandemia del Covid-19 los llama a construir más que una nueva normalidad “un nuevo futuro”, y con el compromiso de que el documental llegue y sea una herramienta de impacto y cambio, fue presentada la edición número 15 del Docs Mx que
  Con el “Grito de Independencia” a la vuelta de la esquina el repaso a las lecciones de historia ofrecidas por profesores en la educación básica se hacen necesario, especialmente cuando la figura de Leona Vicario se observa entre las exhibidas en la iluminación del Zócalo de la Ciudad de
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…