“Educar es como enseñar a ir en bici”.

Carles Capdevilla. Educa como puedas.

https://www.podiumpodcast.com/educa-como-puedas/temporada-1/ensenar-a-ir-en-bici/

Disfruté mucho escuchando la única temporada del podcast Educa como puedas y lamenté mucho el fallecimiento de su creador, el periodista y comunicador especialista en divulgación de temas educativos Carles Capdevilla.

Todavía hoy, a pesar de haber escuchado muchas veces cada uno de los episodios recurro a él cuando quiero divertirme y pensar sobre temas relacionados con la educación de los hijos.

El día de hoy, último domingo del octavo mes de este año tan raro y prácticamente perdido en cuanto a nuestros hábitos de convivencia académica, familia y social volví a recurrir a él mientras trataba de hacer un poco de ejercicio para mantener lo mejor posible mi estado de salud física y emocional y ver un escenario distinto al de las cuatro paredes de mi casa –y la de todos ustedes- donde transcurren mis días y mis semanas desde hace ya más de cuatro cuarentenas.

Elegí el episodio titulado Enseñar a ir en bici en el que el comunicador catalán hace una analogía entre el proceso de educar y el de enseñar a nuestros hijos a andar en bicicleta.

¿Por qué educar es –o debería ser- un proceso parecido al de enseñar a los niños a montar y transportarse en una bici?

En primer lugar, dice Capdevilla porque andar en bici es algo riesgoso que implica la posibilidad de caer y lastimarse pero aún así se lo enseñamos a nuestros hijos porque es algo divertido, útil y que vale la pena a pesar de sus riesgos.

Además de esta primera razón, en el episodio se plantea que andar en bici es algo que requiere del acompañamiento y el sostenimiento de los adultos al inicio y de una inyección de confianza en la que decimos al niño o niña: “no pasa nada”, “no te vas a caer”,  “tú puedes”, “es fácil” a pesar de que no sabemos si realmente va a ser así. 

En tercer lugar, educar es como enseñar a andar en bici porque al finalizar el proceso el niño que ha aprendido a andar en bici se va solo, nos deja parados a medio camino y emprende su propio trayecto en el que se mueve ya usando sus propios recursos: habilidades físicas, coordinación motora, fuerza muscular, equilibrio y seguridad emocional, ejerciendo además su libertad de decisión al elegir el camino por el que quiere transitar y la meta o el lugar de destino al que quiere llegar.

Una vez que ha aprendido a manejar la bicicleta, el niño o la niña va desarrollando a través de la repetición y la innovación nuevos recursos que lo llevan al dominio de ese instrumento de movilidad, de manera que puede incluso darse el lujo de intentar usar una sola mano, ir por caminos empedrados o con obstáculos, buscar desafíos en cuanto a velocidad y trayectoria, etc. Se vuelve cada vez más dueño de sus propios trayectos y es capaz de asumir sus propios riesgos.

Tomo la analogía que da título y tema a ese episodio del podcast porque me parece que es muy adecuada sobre todo en estos tiempos en los que se tiende a pensar que educar es enseñar a las nuevas generaciones a buscar su felicidad sin ninguna restricción y evitarles cualquier tipo de conflicto, riesgo o frustración.

En el proceso de aprender a andar en bicicleta, recuerdo esos tiempos de mi infancia en los que las caídas y los raspones y moretones eran parte del proceso de aprendizaje y del camino hacia el dominio de esta destreza y veo ahora a los niños aprendiendo con cascos, rodilleras, coderas y todo tipo de protecciones para evitarles cualquier mínimo daño si tienen una caída, en un contraste radical de visiones que me parece son aplicables a la visión sobre el proceso educativo en general.

Porque si educar es un proceso cuya finalidad es “enseñar humanidad a la humanidad” como dice Rodrigo de Zayas citado por Morin, me parece que en la visión educativa actual los padres y los maestros estamos inmersos en una visión que está privando a las nuevas generaciones de aprendizajes clave para saber en qué consiste ser humano.

Es muy importante saber que enseñar humanidad implica enseñar que la vida no solamente tiene ángulos de felicidad y recompensa sino también momentos y etapas difíciles, llenas de elementos estresores, experiencias dolorosas, situaciones injustas o incomprensibles. Aprender humanidad implica experimentar la frustración, el enojo, el dolor y desarrollar la capacidad para enfrentar estas experiencias y seguir adelante.

Aprender humanidad consiste también en vivir las caídas y desarrollar elementos para saber cómo y cuándo levantarse, adquirir la capacidad de ser no solamente resilientes sino antifrágiles, es decir, capaces de mejorar a partir de las crisis y de los elementos de estrés y oposición que nos presenta la vida.

En este proceso de aprendizaje de humanidad resulta muy importante para los niños y adolescentes ir aprendiendo a soltarse y a avanzar por sí mismos –desarrollar su autonomía responsable- y para ello los adultos –padres y profesores- tenemos que aprender a soltar, a dejar ir.

El siempre recordado maestro Miguel Manzur decía que los profesores deberíamos asumir la filosofía del andén y no la de la residencia palaciega, es decir, tener mucha claridad y suficiente desapego de los estudiantes para formarlos para asumir que se trata de verlos partir hacia el desarrollo de su propio proceso existencial y no de mantenerlos siempre cerca y bajo nuestro techo protector.

Un ingrediente fundamental de toda buena educación es entonces el desarrollo de la autonomía de los educandos, la capacitación para ir formando sus propios criterios y tomando sus propias decisiones.

Esto debe hacerse desde que son pequeños e irse desarrollando cada vez más a medida que van creciendo y madurando. A esta visión le he llamado Educación de la libertad y considero que todos los educadores deberíamos trabajar en esa perspectiva desde cualquier asignatura que nos toque impartir.

Educar es como enseñar a ir en bici, es brindar el apoyo y las herramientas para que cada niñoo niña desarrollen sus propias capacidades y su autonomía para verlos un día encontrar el equilibrio y dejarnos atrás mientras emprenden su propia aventura y buscan sus propios caminos.

 

 

 

Read 366 times

Cultura

    Un día como hoy pero de 1941, se estrenó El Ciudadano Kane. El 1 de mayo de 1941 se estrenó la película El Ciudadano Kane del director, actor, productor y guionista Orson Welles. Charles Foster Kane está inspirado en el personaje real William Randolph Hearst, magnate de
La actriz Sylvia Pasquel (izq) en una escena de la cinta El diablo entre las piernas. Foto Cortesía Alebrije CIE/Cinetec     Paz Alicia Garciadiego comenzó a escribir el guion de El diablo entre las piernas sin la intención de que fuese filmada. Comencé a plasmarlo después de verme en el
La ausencia de Francisco Toledo es notoria en la casa que en 1988 convirtió en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO). Pero su visión de la vida y las cosas perdura. Toledo vio detalles que el ojo común no detecta. Vio el arte en lo cotidiano y logró trascender a otros espacios y
Al quedar fuera de la configuración territorial y política del Nuevo Mundo, Italia no es considerada protagonista en la historia de México ni en el devenir de América Latina, sin embargo, la curiosidad intelectual ha sido el estrecho vínculo entre ambos.   Ello, quedó asentado en el primero de
La pekinesa Chloé Zhao se convirtió el domingo en la primera asiática y tan solo la segunda mujer en conquistar un Oscar en la categoría de dirección. La directora se llevó a casa dos estatuillas en la atípica gala de la Academia, marcada por la crisis del coronavirus y la debacle económica que
Phillip Bladh, Carlos Cortes, Michellee Couttolenc y Jaime Baksht bromean con su premio Oscar a mejor sonido por la película "el sonido del metal". En vídeo, el momento de la entrega del premio. Foto: Chris Pizzello   La película Sound of Metal, cuyo sonido fue editado y mezclado por una
Yuh-Jung Youn, la sensación de la noche en las redes, posa con su Oscar por mejor actriz de reparto por 'Minari'.CHRIS PIZZELLO / GETTY IMAGES     ¿Se puede ser gracioso? Según los Oscar, no es el momento. No hubo este año el clásico monólogo inicial que repasa a los nominados y al
Chloé Zhao, directora de 'Nomadland', con sus dos estatuillas. En vídeo, resumen de la gala.CHRIS PIZZELLO/AP   Hollywood ha abogado este domingo por el futuro del cine y de la diversidad en la industria. Uno de los principales motores del entretenimiento ha querido decir por qué sigue
El actor Anthony Hopkins fotografiado en 1991, en plena resaca de la fama estratosférica (y el amor de crítica y público) que conoció tras 'El silencio de los corderos'. MIRRORPIX / GETTY IMAGES   Cuando el pasado diciembre Anthony Hopkins (Port Talbot, Reino Unido, 1937) celebró en un vídeo de
Fotogramas de Hillbilly, La madre del Blues y Sound of Metal Los premios Oscar 2021 se celebran el próximo domingo, 25 de abril. En un año tan atípico, muchas de las películas nominadas a los Oscar 2021 ya están disponibles en las plataformas VOD. Aunque aún hay cintas que se pueden ver en
Esta semana llegan a las salas de cine españolas tres thrillers: Una joven prometedora, un homenaje a esas amigas que en algún momento de la vida lo han sido todo y a todas las mujeres que han sufrido no ya una violación, sino el cuestionamiento de su palabra por su manera de vestir o
Charles Chaplin, en el campamento gitano de 'Charlot, bohemio (The Vagabond)' (1916). En vídeo, una secuencia de la película.     Charles Chaplin pensó durante muchos años que había nacido en el gran Londres en 1889. Hijo de artistas del music-hall, nunca logró encontrar su
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…