Las lágrimas humanas deberían ser contadas una a una para saber cuales pertenecen al miedo y cuales al hambre. El miedo y el hambre dibujan viajes invisibles, y a veces hay que morirse para que te presten atención. Que diría hoy el pequeño Aylan de la sofisticada gesta de su equipo: no lo sabemos. El niño kurdo falleció con tres años en una playa turca, huyendo de una guerra con dolores de parto de libertad. Su cuerpo se posó boca abajo en la arena templada de la playa, mirando las entrañas de la tierra buscando un espacio donde refugiarse. 

 

En la liturgia de su sueño épico estaba jugar en el Bayern Múnich; pero brotó una grieta, una grieta inmensa: un mar azul intenso como tumba sin nombre a cielo abierto. Entre los despojos del naufragio se rescató su pelota menuda, sin aire, llena de recuerdos, de abrazos, de besos, de deserciones y de victorias. El balón continúa rebotando en el cerebro de Occidente: pica y pica neurótico por tanta vergüenza acumulada, por tanta desolación sin atender. La familia de Aylan Kurdi se dirigía a Baviera, sin saber que en Baviera no los querían.

Hay algo de naufragio en esta locura colectiva y legítima de la obtención de la Champions por parte del Bayern Múnich. Hablamos de fútbol, del fútbol del equipo bávaro: la cabeza levantada, el balón contra el suelo, y el tiempo suficiente para emocionar. Es la exquisitez de un fútbol sostenido en el arte de la seducción, de lo sublime, de la belleza eterna, simple, concreta. El respeto por el balón, por una humilde y sencilla interpretación del fútbol ofensivo, sin veladuras de fantasías, sin complejos; lejos, muy lejos, de los supremacistas del fútbol austero, de los iconoclasitas de la razón. Es fútbol, pero también vida; y en la vida la lógica bávara es un laberinto de paradojas existenciales que se edifican sobre el cinismo de la doble moral. 

En un “land” donde se construye, día a día, esa demente fantasía de una sociedad sin extranjeros, se mastican los prejuicios y se mira para otro lado con los emigrantes “premium” del Bayern Múnich. La población bávara rechaza en un 63% la asistencia por necesidades humanitarias a refugiados de conflictos bélicos, de hambre, o de identidad; a un 67% a extranjeros del resto del mundo -excluyendo países desarrollados-; y un 69% a ciudadanos europeos de los países ex comunistas, según datos de la Agencia para los Refugiados de la ONU. La adoración colectiva de un goleador con sangre polaca como Lewandowski, solo se puede asumir desde la insultante dicotomía de una sociedad mezquina: la inmigración con dinero no es inmigración, y sin dinero es aporofobia. 

La hermosa Baviera explotó de éxito y se fue a soñar excitada con el castigo sacramental de contar con un Bayern campeón, de tintes oscuros, con 14 extranjeros -entre “tostados”, “sudacas”, y conversos-; y con la febril pesadilla de sentir el acoso de la inmigración no deseada en los costurones de sus fronteras. El irracionalismo de los bárbaros es tan peligroso como el de los civilizados.

El pasado todo lo tritura. Aylan Kurdi salió a tomar un baño de realidad bajo la liturgia del Bayern, y no volvió; como no volvieron los 55.246 emigrantes sin tumba conocida en el “camposanto” abierto más infame y gigantesco de la humanidad: el Mediterráneo. Sus restos deambulan como peces de colores entre los yates de recreo y los cruceros, y a veces el mar escupe a la arena blanca un fémur o una vértebra con aroma a alga y salitre, a los pies de las toallas y las sombrillas.

El Bayern se proclamó campeón con justicia. Eliminó primero a un Barcelona transfigurado en un patógeno sin caras ni ojos, y sin mala intención; y luego a un París Saint Germain que se fugó, como se fugan los poderosos, a escondidas, con impunidad, creyéndose intocable, jugando el juego del éxito, o de la apariencia del éxito.

Inundados por la idea de que la muerte es un mero cambio de domicilio, alguien golpeó a las puertas del paraíso: abrió el Trinche Carlovich, con Aylan en los brazos, emigrantes del balón sin tierra, sin éxito, sin dinero, sin nada. Extranjero es una palabra hermosa si nadie te obliga a serlo.

* Ex jugador de Vélez y Campeón Mundial Tokio 1979.

Read 120 times

Cultura

  Con el “Grito de Independencia” a la vuelta de la esquina el repaso a las lecciones de historia ofrecidas por profesores en la educación básica se hacen necesario, especialmente cuando la figura de Leona Vicario se observa entre las exhibidas en la iluminación del Zócalo de la Ciudad de
El Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) anunció ayer las películas nacionales que estarán dentro de su programación como parte de la selección oficial en competencia de este año.En su edición 23 el encuentro fílmico tendrá lugar del 18 al 27 de septiembre en su plataforma de streaming y
El mar entre las casas es el nombre del largometraje de ficción que se estrenará a finales de este mes en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, el GIFF. Resultado de dos años de labor, el filme conjuga varias cosas: que partió de un ejercicio escolar gestado en la carrera de cine
  Para incentivar la creatividad de los compositores poblanos, mediante los elementos naturales, cívicos, culturales, sociales e históricos de Puebla, la Secretaría de Cultura (SC) convoca a músicos residentes del estado a participar en el concurso Esperanza Sonora.  En esta convocatoria,
Salman Rushdie en el festival literario de Cheltenham.DAVID LEVENSON / GETTY IMAGES   ¿Qué puede salir de un consagrado escritor indio escribiendo sobre Quijote y Sancho como dos Easy Rider atravesando Estados Unidos? En lo literario, el fruto de la macedonia es la última novela de Salman
Tras casi seis meses de cierre, como parte de la fase dos de la contingencia sanitaria causada por el Covid-19, este 1 de septiembre reabrieron los museos pertenecientes al organismo público descentralizado Museos Puebla.  Durante su videoconferencia, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta
La película Las niñas, dirigida por Pilar Palomero, ha ganado la Biznaga de Oro a mejor largometraje español en el 23º Festival de Cine en Español de Málaga. Por su parte, Summer White (Blanco de verano), ópera prima del mexicano Rodrigo Ruiz Patterson, ha sido la ganadora de la Biznaga de Oro a la
“Los disparos acabaron con la vida de Nikolái Románov. Ya no está y por mucho que los abades oren por su salud, no resucitará”. Un relato lapidario en forma de editorial en el diario Pravda (La verdad) anunció el 19 de julio de 1918 el fusilamiento del zar por parte de los bolcheviques. “Nicolás II
No es exagerado afirmar que no hay conquista en la historia de la humanidad que no se haya hecho, también, con el lenguaje. Aquí se señalan algunas ideas fundamentales sobre la naturaleza del lenguaje, su evolución y los efectos de su enorme poder en la formación, muerte y tramado de las
Diego Rivera: intrahistorias es el nombre de la videoserie de estreno en la cual expertos en la obra del muralista mexicano relatarán anécdotas sobre su vida y obra. El título de la producción utiliza el concepto creado por Miguel de Unamuno para referirse a los hechos de una historia que suelen
Uno de los versos más famosos de Álvaro Mutis es un guiño melancólico a un pasado mejor: “Ahora que sé que nunca conoceré Estambul”. La frase incluso fue literalmente cierta durante muchos años. Hasta que un amigo se empeñó en convertirla en ficción. A mediados de los 70, su compadre Gabriel García
  Las salas de cine de arte del Complejo Cultural Universitario de la UAP se suman a las 22 sedes virtuales en el país que este año proyectarán la quinta Muestra Nacional de Imágenes Científicas Munic 2020.  Dicha muestra reúne piezas que buscan incentivar y difundir los contenidos audiovisuales
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…