Para Waad Al-Kateab, periodista y cineasta siria, elaborar la crónica de cinco años de resistencia (2011-2016) vividos en la ciudad de Alepo bajo el asedio combinado de las fuerzas del dictador Bashar Al-Assad y los ataques aéreos rusos aliados del régimen, ha sido ante todo un imperativo moral. Indignada por la relativa indiferencia con que sociedades y gobiernos occidentales han asistido a los horrores del conflicto sirio, y al drama de la migración forzada de miles de personas que buscaron asilo en países europeos, la videoperiodista quiso aludir en Para Sama (For Sama, 2019), su primer documental, a las experiencias cotidianas de los ciudadanos sirios en medio de este desastre. Para ello decidió narrar su propia historia como periodista atenta a los sucesos políticos de su país, desde el ocaso de una pacífica primavera árabe hasta el crispamiento final de una resistencia civil que culminó en una dura represión gubernamental y el exterminio de miles de opositores.

Para Sama semeja una variante documental de la película belga de ficción Ensiriados (Insiriated, Philippe Van Leew, 2017), relato escalofriante que transcurre en el interior de un departamento donde una familia inerme busca protegerse de los bombardeos y abusos de los saqueadores en Damasco. Ese mismo clima de desesperación y angustia se reproduce ahora en los pasillos y quirófanos improvisados de un hospital a cargo del doctor Hamza, marido de la cineasta, lugar hasta el que llegan mujeres embarazadas y niños heridos, algunos quienes fallecen por una carencia elemental de insumos médicos.

El mismo año en que la periodista Waad Al-Kateab roda esta cinta, en colaboración con el realizador británico Edward Watts, otra pareja –un director y una guionista– abordaba un tema parecido en el documental La cueva (The Cave, Feras Fayyad y Alisar Hasan, 2019), crónica del doble combate de enfermeras en un hospital sirio para rescatar las vidas y protegerse de un prejuicio misógino que limita su labor.

Lo notable en Para Sama es la aproximación a un tema tan socorrido en estos últimos años desde la perspectiva inusual de una mirada femenina. La directora se detiene en la observación minuciosa de una vida infantil sorprendentemente aclimatada a los rigores de un virtual estado de sitio, a la proliferación incontenible de las víctimas mortales y también al estruendo de bombardeos que jamás detienen del todo el curso habitual de las actividades domésticas.

Es la rutina cotidiana de una futura madre que observa el horror y lo refiere, desde un monólogo interior, a la niña que lleva en el vientre y para la cual elabora este diario íntimo de privaciones y calamidades que es también el pequeño manifiesto de una resistencia civil infatigable. Un diario para la futura Sama. Y para el resto del mundo.

Uno de los objetivos de Para Sama es desmontar el aparato de desinformación que maneja el gobierno sirio para justificar sus abusos y sus alianzas con gobiernos extranjeros, en particular el ruso, y garantizar así su impunidad. En una escena clave, las cámaras de seguridad de un inmueble ofrecen la evidencia de un crimen de guerra, mismo que las autoridades buscan presentar como una simple operación militar de contención.

La cineasta recurre a todos los dispositivos visuales a su alcance para denunciar las atrocidades observadas, desde su pequeña cámara de periodista para la británica Channel 4 hasta el uso de drones para mostrar la devastación que padece la ciudad de Alepo. Hay una exploración febril de ese territorio sitiado y de los cambiantes estados de ánimo de sus habitantes. También de los dilemas morales de la directora. ¿Abandonar Siria como tantos otros de sus compatriotas que emprenden la huida hacia un destino incierto, acogiéndose a un asilo azaroso, o permanecer en el país y proseguir un combate tan heroico como ingrato, olvidado casi por el resto del mundo?

La respuesta está en la futura vida de la pequeña Sama nacida en 2016, destinataria final del empeño artístico y comprometido de su madre cineasta. La película obtuvo en Cannes 2019 el premio al mejor documental, compartido con La cordillera de los sueños, del chileno Patricio Guzmán.

Para Sama se exhibe en la sala 4 de la Cineteca Nacional a las14.45 horas.

Twitter: @CarlosBonfil1

Read 105 times

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…