Óscar Eyraud Adams, del pueblo kumiai, fue asesinado a balazos el 24 de septiembre de 2020 en Baja California. Jesús Miguel Jerónimo y su hijo Jesús Miguel Junior, del pueblo p’urhépecha de Ichán, fueron asesinados a balazos el 23 de julio de 2020, en Michoacán. Josué Bernardo Marcial Santos, conocido como Tío Bad, rapero y delegado del pueblo popoluca al Congreso Nacional Indígena (CNI), fue encontrado muerto el 16 de diciembre de 2019 en Veracruz. Todos tenían elementos en común: eran indígenas, defensores del territorio y lograban abrir diálogos y generar convergencias, dentro y fuera de sus comunidades, en torno a las luchas contra proyectos y megaproyectos extractivos y de despojo.

No son los únicos asesinados en lo que va de este sexenio. También están Samir Flores Soberanes (nahua), Ignacio Pérez Girón (tzotzil), Julián Cortés Flores (mephaa) y una veintena más de historias.

El asesinato de defensores del territorio en México, la mayoría de pueblos originarios, es una práctica sistemática y recurrente. La ofensiva forma parte de la guerra por los territorios que el capitalismo neoliberal desplegó en todo el mundo desde hace varios años.

A finales de la década de 1990, el entonces vocero del EZLN, subcomandante Marcos, compartió el análisis que los y las zapatistas tenían sobre el tema. Destacan dos textos que hoy parecen prefigurativos: Las siete piezas sueltas del rompecabezas mundial y ¿Cuáles son las características fundamentales de la IV Guerra Mundial? En aquellos análisis se caracterizó al neoliberalismo como una nueva guerra de conquista de territorios, una guerra en la que se da un proceso de destrucción/despoblamiento y reconstrucción/reordenamiento, una guerra total, es decir, que se da en cualquier momento, en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia. Una guerra contra la humanidad en la que todo lo humano que se oponga a la lógica del mercado es un enemigo y debe ser destruido.

En esa guerra contra la humanidad, los pueblos que habitan los territorios que el capital busca conquistar y reordenar son los primeros enemigos. Estorban en el proceso de financiarización de la naturaleza y de construcción e integración de nuevas regiones comerciales.

Para que esos territorios tengan valor en el mercado, primero hay que destruirlos y despoblarlos, ya sea con paramilitares, grupos del crimen organizado, o directamente con fuerzas estatales. La eliminación también implica destruir mundos de vida, es decir, borrar los modos de ser de los pueblos, sobre todo, quebrar sus nexos con la tierra y su ser comunidad. Simultáneamente, ocurre el proceso de reordenamiento y reconstrucción de esos territorios pa­ra hacerlos funcionales a la lógica del mercado. Ahí donde hay pueblos y comunidades con formas propias de mirar y relacionarse con el mundo, comienzan a construirse ciudades que enlazan a otras ciudades, y que eufemísticamente llaman polos o centros de desarrollo. Desde luego los antiguos integrantes de los pueblos, ahora como consumidores de mercancías o como mano de obra barata, podrán integrarse a la modernidad capitalista.

Incluso quienes no hace mucho se decían de izquierda y hasta revolucionarios, hoy defienden estos proyectos ecocidas y colonialistas. Lo hacen desempolvando sus manuales: hay que propiciar el desarrollo de las fuerzas productivasindustrializar el paísproletarizar a los indígenas.

En la nueva guerra de conquista, las organizaciones de los pueblos originarios, como el CNI, son blanco constante de ataques. El periodista Zósimo Camacho reveló que, con datos del propio congreso, se podían documentar al menos 117 asesinatos y 11 desapariciones de personas desde la fundación del CNI en 1996 y hasta junio de 2019. Pero la cifra real es mayor, porque en esta lista tentativa generalmente sólo aparecen aquellos que tenían responsabilidades políticas y/o operativas. Faltan los nombres de quienes resultaron muertos y resistían desde sus milpas, sus ceremonias, sus labores cotidianas (https://bit.ly/3nLUAZo).

Lo mismo sucede con el EZLN y sus bases de apoyo. Desde diciembre de 2018 se ha registrado un aumento significativo en las hostilidades contra ellos. Destacan al menos tres líneas de confrontación: 1) la guerra física, que incluye incursiones militares, ataques paramilitares y la expansión de grupos del crimen organizado que operan con total impunidad en Chiapas; 2) la guerra mediática, basada en la difusión de mentiras, rumores o teorías conspiracionistas en redes sociales y medios de comunicación, y 3) la guerra política, dirigida a cooptar, dividir y confrontar organizaciones y comunidades mediante programas sociales individualizados y paternalistas que no modifican las condiciones estructurales.

Los pueblos originarios articulados en el CNI y en el EZLN son también, en México, la principal resistencia en esta lucha en defensa de la vida. Esos pueblos lanzan nuevamente un llamado a la humanidad toda: es el tiempo de nuestro sueño común, es el tiempo de la libertad.

*Sociólogo

Twitter: @RaulRomero_mx

Read 186 times

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…