Ricky (Kris Hitchen) es un hombre afable, trabajador y bien intencionado, y parece tener todo bajo control en su vida familiar y afectiva, hasta el momento en que circunstancias sociales adversas le colocan, de modo irrefrenable, contra las cuerdas. En Lazos de familia ( Sorry we missed you, 2019), el largometraje más reciente del británico Ken Loach, con guión de Paul Laverty, la espiral de desdichas es abrumadora. Ambientada en Newcastle, ciudad industrial al norte de Inglaterra, la película tiene como escenario los barrios obreros de muchas otras cintas de Loach, desde Riff Raff (1991) hasta Yo, Daniel Blake (2016). También una constante temática: la vulnerabilidad del ciudadano común frente a una dinámica social ultraliberal que produce más precariedad que bienestar, un número mayor de desempleados y la concentración de la riqueza en muy pocas manos. En este tipo de señalamientos sociales, Ken Loach sigue siendo insuperable, aun cuando otros directores, como el francés Robert Guédiguian ( Gloria Mundi, 2019) o el brasileño Kleber Mendonça Filho ( Aquarius, 2016), también naveguen por aguas parecidas.

Es preciso señalar que la persistencia del director británico para abordar temas como la pauperización social en países industriales, no se limita al terreno de la ficción. También se expresa, con mayor contundencia aún, en documentales estupendos ( The Spirit of ’45, de 2013; In Conversation with Jeremy Corbyn, 2016), que aún no tienen distribución en México. Sin embargo, la estrategia de construir melodramas sociales con claras resonancias globales, le ha permitido a Ken Loach participar innumerables veces en festivales internacionales de cine, obteniendo ya en Cannes dos palmas de oro, una por El viento que agita la cebada, en 2006, y otra, 10 años después, por su estremecedora Yo, Daniel Blake.

Comúnmente el tema del desempleo es una veta narrativa fértil para este tipo de melodramas sociales. Un ejemplo claro es la figura emblemática del propio Daniel Blake, hombre de 60 años, quien luego de sufrir un infarto, debe hacer frente a la pesadilla mayor de una burocracia insensible que le impide recibir ayudas básicas como un seguro de desempleo. En el caso de Ricky Turner la situación es diferente, aunque igualmente desesperante. No se trata ya de un drama en solitario sino de una situación grave que afecta de modo directo a su esposa Abby (Debbie Honeywood) y a sus dos hijos adolescentes (Seb/Rhys Stone y Liza Jane/Katie Proctor). Rick presume jamás haber estado en una lista de desempleados, pero la necesidad económica y su anhelo de ser trabajador independiente, le lleva a aceptar un empleo como chofer en una franquicia de entregas a domicilio donde es subcontratado sin prestaciones sociales. Algo similar sucede con Abby, quien trabaja como cuidadora de ancianos sin un horario fijo y sin compensaciones justas.

Ken Loach ilustra la lógica de prácticas patronales cuestionables, que van desde el outsourcing o subcontratación, hasta una creciente uberización de la economía laboral. El conductor Rick, quien dedica sus últimas economías y el uso de su propia camioneta, a un ideal de autoempleo, es víctima de la ilusión de convertirse en socio de una empresa que paradójicamente habrá de mantenerlo en un estado de precariedad salarial e indefensión absolutas. Esa vulnerabilidad se extiende al resto de su familia y complica de modo dramático la relación afectiva con los hijos que contemplan con desasosiego las grises perspectivas en las vidas de sus padres y en su propio porvenir. ¿Qué caso tiene seguir estudiando cuando el modelo a seguir es la patética condición del padre y sus cambiantes empleos chatarra? Esta acumulación de desgracias, y el desplome casi total de alicientes sociales, parece ser la fórmula ideal para una película de pesimismo reiterativo. Por fortuna, el talento y vitalidad del realizador octogenario, y su espléndido manejo de actores, hacen que la cinta no desmerezca de modo alguno frente a las obras de calidad a las que suele acostumbrarnos.

Se exhibe en la sala 1 de la Cineteca Nacional. 3:00 y 18:30 horas.

Twitter: @carlosbonfil1

 

Read 125 times

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…