El Vaticano al más alto nivel ha sido cómplice de prominentes pederastas. El caso del excardenal estadunidense Theodore McCarrick muestra una red de complicidades que disimularon sus abusos sexuales durante décadas. Todo ello se desprende de una investigación dada a conocer por la Secretaría de Estado del Vaticano el pasado martes 10 de noviembre.

Es un informe detallado de 450 páginas que recoge testimonios, informes, entrevistas, memorandos y correspondencia inédita. Su pulida redacción trata de exculpar a los Papas pero los hechos se imponen. El Vaticano niega haber encubierto los abusos sexuales a menores cometidos por el excardenal estadunidense McCarrick, ahora degradado a condición laical, pero reconoce en su informe errores graves, omisiones y falta de sensibilidad hacia las víctimas, en especial por haber considerado simples rumores las informaciones sobre sus delitos de pederastia y abuso a jóvenes seminaristas. Nadie se dio a la tarea de corroborarlos ni de realizar una investigación profunda.

Una de las primeras conclusiones del informe sobre el encubrimiento dice lo siguiente: “en el momento del nombramiento como arzobispo en Washington de Theodore McCarrick, en el 2000, la Santa Sede actuó sobre la base de información parcial e incompleta. Desgraciadamente se cometieron omisiones y subestimaciones, se tomaron decisiones que después se evidenciaron equivocadas”.

Los rumores sobre la conducta homosexual y los abusos a menores llegaron a la nunciatura en Washington y al Vaticano desde principios de la década de los noventa. Pero fueron deses­timados porque están formulados en cartas anónimas y dichos. El Vaticano y el Papa Juan Pablo II sabían de rumores sobre el comportamiento sexual de McCarrick pero jamás investigaron a fondo. Incluso se desestimó una carta del cardenal de Nueva York, John O’Connor, fechada el 28 de octubre de 1999, en la que recomendaba no elevar a McCarrick como arzobispo, para evitar escándalos. 

El informe intenta atenuar y justificar la decisión de Juan Pablo II, pero a todas luces cometió un error y una página negra en la vida de la Iglesia. El expediente de la Secretaría de Estado narra engaños del propio McCarrick. Hay que recordar que desde 1976 había amistad entre ambos y probablemente hubo apoyos económicos a la resistencia cuando Karol Wojtyla era arzobispo en Cracovia.

Como haya sido, el Vaticano nombró a Theodore McCarrick obispo auxiliar de Nueva York en 1977, Juan Pablo II lo convirtió en obispo de Metuchen en 1981, arzobispo de Newark en 1986 y fue elevado a arzobispo de Washing­ton en el 2000, para finalmente ser encumbrado al cardenalato al año siguiente.

McCarrick vivía una doble vida. Un clérigo muy activo políticamente, con gran influencia en la Casa Blanca y en especial con el Partido Demócrata. Un experto recaudador de fondos para financiar iniciativas costosas del Vaticano. Además pertenecía al ala progresista de la Iglesia estadunidense. Él cubría temas como paz internacional, ayuda humanitaria, pobreza, derechos humanos y migración, que lo perfilaban como un cardenal de avanzada. Pero llevaba una vida privada paralela, de placeres sexuales y perversiones condenadas por la Iglesia. Una vida subterránea que escondía una conducta patológica, pues abusaba de menores; lo califican como un Mister Hyde y Doctor Jekyll de la pedofilia.

McCarrick tiene ahora 90 años ¿Morirá en su cama sin enfrentar la justicia o irá a prisión? ¿Se volverá a imponer la impunidad sagrada a pederastas depredadores, como Marcial Maciel, Nicolás Aguilar, el exnuncio de Dominicana Jozef Wesolowski o el encubridor Bernard Law? Según el informe, también actuaron a favor del ascenso eclesiástico de McCarrick altos funcionarios de la Curia, como Angelo Sodano, secretario de Estado; Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos; y el secretario particular del Papa Woj­tyla, Estanislao Dziwisz.

Tienen también un alto grado de responsabilidad porque mostraron beneplácito para preponderar al pederasta norteamericano. Recordemos a Sodano defender con todo el peso del Estado Vaticano a Marcial Maciel. Curiosamente Estanislao Dziwisz enfrenta ahora procesos judiciales en su natal Polonia por encubrimiento a pederastas clericales. Son cómplices y habitan también en el limbo de la indulgencia de responsabilidades tanto eclesiásticas como civiles.

Es necesario analizar el papel de la burocracia vaticana para explicar el inexorable ascenso de McCarrick. No sólo como resultado de una desafortunada combinación de errores, informaciones sesgadas y reglas discrecionales, sino de un clericalismo delictivo presente en la Iglesia. Un clericalismo perverso que ha alterado todo el sistema para sabotear los signos de advertencia y evitar esclarecer los incidentes que emergían como señales de alerta. Estamos hablando de una cultura clerical destinada a proteger a los funcionarios de alto rango que pasaron por alto normas eclesiásticas y civiles. En ese sentido, el informe de la Secretaría de Estado es un importante paso de transparencia que propicia mayor autocrítica y deslinde de responsabilidades.

Algunos analistas apuntan que el ascenso de McCarrick fue pilotado gracias a un sistema de poder subterráneo desde los sótanos del Vaticano. Nos referimos al llamado Lobby Gay. Fréderic Martell, autor de Sodoma, corregiría porque es una “mayoría silenciosa de homosexuales en la curia”.

En defensa de Juan Pablo II, salta Monseñor Stanisław Gadecki, presidente de la Conferencia Episcopal polaca, quien aseguró que el informe de la investigación a Theodore McCarrick muestra que San Juan Pablo II fue engañado. Por su parte, el católico ultraconservador republicano, George Weigel, también defiende su memoria: “No hay absolutamente ninguna evidencia en el Informe McCarrick que pruebe que Juan Pablo II nombrara de forma deliberada a un depredador sexual… Me temo que mucha gente está sacando conclusiones precipitadas debido a informes de prensa incompletos o sesgados”.

Benedicto XVI, también aparece en el informe con una cuota grave de responsabilidad. En 2005 resurgieron acusaciones en firme de acoso y abuso de jóvenes. El nuevo Papa, Benedicto XVI, pidió la renuncia al cardenal estadunidense, al que acababa de conceder una prórroga de dos años de su mandato. Por lo tanto, en 2006, McCarrick, en edad de retiro (76 años), dejó la conducción de la diócesis de Washington para convertirse en obispo emérito.

Sin embargo, Ratzinger nunca inició una investigación ni un juicio canónico, como ameritaba el caso. Como a Marcial Maciel, se le recomienda llevar una vida más retirada y de oración, primero de manera oral y después por escrito en 2008. McCarrick nunca acató y siguió llevando misiones diplomáticas, acciones de recaudación y un activo lobby con la clase política estadunidense, hasta 2018, en tiempos de Francisco, que explotan nuevos escándalos.

En suma, el documento del Vaticano es un primer ejercicio que muestra una nueva actitud de mayor transparencia del actual Papa Francisco. En pederastia, mirar al futuro no basta, si no se resuelven los agravios a víctimas en el pasado. La investigación es un paso importante y se espera que se abran más como el caso Maciel. El informe deja más preguntas que las respuestas que ofrece. Todos los actores tienen una cuota de responsabilidad: los Papas, la curia romana, los nuncios, la autoridad civil y la propia Iglesia estadunidense.

Hace unos días se realizó la asamblea plenaria de los obispos norteamericanos. Abordaron el informe McCarrick. Con dolor reconocieron que durante décadas la Iglesia cerró los ojos ante estos pecados. Desde el enfoque de las víctimas, la Iglesia tiene que ir mucho más allá que sólo abrir los ojos.

Read 212 times

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…