Año nuevo, ciclo nuevo. Periodos que nos imponemos para darnos orden y dibujar referentes históricos de lo que recordaremos, asociado a nuestras vivencias. En el caso de la música popular, y en particular el rock, las corrientes no dejan de ser cíclicas cuando menos se espera, aunque siempre con un toque de novedad. Así, una vez exprimida hasta la última gota la vertiente neo-neo-sicodélica que a comienzos de la década de 2010 impusieran bandas como Tame Impala y, más allá en el mundo comercial, el hip hop, el trap y el reggaetón dominaran el gusto masivo, un necio Lado B de la escena musical, sobre todo en Inglaterra, siguió dándole vuelta al neo-pos-punk de inicio de los 2000, bastante copista de otros tiempos, para darle una nueva forma: un perfil guitarroso que se pareciera más al punk de esencia fiera, disgustado con el entorno, sin necesariamente imitar los ataques y riffs a la de seis cuerdas con enchufe eléctrico de los años 70. En ese tenor surgió el magnífico dueto Sleaford Mods, que combina suciedad distorsionada con rapeo furioso; las magníficas Savages, cuarteto femenino de trance similar con un toque ligeramente más oscuro y a la vez elegante; los enfermitos de Fat White Family; más recientemente la extravagancia cerebral de Black Midi, así como el estallido sucio de Idles y Fontaines DC (irlandeses los últimos). Así, ya mucho más asentada esta vertiente en el gusto internacional, como parte de esta reciente ola, surgen los londinenses de Shame, cuyo disco debut Songs of Praise (2018) fue muy bien recibido por la crítica.

Aunque aparece tras la sombra de sus contemporáneos ya citados, sobre todo de Idles (reseña Ruta Sonora de su disco 2020, Ultra Mono https://bit.ly/3p6C6Dp), por la forma en que el cantante frasea de manera harto inglesa, medio hablando sin tono, medio gritando, y por su carga política en las letras, a decir de la misma banda, influida por la actitud sardónica y destructiva del escritor escocés Irvine Welsh, Shame asoma garra y estilo propios. Menos enojados y descontrolados que Idles, menos románticos, elegantes y oscuros que Fontaines DC, en medio de su rabia hay un interesante control armónico en cuanto a melodías, y una base rítmica más funky, que los hace ser un puente entre el pos-punk de comienzos de los 2000, muy a lo Gang of Four, y esta nueva camada de guitarras híper rasgadas. En su debut Songs of… el bajeo funk es más contundente. En su segundo disco, Drunk Tank Pink (2021), tal cadencia rítmica permanece pero hay un cambio en la búsqueda de los riffs y las estructuras, bastante hermanados con los citados Fat White Family, su banda hermana, algo más deschavetada y experimental. Esto es, caminos semiprogresivos y guitarras sin distorsión, o con efectos menores, que recuerdan un poco al tipo de ataque limpio de bandas como XTC y los Talking Heads de comienzos de los años 80. Con todo, en conjunto su propuesta es más impredecible de lo que uno imagina tras la primera oída, y va sorprendiendo a cada track. De manera distintiva, conjuntan desenfreno en actitud y lírica, con contención y riqueza melódica en la música, con una mira a la vez alterna-puerca y pop, a diferencia de Idles, deliberadamente más brutalistas.

En esa búsqueda, está la tensión del segundo tema Nigel Hitter; la densidad amenazante, cuasi math-rock, de Born in Luton; la estruendosa cascada percusiva de decibeles y spoken word de Snow Day; el misterio anodino y alienado de Human for a Minute; el punk-gresivo de Harsh Degrees o la rareza oscura y ambiental con pianos invitados de la extensa Station Wagon, también con pasaje spoken word rumbo a una nube negra de caos final.

Como es de ver, el rock sigue rehusándose a morir y da gusto escuchar cómo los ingleses son capaces de recrear viejas actitudes con nuevas combinaciones de sonidos duros, inmediatos, acordes a las vivencias contemporáneas. En medio de este momento sombrío, mitiga el mal ánimo ver cómo se fortalece esta escena aún sin nombre estricto, que puede identificarse como neo-punk británico. El año 2021 parece anunciarse y manifestarse con este gozoso álbum recién editado, con miras a seguir incendiando los pequeños escenarios rocanroleros (por ahora todavía mentales) de un orbe que se rehúsa a admitir la derrota ante los Bad-Bunnies del mundo. Los veinteañeros de Shame, lejos de ser una vergüenza, son, al lado de toda esta reciente camada, el nuevo orgullo británico.

Twitter: patipenaloza

 

Read 100 times

Cultura

La embajadora de Donald Trump en la ONU, Nikki Haley, ante el tapiz del 'Guernica', en una imagen de 2018. Mary Altaffer/ AP El enorme tapiz que representa el Guernica de Pablo Picasso, una de las señas de identidad desde hace décadas de la sede de Naciones Unidas en Nueva York, ya no se verá más
La cantante Britney Spears, en Beverly Hills en 2018. Chris Pizzello/Ap   Ella se preguntaba a veces si aquello había sido lo más cerca que había estado de vender su alma al diablo. Sabía que era lo único inteligente que podía hacer en aquel momento, de todos modos. Simplemente, no veía otra
Ferlinghetti recita un poema en un acto en Nueva York, en 2005. Henny Ray/Ap   En una promoción de genios, Lawrence Ferlinghetti fue el primero que se enteró de casi todo. El primero en saber que “el poeta es un bárbaro subversivo” a las puertas de la ciudad que viene a
El filósofo Ibn Arabí, en un grabado del siglo XIX. Getty Images/Universal Images Group   Genio prolífico y viajero infatigable, Ibn Arabí fue uno de los grandes visionarios y místicos de todas las épocas. De padre murciano y madre bereber, creció y se educó en Sevilla, pero en seguida se
  La imagen como eje creativo, la tecnología como herramienta y la preferencia por técnicas analógicas para crear, son los elementos que, desde 2012, conforman el trabajo artístico del colectivo La Pesera, integrado por los artistas gráficos Nereo Zamítiz y Agnija Anča.  Desde su fundación en
Llega el 14 de febrero y con él un mar de pétalos de rosa, citas románticas y bombones en cajas rojas. El Día de San Valentín saca la vena más romántica de las parejas, independientemente de la situación que atraviesen. Pero ya sabemos que, como nos ocurre a cualquiera, las relaciones evolucionan y
Imagen de estrellas (NGC 6397) tomada por el telescopio espacial 'Hubble'.T. Brown S. Casertano/ AFP   Algún día el universo dejará de construir estrellas. La materia prima de la que están hechas se agota a medida que se crean estrellas nuevas. Cuando la estrella envejece se recicla solo una
'Idun y las manzanas', 1890. Idun es la guardiana de las manzanas que dan a los dioses la eterna juventud. Ilustración de Donald A Mackenzie, 1890.HERITAGE IMAGES / GETTY IMAGES     Las crónicas sajonas (y francas, y gallegas) los describen como unos auténticos mastuerzos. Rudos,
El financista británico Jonathan Ruffer en el Castillo de Auckland (Inglaterra). Barry Pells/Rhe Auckland Project     “Las personas somos como inmensas cuevas subterráneas, inexploradas incluso por nosotras mismas, y no agujeros cavados directamente en el suelo”, afirma el historiador
Foto gramas de las cintas nominadas 'Mank', 'The Life Ahead', 'Another Round', 'La Llorona', 'The Father' y 'Minari'.   Mank, película de Netflix, drama en blanco y negro ambientado en la edad dorada de Hollywood sobre la realización de Ciudadano Kane, encabezó ayer las nominaciones a
Impresión artística tomada debajo de Islandia y las islas Feroe. Foto Martin Künstig   El océano Ártico estaba cubierto por una plataforma de hielo hasta de 900 metros de espesor y estuvo lleno de agua dulce al menos dos veces en los últimos 150 mil años, reporta una investigación del
El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…