Una carroza de Latinos con Trump en Miami.
Una carroza de Latinos con Trump en Miami. MARIO CRUZ/EFE

Miami ya no es la Miami que uno se imagina. La crisis por el coronavirus ha acallado a cientos de bares y discotecas que abren de nuevo sus puertas tímidamente y con un horario restringido. Este domingo hacia las seis de la tarde, la emblemática calle 8 en el corazón de la Pequeña Habana era un lugar tranquilo y silencioso. Hasta que llegaron ellos. Los motores de las poderosas camionetas tipo pick-up rugían desde el inicio como primer aviso. Una mujer de unos cuarenta años, con el nombre de Trump estampado en el pecho, sacaba más de la mitad de su cuerpo por la ventanilla de un vehículo que arrancaba a toda velocidad mientras se desgañitaba contra la acera: “¡Cuatro años más!”.

No fue la única. Durante más de una hora, por esta calle y otras importantes de la ciudad, como Biscayne Boulevard, los bocinazos de los seguidores más férreos del presidente retumbaban en las terrazas de restaurantes y entre el tráfico. Sus coches, convertidos en carrozas de un carnaval electorero, avanzaban decorados con banderas de Estados Unidos y de lemas como “Trump 2020”, “No al socialismo”, “Construir el muro”. Los comensales del restaurante tailandés Yung Lai Thai trataban sin éxito de continuar con una mínima conversación.

Si uno solo visitara rápido esta ciudad, pensaría fácilmente que el único contendiente de las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos es Donald Trump. Resulta casi imposible, fuera de un acto de campaña, encontrar un cartel a favor del candidato demócrata Joe Biden. En la capital del exilio cubano por excelencia, el aspirante demócrata es para los que gritan, un heredero más del régimen castrista. Y especialmente en algunas zonas con mayor población hispana de la ciudad, votar a Trump es mucho más que elegir a un presidente. Es votar a Estados Unidos. “Se trata de patriotismo”, resumía el presidente del Partido Republicano del condado de Miami Dade, Nelson Díaz. Y a ese sentimiento apelan para ganarse a un 20% de los electores con raíces de Cuba, Venezuela, Puerto Rico, Colombia y República Dominicana.

Bajo esta premisa busca Trump ganar Florida. Un Estado clave para hacerse con la reelección de Estados Unidos, que cuenta con 29 de los 270 votos electorales que cualquiera necesita para convertirse en presidente. Las encuestas, a dos semanas de las elecciones, apuntan a que no está clara la victoria para ninguno de los dos candidatos. Aunque Biden se mantiene entre un punto y dos por encima, se considera una de las entidades que más puede sorprender la noche electoral. Y eso ha hecho que la mayoría de los esfuerzos de campaña de uno y otro se hayan concentrado estos días en este rincón del sur del país: Trump ha viajado dos veces en la misma semana y Biden ha celebrado allí actos hasta en tres ocasiones en el último mes.

A unos 20 kilómetros en coche de La Pequeña Habana, en Hialeah, el núcleo duro de los residentes de origen cubano de esta ciudad, decenas de electores esperaban en la cola para depositar su voto anticipado este lunes.

—¡Con el comunismo no hay barbiquiú!

Una mujer de unos sesenta años advertía insistentemente desde la calle a cada coche que avanzaba lento hacia el estacionamiento del centro de votación. Junto a ella, dos familias discutían en español sin escucharse, aportando argumentos casi idénticos, todos en contra de la afrenta comunista que representa para ellos el avance del partido demócrata. “Yo sé bien que lo que trae el socialismo es hambre”, aportaba un hombre vestido con una camiseta blanca con el logo de Trump a la conversación. “El comunismo no trae más que miseria”, le respondía otra mujer mientras devoraba un sándwich que estaba repartiendo la cadena de comida del chef José Andrés para los electores.

Entre unos coches, Jorge Puertas, de 28 años, escuchaba la conversación. Su camiseta azul cielo rezaba ”Demócratas”, pero a diferencia del resto de los presentes en la entrada del recinto, no dialogaba con nadie ni se esforzaba por repartir las boletas con los nombres de los candidatos. “Por cada 16 republicanos hay tres demócratas, no está fácil encontrarlos por acá”, señala.

Hacia el oeste de la ciudad, en la acomodada Westchester, los gritos por Trump se atenúan. Un grupo de jóvenes, el único hacia las dos de la tarde de este primer día de voto anticipado, explicaba por qué no votarán a Trump y cómo sus padres han cambiado por primera vez el voto hacia el partido demócrata. “No se trata de ser de izquierdas, se trata de ir a favor de los derechos humanos”, apunta en inglés Stephanie Robaina, de 28 años. Sus padres emigraron de Cuba en los noventa y forman parte de ese grupo de votantes republicanos moderados a los que busca conquistar Biden, a favor del discurso ideológico del partido, pero en contra de la deriva despótica que representa su líder.

A sus espaldas, otro joven con una mascarilla a favor del presidente se queja con otra compañera de la fila. “Mira a toda la prensa buscando como locos a los de Biden. Y dicen sus encuestas que va a ganar”. A lo lejos, los altavoces de una camioneta irrumpen en este silencioso y ordenado centro de votación con una salsa pegadiza: “Yo voy a votar [suenan timbales] por Donald Trump”. El ruido de Miami pertenece estos días de pandemia al desfile del trumpismo más radical.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos se prepara para presentar este martes una demanda antimonopolio contra Alphabet Inc, la empresa matriz de Google, por supuestamente violar la ley al abusar de su posición dominante en el mercado frente a sus competidores, según fuentes anónimas del Gobierno citadas por Associated Press y diversos medios estadounidenses. Se trata de la más importante ofensiva legal contra un gigante tecnológico en al menos dos décadas, y supone la culminación de una investigación de un año que concluye que la compañía aprovechó su posición dominante en el mercado de las búsquedas y la publicidad en detrimento de competidores y consumidores.

La acción legal contra Google, que abre un proceso que puede prolongarse durante años, marcará un hito en la lucha de Washington contra Silicon Valley. En el centro del debate está el creciente poder de los gigantes tecnológicos, sometidos en los últimos años a un intenso escrutinio. Hay más investigaciones en marcha, en el propio Departamento de Justicia y en la Comisión Federal del Comercio, contra Apple, Amazon y Facebook. Más de cuarenta Estados y administraciones locales han abierto también investigaciones sobre el supuesto abuso de Google de su control de la tecnología para la publicidad digital.

La preocupación por la concentración de poder, dinero y datos en manos de unas pocas compañías es algo que une a conservadores como el presidente Trump y a los legisladores más progresistas. Hace apenas dos semanas, los legisladores demócratas de la Cámara de Representantes publicaron un extenso informe sobre los gigantes tecnológicos en el que acusan a Google, así como a Apple, Amazon y Facebook, de abusar de su posición dominante en el mercado.

Los legisladores, así como el Gobierno federal y diferentes asociaciones de consumidores, llevan tiempo acusando a Google, propiedad de Alphabet Inc, que tiene un valor de mercado superior a un billón de dólares, de abusar de su dominio en las búsquedas en Internet, de las que acapara cerca del 90% de la actividad en Estados Unidos, y en el mercado publicitario para suprimir la libre competencia y disparar sus beneficios. En la demanda, según las mismas fuentes, el Departamento de Justicia argumenta que, al firmar acuerdos con fabricantes de teléfonos móviles que utilizan el sistema operativo de Alphabet (Android) para que se descargue por defecto su buscador, Google afianza su monopolio y perjudica la competencia y la innovación.

Google, fundada en 1998 por dos estudiantes de la universidad de Stanford, Larry Page y Sergey Brin, se ha convertido en un actor dominante en los sectores de la comunicación, el comercio y los medios. La compañía ha negado reiteradamente las acusaciones de prácticas monopolísticas. Asegura que tiene una fuerte competencia en el mercado de búsquedas de Internet, por parte de empresas como Amazon, y defiende que sus servicios ayudan a numerosas empresas pequeñas.

La zona metropolitana del Valle de México experimenta un aumento en las hospitalizaciones tras un periodo de estabilidad aun dentro de la gravedad. La capital sigue en semáforo naranja y las autoridades han hecho un llamado en la rueda de prensa semanal para extremar las precauciones y mantener la alerta. No se abrirán nuevos sectores comerciales y se mantienen las restricciones. También se ha advertido de que “lo último que quieren las autoridades” es imponer nuevas limitaciones, por lo que piden colaboración a la ciudadanía para frenar la expansión y circulación del virus. Un portavoz de la Secretaria de Salud ha confirmado que el calificativo de “alerta” no implica nuevas restricciones, pero sí un recordatorio para no bajar la guardia.

Las camas ocupadas en la zona metropolitana ascienden a 3.598, de las que 880 son camas con ventilador. Ciudad de México también se ha sufrido un repunte en la última semana, con un total de 2.694 camas ocupadas, 695 de las cuales están dedicadas a personas que requieren asistencia respiratoria.

La evolución epidemiológica de la zona metropolitana muestra un ligero incremento en los últimos días. “Estamos por arriba del 0” en la velocidad de reproducción, según ha informado en la rueda de prensa Pepe Merino, titular de la agencia digital de innovación pública. Esto implica un aumento en la capacidad de contagio del virus. Es una “estimación móvil” que varía en tiempo real, pero nos muestra que “debemos estar en alerta”, ha insistido Merino.

El titular ha señalado, además, que la capital mexicana atiende a personas de otras entidades estatales, entre un 25% y 26% son pacientes que provienen del Estado de México.

Con respecto a las pruebas realizadas, en septiembre se contabilizaron un total de 110.000 y en lo que va de octubre se han hecho alrededor de 44.000. Merino ha señalado que, aunque a simple vista parece que se están haciendo menos pruebas, esta ligera bajada se debe a un esfuerzo extra por llegar a más comunidades. El objetivo de pruebas diarias a realizar que se han fijado las autoridades es de 5.500. Para ello, se ha anunciado también la ampliación de una hora en el servicio que prestan los 20 quioscos repartidos por la ciudad para aumentar la capacidad de testeo.

Olivia López Avellanos, secretaria de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, ha pedido a la ciudadanía que extremen las precauciones y ha recordado que las actividades y lugares que siguen con su actividad clausurada o restringida son: billares, baños públicos, eventos deportivos con público, conciertos, congresos, antros, oficinas, escuelas y guarderías tanto del sector público como del privado. Estas actividades no están abiertas aún y López Avellanos pide a toda la ciudadanía que no contribuya a que se pongan en marcha de manera clandestina.

Las autoridades han insistido que en el desarrollo de la actividad laboral se refuerce el uso de tapabocas, mantener la distancia de seguridad, priorizar la ventilación natural y el uso de gel hidroalcohólico así como un lavado de manos exhaustivo.

Cualquier persona que quiera recibir información o saber cuál es su quiosco más cercano para que le hagan una evaluación, puede enviar un mensaje de texto con la palabra “Covid19” al número 51515 y seguir las instrucciones que le enviarán. De esta manera el solicitante podrá acudir a su centro más cercano para que le hagan una prueba diagnóstica, de ser necesaria.

Desde los primeros días de la pandemia, la urgencia por darle un tratamiento a los enfermos llevó a los médicos a usar fármacos diseñados para otras dolencias con la esperanza de que pudiesen también funcionar contra la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2.

El mayor estudio realizado hasta la fecha sobre cuatro de estos tratamientos acaba de demostrar que ninguno de ellos salva vidas de enfermos de covid, según anunció el jueves por la noche la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ensayo Solidarity del organismo de Naciones Unidas estaba probando la eficacia contra el SARS-CoV-2 de los antimaláricos cloroquina e hidroxicloroquina, el antiviral remdesivir, y los antirretrovirales lopinavir y ritonavirs, usados contra el VIH, y el interferón. Ninguno de estos fármacos ha mostrado efectos significativos en la reducción de la mortalidad de los pacientes después de 28 días de tratamiento, ha confirmado la OMS en un comunicado.

El Solidarity ha sido un ensayo con pacientes único en su clase tanto por sus dimensiones como por la rapidez con la que se ha llevado a cabo. Se ha analizado la evolución de más de 11.200 pacientes en 400 hospitales de 32 países de todo el mundo. Los enfermos eran asignados de forma aleatoria a recibir o bien solo los cuidados normales o bien lo mismo más alguno de los tratamientos mencionados.

El portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, en una rueda de prensa en 2014. En vídeo, la OMS confirma que ni la cloroquina ni el remdesivir ni otros dos medicamentos salvan vidas.(FOTO: FATIH EREL | VÍDEO: REUTERS)

“Ninguna de las drogas estudiadas redujo la mortalidad en ningún subgrupo de pacientes ni tuvo efectos en la iniciación de la respiración artificial o la duración del ingreso hospitalario”, explica el estudio sobre el ensayo, que se ha publicado en abierto en la web y está siendo revisado para aparecer en una publicación médica especializada, según la OMS.

Estos resultados son el último clavo en el ataúd para tratamientos que han sido ensalzados por algunos políticos sin pruebas de su eficacia, en especial la cloroquina y su derivado hidroxicloroquina. Estos medicamentos calificados como “revolucionarios” por líderes como Donald Trump en los primeros momentos de la pandemia han resultado no tener ningún efecto positivo e incluso es posible que sean contraproducentes en muchos enfermos.

Los resultados definitivos de Solidarity muestran no solo que no hay efectividad, sino que hay ligeramente más muertos en el grupo de enfermos que recibieron estos fármacos que en el de los que no lo tomaron

La OMS ya tuvo que parar en junio el uso de estos fármacos en el ensayo por sospechas de que aumentaba la mortalidad, aunque después lo reanudó tras una revisión más detallada, pues los datos preocupantes venían de un estudio que resultó ser un fraude. Un mes después, la organización volvió a sacar estos dos fármacos del ensayo basado ya en datos propios y ahora los resultados definitivos muestran que no hay efectividad.

En el caso del remdesivir, un antiviral desarrollado contra el ébola por la farmacéutica estadounidense Gilead, los resultados abren una importante incógnita, pues el fármaco ha sido aprobado para su uso tanto en EE UU como en Europa de forma temporal hasta que hubiese datos sólidos sobre su efectividad.

El ensayo de la OMS demuestra que en términos globales esta droga no es efectiva. Pero un estudio publicado la semana pasada en la prestigiosa revista médica NEJM apuntaba que esta droga consigue que los pacientes se recuperen unos cinco días antes que los que no la toman. En ese estudio —que analizó a 1.062 pacientes— se detectó una reducción de la mortalidad en un grupo reducido de enfermos: aquellos que justo han empezado a recibir oxígeno pero no están aún en situación grave ni requieren respiración asistida. La farmacéutica Gilead está haciendo otro ensayo clínico para probar si el remdesivir administrado junto a un fármaco contra la artritis reumatoide llamado baricitinib aumenta los efectos positivos observados.

“Para todos los médicos que estamos luchando contra la covid estas son muy malas noticias”, resume José Ramón Arribas, jefe de enfermedades infecciosas del hospital La Paz de Madrid, que participa tanto en Solidarity como en los ensayos de remdesivir patrocinados por Gilead. “Hay que esperar a que este nuevo estudio de la OMS sea revisado por expertos independientes y publicado en una revista médica, pero si se mantienen los datos, es probable que las agencias reguladoras [de medicamentos, como la Aemps en España] saquen el remdesivir de las guías de tratamiento en pocos días o semanas”, explica.

El remdesivir ejemplifica lo complicado que es desarrollar un fármaco efectivo y demostrar que funciona. Parte de las discrepancias entre los estudios se pueden deber al diseño de los trabajos. “Este antiviral había demostrado eficacia en cultivos in vitro [de laboratorio], en animales, e incluso en humanos de forma preliminar. El estudio publicado la semana pasada era científicamente de mayor calidad que el de la OMS, pero a cambio Solidarity tiene muchos más enfermos y además incluye un meta análisis de todos los ensayos publicados sobre este fármaco; y confirma que no tiene ningún beneficio”, opina Arribas.

Roger Paredes, médico del hospital German Trias i Pujol de Barcelona que participa en los ensayos de Gilead, opina que es pronto para desechar el remdesivir. “Este fármaco funciona si se lo damos a las personas a las que debemos darlo”, explica.

Los nuevos ensayos

Con estos resultados, los únicos fármacos que han demostrado efectividad contra la covid son la dexametasona y otros corticoides, que sí reducen la mortalidad de los pacientes en estado grave. La OMS explica que está estudiando la posibilidad de probar nuevos antivirales, inmunomoduladores y anticuerpos monoclonales en los hospitales del estudio Solidarity.

Los detalles de estos ensayos Solidarity 2 aún no están claros, pero la estrategia será probar al menos dos tratamientos que puedan atacar a la covid en las dos grandes fases de la enfermedad, explica Elena Muñez, investigadora principal de Solidarity en el hospital Puerta de Hierro de Madrid. “La primera fase está caracterizada por la infección de SARS-CoV-2, en la que en torno al 60% de los casos son asintomáticos y solo el 15% desarrolla neumonía. En la segunda fase, en la que solo entra el 10% de los pacientes con neumonía, el virus actúa como un gatillo que dispara una respuesta inflamatoria descontrolada del paciente”, detalla. En esta fase, el sistema inmune produce una tormenta de moléculas inflamatorias que puede acabar con la vida del enfermo.

Muñez explica que los anticuerpos monoclonales se probarán para enfermos en la primera fase. Estas moléculas se han aislado tanto de pacientes con covid como de animales humanizados —ratones— por su alta efectividad a la hora de unirse a las proteínas del SARS-CoV-2, en especial a las espículas que sobresalen de su superficie y que le sirven para unirse a las células humanas e infectarlas.

Los dos principales anticuerpos de este tipo —fabricados por las empresas estadounidenses Eli Lilly y Regeneron— han mostrado reducir la carga viral de pacientes con enfermedad moderada e incluso hay indicios en ensayos con animales de que podrían impedir la infección, pero aún no se han publicado estudios definitivos. El presidente de EE UU Donald Trump recibió los anticuerpos de Regeneron y los ha vendido como una “cura”, aunque aún están lejos de haberlo demostrado. Muchos especialistas ven estos anticuerpos como un ansiado puente entre la situación actual, en la que apenas hay tratamientos efectivos, y la llegada de las vacunas. Se calcula que las primeras llegarán a Europa en primavera de 2021 para las poblaciones de riesgo, según ha explicado este viernes Guido Rasi, director ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos.

En la segunda fase se van a probar fármacos “inmunomoduladores”. Se trataría de drogas con un efecto antinflamatorio que calmen la reacción exagerada del sistema inmune como ya hacen la dexametasona y otros corticoides. Es posible que en esta segunda fase se pudiera evaluar de nuevo el remdesivir para algunos pacientes en la primera fase de la enfermedad, explica Muñez, aunque ella es escéptica. “Es posible que haya algún beneficio en algunos pacientes pero las pruebas de Solidarity parecen bastante definitivas como para que el remdesivir no tenga la importancia que se la ha dado hasta ahora”, concluye.

En EE UU va a comenzar un ensayo clínico de tres inmunomoduladores con más de 2.000 pacientes de covid en este país y también en hospitales de América Latina, han anunciado este viernes los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el principal organismo de investigación biomédica pública del país. Curiosamente todos los pacientes participantes recibirán además remdesivir, pues según explica el NIH este es aún el “estándar de tratamiento”. El estudio durará seis meses.

Friday, 16 October 2020 00:00

Temporada de rufianes

Written by

Resguardar la memoria. No dejar que el tiempo transcurra y difumine el pasado, Recordar: meter de nuevo al corazón, con la claridad posible, eso que quizás haya perdido el contorno nítido de su entonces. No olvidar. Ni el 2 de octubre o el 26 de septiembre cada año, por no más poner de ejemplo ese par de agravios. No olvidar lo dicho y hecho antes por los que ahora, arropados en la pureza oportunista, dicen y defienden totalmente lo contrario sin que (les) pase nada o están, de nuevo, encaramados en el poder con un cinismo que aterra. Son rufianes: “persona vil y despreciable que vive del engaño y de la estafa”. Vivimos tiempos en que abundan en todos lados.

Mienten porque apuestan a que el recuerdo es delgado. ¿Delgado? Sí. En 2012 Mario Delgado era senador por el PRD y, entonces, cómplice de la estafa no maestra, ¡doctoral! llamada Pacto por México. Iniciaron con la reforma educativa – “la más importante” – y no tuvo empacho en señalar en la Cámara Alta: “En el Pacto por México, y en la presentación de esta reforma educativa, se defendió mucho el tema de la calidad y del Sistema Profesional Docente”. Lamentaba que se hablara de esos temas en la exposición de motivos, pero no en el texto mismo del artículo 3º, pero: “qué bueno que hubo la iniciativa de varios senadores y senadoras (se incluía) en insistir que no debemos darle la vuelta, y que tenemos que enfrentar como país el atrevernos a poner (en la Constitución) que el Estado debe garantizar el derecho no sólo a la educación, sino que ésta sea de calidad, que sea relevante para los que más nos importan, para los alumnos, y que esta calidad tenga que ver con la mejora permanente y con el máximo logro académico”.

Este mismo personaje, en 2018, como coordinador de los diputados de Morena, exclamó que no quedará ni una sola coma de la mal llamada reforma educativa, impulsada por los enemigos del país. Acusaba a su antaño aliados, ahora adversarios: «Están muy enojados porque termina este periodo donde ellos aprobaron y fueron cómplices de la persecución de maestros, del desprecio de la educación pública en nuestro país, de estigmatizar a los maestros, a las Normales, a las escuelas. Ese periodo se está acabando y por eso están muy enojados».

Menuda falta de vergüenza: senador del PRD que en 2012 aplaude lo que impulsó su partido y en 2018, coordinador de diputados del mayoritario, afirma que lo aprobaron otros, y que esta calamidad prohijada por el PRI y el PAN ha llegado a su fin. ¿Es inalterable su compromiso con el pueblo? No es verdad: su compromiso es con el puesto, sea quien sea el que se lo acerque. 

Otro impresentable, para también solo mencionar a dos, es el mal llamado tribuno de tribunos, Porfirio Muñoz Ledo. En 1969, luego de la represión a los estudiantes el año anterior, elogiaba a Díaz Ordaz con estas palabras: “Como miembro de este partido (el PRI) y como mexicano que confía honestamente en el destino de la nueva generación, nada me ha conmovido más hondamente en el texto del V Informe que el valor moral y la lucidez histórica con que el Presidente de México reitera su confianza en la “limpieza de ánimo y en la pasión de justicia de los jóvenes mexicanos”. Así.

Hoy quieren dirigir a un partido que propone una gran Transformación. Será en balde, no es posible pues nadie da lo que no tiene: decencia. No tienen principios, les importan los finales. 

Y en la derecha, sus pensadores, contritos, dicen que han descubierto la desigualdad… ¿Para dónde? 

Profesor del Centro de Estudios Sociológicos de

El Colegio de México

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

@ManuelGilAnton

La ministra de Ciudadanía, Marlène Schiappa, principal impulsora de la prohibición de los certificados de virginidad, el pasado julio, en París.

La ministra de Ciudadanía, Marlène Schiappa, principal impulsora de la prohibición de los certificados de virginidad, el pasado julio, en París.GONZALO FUENTES / REUTERS

 

“La dignidad de las mujeres no se negocia”. Difícil contradecir a la ministra francesa para la Ciudadanía, Marlène Schiappa. Bajo este principio, la antigua responsable de Igualdad en el Gobierno de Emmanuel Macron se ha convertido en la principal impulsora de la prohibición y penalización de los “certificados de virginidad” que el Ejecutivo francés quiere incluir en su futura ley contra el separatismo religioso, centrada sobre todo en el islamismo. Aunque las principales instituciones médicas nacionales e internacionales también condenan esta práctica, expertos sobre el terreno advierten de que el camino de la penalización no es, necesariamente, la mejor vía para acabar con una tradición que requiere, sobre todo, un cambio de mentalidad. Es decir, educación más que castigo.

“Antes de su boda, algunas se prueban un vestido blanco, otras un anillo o hacen la lista de invitados… pero para otras, los preparativos de la ceremonia son menos alegres. Para algunas, casarse significa sufrir lo que se llama una prueba de virginidad (…) para que un profesional la examine y ‘certifique’ su virginidad. Como uno se asegura del pedigrí de un animal, de la ‘pureza’ de su sangre, antes de comprarlo”, denunció Schiappa en vísperas del discurso de Macron contra el separatismo islamista, la semana pasada. Aunque el mandatario no mencionó este punto, Schiappa ha confirmado desde entonces que la prohibición de dichos certificados estará incluida, de una forma u otra, en la ley que será presentada en diciembre.

Hace dos años, el Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ONU-Mujeres y la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamaron a prohibir las pruebas de virginidad. En Francia, también la Orden de Médicos, responsable de la regulación deontológica del gremio, pidió año pasado “rechazar” las demandas de certificados de virginidad, al igual que el Colegio Nacional de Ginecólogos de Francia. Hasta ahora, sin embargo, no hay una prohibición formal. Lo que propone el Gobierno es “penalizar a los que extienden esos certificados” y, eventualmente, “también a los que los piden, como los padres”, ha dicho Schiappa este lunes en la cadena BFMTV, donde ha adelantado que también se buscará prohibir otros certificados “no médicos” como el que atestigua una supuesta alergia al cloro para evitar que las chicas tengan que ir a la piscina, otro de los lugares habituales de choque en materia de laicidad.

Mujeres como Fatiha Boyer, de la asociación de mujeres Ni Putas Ni Sumisas y musulmana muy activa en la lucha contra el extremismo religioso, aplauden la iniciativa. “Como mujer, como madre de tres niñas, considero que es abyecto y un deshonor para la mujer tener que presentar ese certificado a su futuro esposo y familia política. Es muy buena idea retirarlos, es algo ancestral que hay que excluir de la sociedad”, sostiene.

“Es una muy mala idea. Estamos castigando a la persona equivocada”, contrapone la ginecóloga Ghada Hatem, médico jefe de La Maison des Femmes en Seine-Saint-Denis, en la periferia parisina, que acoge a mujeres vulnerables y víctimas de violencia. “Si se pudiera penalizar a los padres, a los hermanos, a las comunidades, pues bien. Pero castigar a los médicos es lo contrario de útil. Si el médico no las puede recibir, no tienen a nadie con quien hablar, es una respuesta equivocada”, insiste en entrevista telefónica.

Hatem reconoce que expide este tipo de certificados. Sin hacer, puntualiza, prueba de virginidad alguna. No es la única reticente a la legislación. La Asociación Nacional de Centros de Aborto y de Contracepción (Ancic) también hace sonar la alarma. “Como el Gobierno y las asociaciones feministas, pensamos que las demandas de esos certificados constituyen una violencia contra las mujeres, un ataque a su dignidad y a la igualdad mujer-hombre. Sabemos cuánta hipocresía social demuestran esos certificados y que ningún profesional puede certificar la virginidad de una mujer”, dijo en un comunicado. “Al mismo tiempo, somos conscientes de que en algunas situaciones extremas, las mujeres corren un peligro real. Es entonces cuando rechazar la redacción de un certificado constituye una nueva violencia, y los profesionales toman la decisión que les parece más ética: hacer ese documento para protegerlas”, añade el texto. "Comprendo su punto de vista ginecológico”, responde Schiappa. “Yo soy ministra. Mi responsabilidad es decir qué admite y qué no admite la República”.

Nadie sabe cuantificar el problema, puesto que esos “certificados” no son oficiales ni están registrados, por lo que para Hatem la propuesta gubernamental no tiene de todos modos sentido. Médicos como ella aseguran que solo reciben este tipo de peticiones dos o tres veces al año. “Es algo marginal, esta ley es para hacer publicidad, no es el problema más grave. El verdadero problema es por qué esas familias no han sido capaces de cambiar de opinión sobre el derecho de las mujeres a disponer de su cuerpo, por qué siguen tan obsesionadas con la pureza y virginidad, no que esas chicas necesiten el apoyo de un médico”, insiste Hatem, que pide mejorar la educación sexual en colegios y centros para jóvenes.

“Aunque solo afecte a unas pocas mujeres, ya es demasiado”, subraya el Ministerio del Interior del que depende Ciudadanía. Pese a las aseveraciones oficiales, la medida aún tiene que ser completada y aprobada por los diputados, un proceso que no concluirá antes del año que viene.

Un centro de conteo de votos por correo en Doral (Florida).
Un centro de conteo de votos por correo en Doral (Florida).JOE RAEDLE / AFP

Unos dos millones de personas han enviado su voto por correo en el Estado de Florida a 18 días de que celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos. La cifra es histórica para una región que es decisiva en el conteo de votos. Unas cinco millones de personas han pedido el voto por correo en la región y un 39,7% ya han devuelto las boletas a través del servicio postal, según datos del US Election Project de la Universidad de Florida. El próximo lunes 19 de octubre comenzará el voto anticipado en persona en el Estado y, ante los escenarios de alta participación en Texas y Georgia, se prevé una situación similar.

La balanza de la votación la han inclinado, principalmente, los demócratas. Las cifras muestran que del total de votos 1,1 millones corresponden a personas registradas ante el Partido Demócrata, mientras que los republicanos apenas han alcanzado unos 681.000 votantes. Los demócratas comenzaron una intensa campaña para movilizar el voto por correo desde agosto, cuando Donald Trump acusó, sin pruebas, al servicio postal (USPS, por sus siglas en inglés) de ser fraudulento. Esta modalidad de voto ha cobrado relevancia en estas elecciones por tratarse de un método que evita el contacto con otras personas durante la pandemia del coronavirus.

Florida se ha convertido en los últimos días en uno de los Estados que lidera la participación del voto por correo, cuando más de 15 millones de personas en todo el país ya han votado por medio de este método. California con 2,3 millones de votos emitidos y Texas, con 2,4 millones son este momento las regiones donde la población se han volcado más a enviar su voto a través del sistema postal. Los habitantes de Florida tienen hasta el 24 de octubre para solicitar el voto por correo.

La atención que está recibiendo Florida en las últimas semanas de la campaña se explica frente al conteo final de votos: el Estado tiene 29 del 270 votos electorales que un candidato necesita para convertirse en presidente de Estados Unidos. Trump ha visitado la región dos veces en la última semana y Biden, en tres ocasiones en el último mes. La población hispana es crucial para el triunfo el 3 de noviembre, ya que un 20% de los votantes de ese origen y poseen raíces de países como Cuba, Venezuela, Puerto Rico, Colombia y República Dominicana.

Estados Unidos ha sacudido México con la detención del que fuera el jefe máximo del Ejército mexicano durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, de 2012 a 2018. El general Salvador Cienfuegos fue arrestado el jueves por la noche en el aeropuerto de Los Ángeles a petición de la Agencia de Drogas Estadounidense (DEA), según han confirmado las autoridades mexicanas a este diario. El exsecretario, de 72 años, fue arrestado mientras viajaba con su familia. Cienfuegos está siendo investigado por supuestos vínculos con el crimen organizado por la misma Corte de Nueva York que lleva el caso de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad con Felipe Calderón, y que sentenció a Joaquín El Chapo Guzmán. Se trata del golpe más importante al Ejército mexicano desde la detención de Jesús Gutiérrez Rebollo en 1997, considerado el zar antidrogas del Gobierno del expresidente Ernesto Zedillo, condenado en 2007 a 40 años de prisión por vínculos con el crimen organizado; y la primera vez en la historia de México que se detiene a un exsecretario de Defensa.

  • Mexico's President Enrique Pena Nieto and Defense Minister General Salvador Cienfuegos gesture during a military parade to celebrate Independence Day at Zocalo Square in Mexico City, Mexico September 16, 2018. REUTERS/Gustavo Graf
    Fotogalería: Los años de Cienfuegos al frente de la Secretaría de Defensa

No se ha hecho pública la acusación, aunque algunos medios estadounidenses que han consultado a fuentes relacionadas con el arresto apuntan a que enfrentará cargos por lavado de dinero y narcotráfico. “He sido informado por el embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el exsecretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido”, ha informado el canciller Marcelo Ebrard en Twitter el jueves por la noche. Las autoridades mexicanas aseguran a este diario que no tenían constancia de ninguna investigación y ha sido el canciller el que ha informado al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

El presidente mexicano ha celebrado este viernes en su conferencia de cada mañana la captura del general. “Lo del general Cienfuegos nos da la razón, ahora sí que duele tener la razón”, ha apuntado López Obrador. “Si no podemos hablar de un narcoestado, hablamos de un narcogobierno”, ha rematado el mandatario sobre los dos sexenios golpeados por la justicia Estadounidense, el de Felipe Calderón (con la detención de García Luna) y el de Peña Nieto, con el arresto del general.

La detención de Cienfuegos supone un terremoto para la política mexicana y vuelve a poner en jaque a las fuerzas de seguridad del Estado por sus posibles vínculos con el crimen organizando. La captura en diciembre, también en Estados Unidos, de Genaro García Luna, evidenció las primeras grietas por las que se introdujo el narcotráfico en los anteriores Gobiernos. El que fuera secretario de Seguridad Pública en la Administración de Calderón (de 2006 a 2012) está acusado de colaborar con el cartel de Sinaloa durante los años de la guerra que emprendió el entonces presidente mexicano contra este tipo de delincuencia tras su llegada al poder. Aunque en la última audiencia de la semana pasada se declaró inocente, el tribunal estadounidense que lo juzga lo señala como el brazo del Gobierno que permitió al cartel más poderoso del mundo operar con total impunidad en México a cambio de sobornos millonarios.

El golpe de la justicia estadounidense del jueves destapa la fragilidad del Estado mexicano, con dos ex altos cargos señalados por crimen organizado fuera de sus fronteras. Dos hombres directamente encargados de la seguridad de México durante las etapas más violentas del país y en las que ambos Gobiernos, el de Calderón y el de Peña Nieto, se habían comprometido con su vecino del norte a combatir con dureza al narco mexicano.

Cienfuegos fue titular de Defensa entre 2012 y 2018, una cartera clave en la continuación de la guerra contra el narcotráfico de Calderón que siguió Peña Nieto hasta el fin de su mandato. Antes de su nombramiento en 2012, entre la terna de generales que se debatía el puesto, Cienfuegos destacaba como uno de los militares más influyentes del Ejército y el más experimentado en la diplomacia militar internacional. Nació en Ciudad de México en 1948 y comenzó su carrera en 1964. Fue también inspector y contralor general (funcionario encargado de controlar los gastos públicos) del Ejército y la Fuerza Aérea y comandante de las cuatro regiones militares más azotadas por el narcotráfico.

Cuando se cumplían 10 años de violencia de la guerra que comenzó Felipe Calderón contra los carteles de la droga en 2006 y las cifras de asesinados escalaban a más de 100.000 —además de cerca de 30.000 desaparecidos y 35.000 desplazados— Cienfuegos dijo estar en favor de que el Ejército dejara las calles. “¿Quieren que estemos en los cuarteles? Adelante. Yo sería el primero en levantar no una, las dos manos para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales”, dijo el general en 2016 al recordar que el ministerio que encabezaba fue creado para la seguridad exterior y que la seguridad interior estaba a cargo de la Secretaría de Gobernación.

El general Cienfuegos habló entonces con franqueza sobre la incertidumbre en la que se mueven los soldados mexicanos, comisionados por el presidente Felipe Calderón para combatir a los cárteles desde el 11 de diciembre de 2006. Desde entonces, los operativos castrenses han sido señalados por el alto índice de letalidad que producen por el uso excesivo de la fuerza y por reiteradas violaciones de derechos humanos. “¿Qué queremos? Que las Fuerzas Armadas tengan un marco [legal] que los respalde cuando tengan que actuar, que no seamos señalados por cuestiones que son propias de las operaciones que realizamos… Nos encantaría que la policía hiciera su tarea para lo que está”, afirmó.

Estas palabras resuenan ahora tras los mandatos del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la militarización del país. La creación de la Guardia Nacional, un cuerpo que defendió desde poco después de tomar el poder en 2018, está compuesto en su mayoría por soldados y también agentes de la policía federal. Las organizaciones de derechos humanos han criticado que su papel deja en manos del Ejército la seguridad pública de un país con las cifras más homicidas de la historia.

El hijo de Melania y Donald Trump dio positivo por coronavirus después de que sus padres contrajeran la enfermedad, aunque no desarrolló síntomas, según ha informado la primera dama a través de su cuenta de Twitter. Melania Trump asegura también que las pruebas de Barron ya son negativas.

En un comunicado con el título de Mi experiencia personal con la covid-19, Melania Trump relata que fue hace dos semanas cuando recibió “un diagnóstico que muchos otros americanos en nuestro país y otra gente en el mundo ya había recibido -positiva por coronavirus-”. La primera dama prosigue diciendo que a su mala noticia se sumó también la que recibió su esposo, “nuestro comandante en jefe de la nación”.

En una larga misiva, la mujer de Trump, 50 años, explica cómo tras conocer su diagnóstico su mente se fue de inmediato a su hijo, Barron, 14 años. “Fue un gran alivio cuando su resultado fue negativo, pero al igual que muchos otros padres han pensado en los últimos meses no podía dejar de pensar en qué pasaría mañana o el día después”. Melania Trump asegura que sus temores se hicieron realidad cuando en una nueva prueba el resultado fue positivo. “Afortunadamente es un adolescente fuerte y no mostró ningún síntoma”, asegura. “De alguna manera estaba agradecida por el hecho de que los tres estuviéramos pasando por lo mismo a la vez para que pudiéramos cuidarnos entre nosotros y pasar tiempo juntos”, dice Melania. “Desde entonces ha dado un resultado negativo”.

El presidente de Estados Unidos, 74 años, comunicaba en la madrugada del 2 de octubre que tanto él como la primera dama habían dado positivo por coronavirus y procedían a ponerse en cuarentena. “Saldremos de esto JUNTOS”, escribió el mandatario en la red social.

La noticia de la enfermedad fue el antepenúltimo bidón de gasolina en una campaña electoral cargada de dinamita a poco más de un mes de los comicios que decidirán quién ocupa la Casa Blanca. Al día siguiente, Trump fue ingresado en el Hospital Militar Walter Reed tras haber tenido dos bajadas importantes de oxígeno. Pero el mandatario no permaneció mucho tiempo hospitalizado y el lunes 5 de octubre abandonó el centro médico y desde la Casa Blanca aseguró que la enfermedad había sido “una bendición de Dios”.

“Animo a todo el mundo a que continúe viviendo la vida más sana que pueda. Una dieta equilibrada, aire fresco y vitaminas son realmente vitales para mantener nuestros cuerpos sanos. Para su total bienestar, la compasión y la humildad son muy importantes para mantener la mente fuerte”, prosigue Melania Trump. “Para mí, la parte más impactante de mi recuperación fue la oportunidad de poder reflexionar sobre muchas cosas -familia, amistades, mi trabajo- y permanecer fiel a mí misma”, concluye.

Thursday, 15 October 2020 00:00

Edición genética y razón cínica

Written by

El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, –una cuerda sobre un abismo.

Friedrich Nietzsche

 

Emmanuelle Charpentier (1968) y Jennifer Doudna (1964) ganaron el premio Nobel de química 2020 por el “desarrollo tecnológico de un método para la edición genética”. Lo primero que llama la atención, signo de los tiempos, es que ambas sean mujeres. Charpentier de nacionalidad francesa y Doudna, norteamericana, lograron decodificar los dispositivos moleculares del sistema inmunológico bacteriano CRISPR-Cas9. El propósito es desarrollar un método de reescritura del código de la vida, una técnica molecular que, a la manera de tijeras genéticas, puede cortar la secuencia del genoma, el disco duro de la célula, para borrar, reescribir o transformar el alfabeto del ADN de los seres humanos. ¿Cómo leer el acontecimiento caracterizado como una revolución biotecnológica con origen bacteriano?

¿Acaso como una expresión de la insignificancia y el desamparo, como resultado del tedio del ser humano consigo mismo…? ¿asistimos al principio del fin del nihilismo para arribar a una nueva aurora, o, por el contrario, es el momento más inhóspito y cruel para la vida de los humanos y el planeta?, ¿es posible pensar ahora en la superación de lo humano, en una suerte de superhombre técnico? ¿Cuántos mundos felices y utopías delirantes de eugenesia y supremacía racial pueden ser incubadas en el vientre del acontecimiento técnico-científico?

La técnica CRISPR-Cas9 conduce a la construcción de una esfera de inmunidad bacteriológica adquirida, también llamada inmunidad adaptativa, que protege contra los ataques recurrentes de los virus, pues el Cas-9 reconoce las secuencias del ADN donde los patógenos han hecho o harán daño y los corta. ¿Cómo ocurre el reconocimiento de la secuencia a editar? Para mí es algo imposible de comprender, pero como lo entendí, de manera muy simple, es que se inyecta ARN, ácido ribonucléico asociado, a la célula para que codifique la proteína Cas-9 y la secuencia o gen que debe reconocer. La célula hace su trabajo para sintetizar la proteína responsable de cortar la doble cadena del ADN exactamente donde el ARN inyectado le indica que lo haga. Así pues, cualquier secuencia del genoma puede ser cortada donde el fragmento de ARN le ordene hacerlo. 

La investigación se considera un hito histórico para la ciencia biomédica, pues miles de enfermedades hereditarias, los científicos hablan de más de diez mil, están escritos en el ADN  de la especie humana y ahora pueden ser borrados y reescritos. De esa manera se pueden corregir los genes defectuosos o los responsables de enfermedades como el cáncer, distrofia muscular, algunos trastornos neurodegenerativos, como Parkinson, Alzheimer, autismo y algunas otras como el síndrome de Down, albinismo, enfermedades de la sangre e infecciones virales como el papiloma, herpes, hepatitis B, fibrosis quística, etcétera.

La aplicación de la tecnología CRISPR-Cas9 permite retardar la maduración de frutas como el tomate y, hasta ahora, se aplica en la agricultura para mejorar el cultivo del arroz, naranjo, trigo, soya, patata, tomate, tabaco, melón y maíz, pues se producen alimentos resistentes a los virus que los afectan. De igual manera se ha experimentado con anfibios, peces, mamíferos como el ratón, conejo, cabra, rata, cerdo, perro y, desde luego, con primates. En el ganado, sobre todo con el porcino, la técnica garantiza una fuente “segura” de órganos libres de virus para el transplante en humanos e incluso se usa para crear mosquitos mutantes que sean inhabilitados biológicamente para evitar la transmisión de la malaria – edición genética que permite salvar millones de vidas.

Una gran aportación a la de vida de los humanos. ¿Quién lo pone en duda?

No obstante, mi escepticismo se recrudece cuando pienso en el cuidado del ser del hombre, como en su momento hicieron los románticos Gottfried Herder y Johann Wolfgang von Goethe, de quienes Martin Heidegger hereda y reinterpreta el sentido del cuidado del ser para convertirlo en el hilo conductor de su obra. Cuando recuerdo que la heideggeriana palabra Dasein (ser-ahí) tiene el propósito de superar ontológicamente el pensamiento humanista, antropocéntrico, herencia del encarnizado y casi enloquecedor debate sobre la esencia de la verdad que mantiene con Nietzsche. Y pienso casi necesariamente en “el último hombre…el más despreciable”, el que ha olvidado lo que es el amor, la creación, el anhelo y hasta dejó de sentir el tiritar de las estrellas.

El pensador del eterno retorno, “esa fórmula suprema de afirmación a que se puede llegar en absoluto”, expuesta poéticamente en Así habló Zarathustra, “una obra a 6 000 pies más allá del hombre y del tiempo”, es el canto del cisne de la vieja verdad platónica y cristiana, el comienzo del fin de la metafísica de la subjetividad, pues sostiene que si los humanos tuviesen algo bueno que aportar a la mejora del mundo ya sería tiempo suficiente de que dieran muestras de esos frutos, porque por todos los rumbos del universo él observaba solo decadencia, rebajamiento, distracción, ceguera y olvido del ser. La mirada profunda de Nietzsche nos devela multitudes, criaderos de animales domesticados por la moral de la oveja, y nos anuncia con su filosofar a martillazos el crepúsculo de las grandes verdades y la transvaloración de todos los valores: el ocaso de los ídolos.

Para el pensamiento filosófico europeo de posguerra, como el expresado en el existencialismo francés y en la Carta sobre el humanismo (1946) de Martin Heidegger  –con los necesarios matices del caso entre uno y otro–, después del monstruoso holocausto nazi nada que estuviese relacionado con la construcción de la verdad podía estar asociado con el hombre. Los experimentos del nacionalsocialismo descubrieron los alcances morales de la verdad de lo ente, el curso lógico y natural de la verdad de la técnica, la miseria y crueldad que los humanos somos capaces de perpetrar contra los diferentes, para expulsar lo distinto, a nombre de una patológica supremacía racial o religiosa.

Está claro que la verdad de la ciencia obedece, en los hechos, a la fría y poderosa racionalidad técnica, como se sabe bien por la gran palanca económica mundial que es la industria de la guerra. La esencia de la verdad de la técnica  es la nada, porque no tiene un para qué, es una voluntad de poder incondicionada y tautológica que solo sabe responder que quiere más poder para tener más poder. Más poder de destrucción, como lo muestra globalmente el coronavirus, que saltó al ser humano por causa del crecimiento de las ciudades, por la deforestación criminal de los bosques y entornos ecológicos biodiversos.

Max Weber coincide con la perspectiva pesimista de Nietzsche sobre el curso de la humanidad bajo el dominio del espíritu del capitalismo e incluso recurre a la imagen de “los últimos hombres” para caracterizar esta fase de la civilización, habitada por “especialistas sin espíritu, gozadores sin corazón: estas nulidades se imaginan haber ascendido a una nueva fase de la humanidad jamás alcanzada anteriormente.” El tono mordaz del sociólogo recuerda la enseñanza de Zarathustra, me refiero al prólogo, cuando predica la venida del superhombre y las multitudes, ciegas y sordas para escuchar la sabiduría, prefieren al más despreciable de los seres: “el último hombre”.

El pensar ontoantropológico de Peter Sloterdijk, definido como una suerte de diagnóstico civilizatorio de nuestro tiempo, hablamos del siglo XXI, mantiene vivo el cuidado del ser del hombre como hilo conductor de su obra y concluye que nuestra civilización está dominada por el triunfo de la razón cínica: la franca inmoralidad es la llave del éxito económico, político, artístico, académico, científico, deportivo, periodístico, social y un ostentoso y largo etcétera. Se interroga entonces por las formas de saber y ciencia que emergen de los intereses de esa racionalidad cínica, los imagina semejantes a un carrete de hilo con el que se tejen las torceduras “de una doctrina inmoral de la inteligencia” –cita La paz perpetua de Kant.

¿Qué  puede esperar la humanidad de la comunión entre el triunfo global de la razón cínica y el CRISPR-Cas9?

Estamos frente a un poderoso instrumento de ingeniería genética que abre un horizonte inédito de posibilidades terapéuticas, para construir una vida más saludable de la especie humana; no obstante, el dominio global de la razón cínica, entendida como doctrina inmoral de la inteligencia, arroja una inmensa sombra sobre el futuro del método de edición genética reconocido con el premio Nobel.

Se puede pensar en una pausa temporal, hasta diez años, como proponen las propias galardonadas, para permitir el uso de las tijeras genéticas en embriones humanos; esto es, hasta no estar seguros de las diversas implicaciones que tiene realizar los experimentos y hasta que la tecnología se encuentre cuidadosamente probada y validada, pues hay evidencias de que el método puede cortar más secuencias de las que fueron originalmente programadas. Según entiendo, entre las 3 mil millones de letras representadas por el ADN de un genoma, existe una probabilidad muy alta de que haya repeticiones de letras en secuencias genéticas sanas que también serían cortadas por las tijeras del Cas9. Las consecuencias de un uso indiscriminado del método CRISPR-Cas9 pueden resultar, como se ve, en alteraciones adversas y permanentes del ADN.  

Y, sin embargo, como es archisabido, el animal humano es el único ser viviente que se da leyes para no cumplirlas y en el 2018 el biofísico  chino He Jiankui, en total hermetismo, sin que nadie conociera la naturaleza del proyecto ni quiénes lo financiaron, fertilizó in vitro, con el esperma de un hombre enfermo de sida y el óvulo de una mujer sana, a unas gemelas con el gen CCR5 editado, pues por las proteínas de ese gen el VIH se introduce a las células. Así que la teoría y la voluntad de poder, el espíritu fáustico, el afán de fama y fortuna, prepararon anímicamente el corazón de He Jiankui para realizar un experimento que desafió los fundamentos de las leyes humanas y divinas para dar a luz, por primera vez en la historia, a seres humanos genéticamente editados desde el embrión.

Un año después del nacimiento de las gemelas el científico publicó en la revista del MIT Technology Review el resultado de sus investigaciones y, al parecer, como era de esperarse, los resultados no fueron los esperados y amenazan con ser catastróficos para la vida de las gemelas, pues no funcionó la edición genética del CCR5 en una de ellas y, lo peor del experimento, es probable que se hayan generado transformaciones genéticas inesperadas. Quedan muchas dudas en el tintero: ¿quién financió el proyecto de He Jiankui?, ¿cuáles son los intereses de la razón cínica que motivaron al investigador asiático? Nada se sabe al respecto, sabemos, sí, que un grupo de 122 científicos chinos, de los más reconocidos en el mundo, condenaron severamente la irresponsable acción, que tendrá que pagar 380 mil euros de multa, que fue condenado a tres años de prisión y a no volver a ejercer, de por vida, la medicina reproductiva asistida, pero no sabemos nada de la responsabilidad del científico con el futuro de las dos nuevas vidas y con el horizonte inmediato del enigmático sentido de la escritura genética.  

El tema de fondo es que por primera vez los humanos tienen en sus manos la decisión trágica de elegir el destino de la especie y, por lo arriba expuesto, los intereses de la razón técnica, de la triunfante inmoralidad cínica, en mi opinión, serán los nuevos beneficiarios y pastores del ser genéticamente recortado, empequeñecido y domesticado. Más que la imagen del superhombre temo la figura de un Frankenstein que se vuelve violentamente contra sus creadores: intuyo lo abismal.

Page 1 of 443

Cultura

Viñeta de 'El amor según Mafalda' de Quino, publicado en Lumen Gráfica. “¿Qué importan los años? Lo que realmente importa es comprobar que al fin de cuentas la mejor edad de la vida es estar vivo”. Y eso fue lo que interesó a Joaquín Salvador Lavado, Quino, durante toda su vida. Lo defendió a
Siempre libre y en constante exploración, es como se declaró el artista Gilberto Aceves Navarro (Ciudad de México, 1931-2019). Del pintor, grabador y uno de los mayores exponentes del expresionismo abstracto, el Museo Internacional del Barroco (MIB) montará la exposición Superar la herida. Pintura
No se charla con Abel Ferrara (Nueva York, 1951) para obtener una entrevista pulcra y ordenada, del mismo modo que no se va a ver una de sus películas para ver una historia convencional. Su cine es a menudo caótico, casi siempre extremo y nunca complaciente. Quizá se pueda acusar de irregular a la
Arthur Rimbaud y Paul Verlaine, poetas y amantes, podrían entrar en el Panteón, el templo laico de la República, donde reposan los “grandes hombres” de la nación, y un puñado de mujeres. La iniciativa para trasladar sus restos al monumento agita en Francia un debate entre literario y político. ¿Es
El manuscrito original del soneto “Sangre de Toro”, mecanografiado y firmado por el poeta Pablo Neruda en 1965, fue hallado en julio pasado en la casa de su amiga Perla Grinblatt, quien falleció recientemente, informó este martes la Universidad de Chile, quien salvaguardará el histórico documento.
Bruce Springsteen ha desvelado que desde hace tiempo acude a terapia. “Hablar funciona”, ha dicho el músico que está convencido de que estas visitas le han ayudado a afrontar sus miedos. “Pero uno tiene que comprometerte con el proceso y en eso he sido bastante bueno”. Springsteen, de 71 años,
Foto: La Jornada de Oriente   Convencidos de que la pandemia del Covid-19 los llama a construir más que una nueva normalidad “un nuevo futuro”, y con el compromiso de que el documental llegue y sea una herramienta de impacto y cambio, fue presentada la edición número 15 del Docs Mx que
  Con el “Grito de Independencia” a la vuelta de la esquina el repaso a las lecciones de historia ofrecidas por profesores en la educación básica se hacen necesario, especialmente cuando la figura de Leona Vicario se observa entre las exhibidas en la iluminación del Zócalo de la Ciudad de
El Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) anunció ayer las películas nacionales que estarán dentro de su programación como parte de la selección oficial en competencia de este año.En su edición 23 el encuentro fílmico tendrá lugar del 18 al 27 de septiembre en su plataforma de streaming y
El mar entre las casas es el nombre del largometraje de ficción que se estrenará a finales de este mes en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, el GIFF. Resultado de dos años de labor, el filme conjuga varias cosas: que partió de un ejercicio escolar gestado en la carrera de cine
  Para incentivar la creatividad de los compositores poblanos, mediante los elementos naturales, cívicos, culturales, sociales e históricos de Puebla, la Secretaría de Cultura (SC) convoca a músicos residentes del estado a participar en el concurso Esperanza Sonora.  En esta convocatoria,
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…