Migrantes intentan cruzar la frontera hacia EE. UU en busca de asilo político, por el puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez.
Migrantes intentan cruzar la frontera hacia EE. UU en busca de asilo político, por el puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez. Luis Torres/Efe

Cuando en noviembre de 2019 Cecilia P., una migrante venezolana de 36 años, llegó a la fronteriza ciudad mexicana de Nogales, tenía la esperanza de que las autoridades migratorias de Estados Unidos escucharan sus alegatos para obtener asilo para ella y sus dos hijos, de 13 y tres años, y así poder reunirse con su hermana en territorio estadounidense. Lo que encontró, sin embargo, fue un muro burocrático difícil de saltar: tras permitirle en un primer momento ingresar a EE UU, los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) la devolvieron a México, donde debía permanecer bajo la promesa de que un juez estudiaría su caso. Fue enviada a la violenta Ciudad Juárez, donde no conocía a nadie y donde ella y sus hijos sufrieron intentos de violación, asalto y extorsión de parte de funcionarios migratorios mexicanos. Su historia forma parte de un extenso informe del organismo Human Rights Watch (HRW), que denuncia las violaciones a los derechos humanos de los migrantes bajo el programa Remain in Mexico, diseñado por el Gobierno de Donald Trump. HRW exige al presidente electo, Joe Biden, que desmantele “rápido y decisivamente” el programa por violentar a los migrantes.

Cecilia entabló amistad en Ciudad Juárez con Berenice, otra migrante venezolana de 24 años que también intentaba cruzar a Estados Unidos con su hija de cuatro años. “Estábamos completamente perdidos”, afirma Cecilia. Mientras las mujeres esperaban noticias de la hermana de Cecilia, cuatro hombres las atacaron. “Por lo que decían estaba claro que querían violarnos”, explica. “Uno me agarró. Otro agarró a mi amiga. Empezamos a gritar. Algunas personas se acercaron y ayudaron a expulsar a los hombres. Los niños quedaron completamente traumatizados”. La pesadilla no terminó ahí. Desesperadas, las mujeres compraron boletos de autobús para regresar a Nogales, un viaje de 10 horas desde Ciudad Juárez. En el camino, dos agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) detuvieron el autobús y ordenaron a todos los pasajeros que mostraran sus identificaciones. Cecilia y Berenice presentaron sus pasaportes con los formularios de entrada a México, pero los agentes les ordenaron bajar del vehículo y entrar en una camioneta de la INM. Dentro, comenzaron a extorsionarlas. “Vamos a romper sus permisos y deportarlas si no nos dan 100 dólares cada una”, amenazó uno de los hombres. Cecilia y Berenice suplicaron que las dejaran en libertad. “Resuélvelo, no sé cómo lo resolverás, pero llorar no arregla nada. Si no tienes el dinero, romperé los permisos y con una llamada te deportarán“, fue la respuesta que recibieron. Cecilia entregó los 2.500 pesos (120 dólares) que cargaba y que era su única esperanza en Nogales y los hombres las dejaron volver al autobús.

“Bajo el programa Remain in Mexico, las personas que buscan asilo deben esperar en México y regresar periódicamente a Estados Unidos para audiencias en los tribunales de inmigración. Formalmente conocido como ‘Protocolos de Protección Migratoria (MPP, por sus siglas en inglés)’, el programa es todo menos protector: ha enviado a personas a algunas de las ciudades más peligrosas de México y las ha expuesto de manera innecesaria y previsible a un riesgo considerable de daños graves. Las personas entrevistadas, incluidos niños, describieron violación o intento de violación y otras agresiones sexuales, secuestro para obtener rescate, extorsión, robo a mano armada y otros delitos cometidos contra ellos. En muchos casos, fueron atacados cuando llegaban a México o cuando regresaban de las audiencias judiciales, o cuando dejaban los refugios para migrantes donde se alojaban. En algunos casos, agentes de inmigración o policías mexicanos cometieron estos delitos”, afirma HRW en el informe.

Desde que el programa comenzó, en enero de 2019, como parte de la política migratoria de Trump, las autoridades de EE UU han enviado a México a 69.000 solicitantes de asilo, entre ellos centenares de niños, muchos de ellos con discapacidades. “Es casi imposible lograr una excepción para las personas más vulnerables”, advierte HRW. Además, el organismo ha documentado entre noviembre de 2019 y enero de 2020 al menos 32 casos de secuestro o intentos de secuestro contra migrantes en las ciudades de Matamoros y Nuevo Laredo. “La mayoría de estos secuestros involucraron a múltiples víctimas e incluyeron al menos 38 niños”, se afirma en el informe. Otro organismo de derechos humanos, Human Rights First, ha rastreado más de 1.100 casos de asesinato, violación, secuestro, tortura y agresión de personas enviadas a México bajo el programa de la Administración Trump.

“El programa Remain in Mexico somete a niños y adultos a daños graves y continuos, incluidos secuestros y violaciones, y debe ser desmantelado rápida y decisivamente”, exige Human Rights Watch. “El presidente electo, Joe Biden, debería actuar rápidamente en su promesa como candidato y poner fin al programa de dos años”, agrega el organismo. Biden se ha mostrado abierto a reformar las políticas migratorias del Gobierno actual, una decisión que ha sido aplaudida por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. “Mi reconocimiento a su postura a favor de los migrantes de México y el mundo, lo cual permitirá continuar con el plan de promover el desarrollo y el bienestar de las comunidades del sureste de México y de los países de Centroamérica. Considero que de esta manera nadie se verá obligado a abandonar su lugar de origen y podrá vivir, trabajar y ser feliz con su familia, entre su gente, con su cultura, y así lograremos construir la solución definitiva a los flujos migratorios desde y a través de México hacia Estados Unidos”, dijo el mandatario a mediados de diciembre.

El Gobierno mexicano, sin embargo, ha desarrollado una agresiva política contra los migrantes después de que Trump amenazara en mayo de 2019 con una tasa del 5% a cualquier importación si México no frenaba la migración. Como respuesta, el Gobierno mexicano desplegó a casi 7.000 soldados de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala, convirtiendo al país en un muro para frenar las caravanas de migrantes que desde Centroamérica ingresan a territorio mexicano rumbo a Estados Unidos.

“Como resultado —advierte HRW— miles de personas se concentran en ciudades fronterizas mexicanas peligrosas indefinidamente, viviendo vidas en el limbo, muchas de ellas dependientes de la generosidad de grupos humanitarios y voluntarios para alojamiento, comida y atención médica. Los refugios para migrantes en Ciudad Juárez y Tijuana se llenaron rápidamente, y un gran refugio administrado por las autoridades federales mexicanas en Ciudad Juárez también alcanzó rápidamente su capacidad poco después de su apertura a fines de 2019. En Matamoros, los peligros en la ciudad han provocado que hasta 2.600 personas vivan en un campamento informal a orillas del río que marca la frontera entre México y Estados Unidos, un lugar propenso a inundaciones. En Nuevo Laredo, tanto los solicitantes de asilo como los que intentan ayudarlos también enfrentan riesgos particularmente graves. El reverendo Aarón Méndez, un pastor que dirigía un refugio para migrantes, fue secuestrado en agosto de 2019, probablemente por miembros del cartel que habían atacado repetidamente el refugio y a los que se quedaban allí”.

Historias de horror que sufren miles de migrantes como las venezolanas Cecilia y Berenice, quienes esperan cumplir su anhelo de comenzar una nueva vida en Estados Unidos. “La administración entrante debe reconocer que el MPP es un fracaso abyecto de Estados Unidos para defender el derecho a buscar asilo y brindar protección a las personas que buscan seguridad. Los graves daños que el MPP ha infligido a decenas de miles de personas no se pueden deshacer por completo, pero los esfuerzos de Estados Unidos para revertir el programa deberían poner a las personas en una posición lo más cercana posible a la situación en la que se habrían encontrado si no hubieran sido enviados a México, debe incluir asistencia específica para ayudarlos a recuperarse de las dificultades y angustias que el programa les ha impuesto, debe reconocer públicamente estos daños y debe comprometerse a no repetirlos nunca”, recomienda el informe de HRW.

El conteo de votos de las cruciales elecciones al Senado en Georgia, que decidirán la mayoría de la Cámara alta, y por tanto, marcarán la nueva Administración de Joe Biden, ha avanzado en un escrutinio cada vez más ajustado entrada la madrugada del miércoles. Pasadas las 2.00 (8.00 en la España peninsular), con el 97% escrutado, los medios proyectaron ganador al demócrata Raphael Warnock. El reverendo hizo historia al convertirse en el primer senador negro elegido en el territorio sureño y acercó a su partido al control de la Cámara. Si ganan los dos candidatos demócratas, el Senado quedará formado por 50 republicanos y 50 demócratas (dos de ellos, independientes), pero la próxima vicepresidenta, Kamala Harris, ejercerá el voto decisivo en los casos de empate. Los republicanos necesitan ganar el escaño que sigue en juego en el Estado para mantener el control de la Cámara alta, del que gozan desde hace seis años, y que obligaría a Biden a alcanzar pactos con la oposición para avanzar su agenda política.

Warnock se ha impuesto con el 50,6% de los votos a la senadora republicana Kelly Loeffler (49,4%). El segundo escaño en juego lo disputan el realizador de documentales Jon Ossoff, demócrata, y el que hasta el domingo era senador por Georgia, David Perdue. Ossoff aventaja a Purdue por cuatro décimas (unos 16.000 votos) con el 98% escrutado. Los cuatro candidatos superan los dos millones de votos. Las ajustadas carreras —motivo por el cual el desenlace se prolonga— tienen lugar después de que en noviembre ninguno lograra superar el 50% de los apoyos necesario para hacerse con uno de los dos escaños en juego. Las autoridades han informado de que a mediodía (seis de la tarde en la España peninsular) podrían darse a conocer los resultados oficiales.

Durante la madrugada, Warnock se ha dado por ganador, aunque no lo ha declarado formalmente. “Voy a ir al Senado a trabajar para toda Georgia, no importa por quién hayas votado en esta elección”, dijo en un mensaje que publicó en sus redes sociales. Por su parte, el gran motor movilizador de los demócratas en este año electoral, la activista Stacey Abrams, felicitó a su “querido amigo” y “próximo senador”. Loeffler habló a última hora de la noche en Atlanta para adelantar que no va a conceder la victoria al demócrata y que peleará para que se cuente “cada voto legal”. Jon Ossoff, que competía por el segundo escaño por el Partido Demócrata, se declaró ganador temprano por la mañana. Con el conteo al 98% y una diferencia de 15.000 votos sobre el republicano David Perdue, Ossoff se adjudicó la victoria en la segunda elección senatorial celebrada el martes en el Estado sureño. “Georgia, gracias por la confianza que me han otorgado”, dijo el demócrata en un breve vídeo en sus redes sociales.

“Parece que están armando un gran ‘vertedero de votantes’ contra los candidatos republicanos. ¿Están esperando a ver cuántos votos necesitan?”, escribió el presidente saliente, Donald Trump, en su cuenta de Twitter, insinuando, sin pruebas, que los demócratas quieren manipular los comicios.

Brad Raffensperger, secretario de Estado de Georgia, informó a última hora de la noche de que faltaban por contar cerca de 200.000 votos y las papeletas enviadas por los militares destinados en el extranjero, que se podrán recibir hasta el viernes al mediodía.

La elección se ha celebrado en un clima de alta tensión, tras una campaña marcada por la ofensiva de Trump, para anular el resultado de las presidenciales agitando acusaciones infundadas de fraude masivo, que suponen cuestionar el conjunto del sistema. Georgia se encontraba en el ojo del huracán tras haber elegido a Biden, convirtiéndose así en el único oasis azul en el llamado “cinturón bíblico” del sur, en un escrutinio ajustado que Trump ha tratado de desacreditar sin éxito.

Antes de que abrieran los colegios electorales este martes, ya habían votado de manera anticipada o por correo más de tres millones de georgianos (del alrededor de 7,7 millones registrados), una cifra sin precedentes en una segunda vuelta para asignar escaños en el Senado. Los votos anticipados, que suelen favorecer a los demócratas, fueron los primeros escrutados. Por eso, a medida que se han ido contando las papeletas del martes, su ventaja fue estrechándose. Luego, con los resultados de algunos condados de mayoría progresista, la foto ha vuelto a cambiar.

En las presidenciales de noviembre, cinco millones ejercieron su derecho a voto, siendo la movilización de la comunidad afroamericana y de los jóvenes la clave para el ajustado triunfo de Biden, que logró derrotar a Trump en el feudo conservador por menos de 12.000 votos. Georgia no optaba por un presidente demócrata desde hacía 28 años. Tampoco ha elegido a un senador de dicho partido desde 1996. Los apoyos demócratas se concentran en Atlanta y en los barrios del extrarradio, el núcleo progresista del Estado, que en la última década se ha extendido a gran velocidad, poniendo en jaque la hegemonía republicana, asentada en la zona rural.

Este miércoles, está fijada la certificación de Biden como vencedor de las elecciones presidenciales en una sesión bicameral en el Capitolio y un grupo de senadores y congresistas republicanos planea torpedearla presentando objeciones, aunque carecen de votos para que la protesta se traduzca en algún contratiempo en la confirmación de Biden, una formalidad previa a su toma de posesión, el 20 de enero.

La figura de Trump ha planeado sobre esta elección. Primero, por la presión que ha ejercido sobre los republicanos que no le han seguido en sus acusaciones de fraude electoral, señalándolos como desleales al partido. Y, segundo, porque estos comicios han supuesto una prueba para los republicanos, un test para su capacidad de seducción sin la figura del presidente de por medio.

Una de las dudas que quedará despejada cuando se conozcan los resultados oficiales de Georgia es cuánto pesó —y si para bien o para mal— la retórica del presidente saliente sobre la fiabilidad del sistema electoral. Trump lleva dos meses denunciando, sin pruebas, que hubo fraude en los comicios del pasado noviembre y, a su vez, invitando a sus bases a salir y votar por los dos candidatos republicanos. Según las encuestas a pie de urna de la segunda vuelta realizadas por The Washington Post, casi 9 de cada 10 demócratas de Georgia sostuvieron que las elecciones de noviembre se produjeron de manera justa, mientras que solo dos de cada 10 republicanos afirmaron lo mismo.

El último escándalo relacionado con la inédita cruzada de Trump fue la información publicada el pasado domingo sobre la llamada telefónica en la que el mandatario presionó al secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, para que “encontrase” los votos suficientes que permitieran revertir la victoria de Biden. Los votantes demócratas fuera de los colegios electorales se mostraban hartos de las polémicas del presidente saliente y con las esperanzas puestas en el triunfo de sus candidatos a senadores para comenzar a escribir un nuevo capítulo en la historia política. Jerald Hogan, de 46 años, estaba confiado en el vuelco del Estado conservador: “Por primera vez en mi vida creo que las cosas van a cambiar”.

¡No matarás! El Papa Francisco invoca el primer mandamiento del credo cristiano y de todos los humanismos, empezando por el pacto social del jusnaturalismo, para nombrar el sistema económico global que siembra la muerte sobre la naturaleza, que dinamita la casa común de la humanidad con un proyecto cultural civilizatorio que domestica y empequeñece el valor de la vida humana. El contexto mundial en el que ocurre el acto educativo resulta, a su juicio, una civilización que se caracteriza por “el empobrecimiento de las facultades de pensamiento y de imaginación, de escucha, de diálogo y de comprensión mutua”.

Francisco no lo oculta, lo dice, lo publica a los cuatro vientos, la economía de mercado aniquila, reduce y mata. Concluye que la humanidad experimenta una grave crisis antropológica que debemos atender con urgencia, con carácter de prioridad, pues estamos tocando los límites de la vida sobre la Tierra. Y nos propone un pacto educativo ecuménico, incluyente, sin diferencias de credos religiosos o ideologías políticas, una alianza global que reconozca la fraternidad como primer principio filosófico y pedagógico de los programas de estudio en el mundo. “Una alianza entre los habitantes de la Tierra y la “casa común”, a la que debemos cuidado y respeto. Una alianza que suscite paz, justicia y acogida entre todos los pueblos de la familia humana, como también de diálogo entre las religiones. Para alcanzar estos objetivos globales, el camino común de la “aldea de la educación” debe llevar a dar pasos importantes. En primer lugar, tener la valentía de colocar a la persona en el centro.”

Vaya que se trata de un acto de audaz reforma intelectual, pienso en los hombres más poderosos de México, empresarios y políticos que han levantado sus fortunas sobre el crimen y la corrupción, sobre la confusión de lo público y lo privado, sobre la destrucción de los entornos ecológicos, sobre el patrimonialismo semiburocrático, un tipo de dominio que ni es chicha ni es limoná, porque ni es un tipo racional legal de dominio político ni es propiamente una forma tradicional, pues se fundamenta sobre una ficción constitucional moderna. Las leyes van por un lado y la realidad real, el presupuesto económico, ya lo sabemos, por otra vía muy diferente, como ocurre con el derecho a la educación. El mismo divorcio suele ocurrir con frecuencia entre los empresarios, los capitalistas de América Latina, pues públicamente hacen profesión de fe católica, cierto, pero al interior del cuarto de máquinas, donde se produce el plusvalor de los trabajadores, en sus empresas, prevalece la economía del descarte, la exclusión (racismo, clasismo, patriarcalismo), el outsourcing, los salarios de hambre; en pocas palabras, la explotación incondicionada del ser humano por el ser humano. ¿Cuál será el comportamiento, la respuesta, de las escuelas católicas privadas, confesionales, de nuestro país, instituciones educadoras de las élites, frente a esta exhortación papal para destronar la exclusión y para sembrar la fraternidad franciscana entre las comunidades escolares…?

Es la serpiente de la soberbia y la avaricia, con sus ojos amarillos, la que nombra el Vicario de Cristo. Es la voluntad ciega de poder de los dueños de la maquinaria financiera, es la verdad de la técnica que cosifica, con sus cálculos y estimaciones de valor estandarizados, las comunidades escolares del mundo, a eso hace referencia. Eso es lo que tiene que cambiar con urgencia. El sentido pragmático del éxito, la competencia salvaje y la egolatría, la mismísima meritocracia, resultan contrarias a la idea de educación fraternal y comunitaria del Sumo Pontífice, quien piensa que solo es posible  “crear vínculos de unidad si soy capaz de vivirlos en una iniciativa donde cada uno resigne las ganas de mandar y haga crecer las ganas de servir.”

Pero la reforma pedagógica, moral, más profunda, a mi entender, es la que propone situar a la “persona” en el centro. Y lo es porque convoca a un movimiento global de descosificación de los curriculums; o, mejor, de humanización de los protagonistas del acto educativo, pues, dejando de lado, por el momento, el sentido teológico del Papa, la filosofía enaltece el concepto de “persona”. María Zambrano lo define como algo más alto, un más allá de la individualidad física del ser humano, pues se trata de dotarlo de la conciencia de “…saberse a sí mismo como valor supremo y como última finalidad terrestre”. Así pues, cuando hablamos de persona hablamos de dignidad y también de la comprensión del ser del hombre.

El concepto de persona podría resultar indigesto para los racismos, clasismos y patriarcalismos de toda laya, resulta muy complicado para la estabilidad del ejercicio autoritario del dominio político, pues el respeto a la voz propia de los gobernados, de los profesores y estudiantes, es el principio básico de la coparticipación tanto en la república como en la escuela. La persona es consustancial al sentimiento de fraternidad, pues necesito valorarme primero a mí mismo para valorar luego a los otros. En el “Mensaje del Santo Padre Francisco para el lanzamiento del Pacto Educativo” (19/09/2019) afirmó: “Hoy más que nunca, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna…”

En ese mensaje previo a la firma del pacto escribe que la existencia actual experimenta un cambio de época y añade que el ser humano se encuentra encarcelado en el torbellino de la velocidad tecnológica y digital que disuelve, rápidamente, los puntos de referencia. La identidad psicológica de los sujetos “se desintegra en una mutación incesante” que “contrasta con la natural lentitud de la evolución biológica” (Carta enc. Laudato si’, 18).”

Está convencido de que algo está saliendo mal, pésimo, en la educación de la humanidad, pues el tipo de ser viviente que estamos formando en las aulas de nuestros sistemas educativos es apenas un pieza mecánica, enajenada, un andamio en el engranaje de la verdad de la técnica. Obsesionados en cultivar como valor supremo de los programas educativos el pragmatismo del éxito (económico, político, académico, artístico, deportivo y mil etcéteras), en someter todo, los seres humanos en primer lugar, a la verdad de las cosas y a las necesidades técnicas del imperio global, la fraternidad, el reconocimiento de los unos en los otros, la construcción de una ontología y una lógica polivalentes, de una educación para el cuidado de nosotros mismos y de los entornos ecológicos, es, en lo hechos, impensable y está fuera de los objetivos de la educación mundial.

El pontífice argentino hace un llamado a cambiar nuestras vidas, porque ya no tenemos mucho tiempo, hay pasajes en los que parece inspirado por las ideas de Peter Sloterdijk, por la caracterización de que la historia actual representa el triunfo, la coronación de la razón cínica, la falsa conciencia ilustrada que, conciente de la destrucción del todo, avanza voraz a la búsqueda del oro, aunque para ello haya de sacrificar el amor y la vida misma. Como sea, por diferentes jardines secretos del pensar ambos concluyen que vivimos una crisis antropológica que es necesario superar. Resulta imposible construir espacios hospitalarios, cálidos, prometéicos, termotopos inmunizantes contra el virus del espíritu del capitalismo, extraviados, como estamos, en la obstinación de formar estudiantes casi exclusivamente para el ególatra éxito mercantil.

Paradójicamente, la crisis que observa Franciscus en la formación, en el cuidado del ser del hombre, en el sistema educativo del mundo, es muy parecida a la que Zaratustra, el profeta del superhombre, descubre en los humanos de fines del siglo XIX. Después de algunos años viviendo en el más sosegado apartamiento, en soledad, Zaratustra, el visionario de la filosofía del devenir, bajó de las montañas a tierra firme. Acicateado por la curiosidad de saber lo que había ocurrido con el ser humano en ese lapso, si había crecido, o, si, por el contrario, se había vuelto más pequeño,  se aproximó lentamente a una colonia de casas que apareció en el horizonte. Se preguntó entonces ante el espectáculo que se abrió a su mirada: “qué significan esas casas…¿Las sacó un niño idiota de su caja de juguetes? ¡Ojalá otro niño vuelva a meterlas en su caja!...¡Todo se ha vuelto más pequeño!”

Lo que Zaratustra descubre son casas con ventanas y puertas más diminutas, en donde seres de su especie tienen que agacharse para entrar, para caber por esos ridículos resquicios. Por eso concluye que “el hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre”, es un pensamiento para superar al ser humano como sujeto de sujetos de la filosofía de la historia. Zaratustra nos propone superar ese ingenuo antropocentrismo, que, por todos los rumbos y tiempos del universo, nos prodiga catastróficas y abundantes pruebas del enfermo poder destructor que el ser humano tiene sobre la naturaleza, la historia y el todo. Que si algo bueno hubiera de nacer entre nosotros, los humanos, con tantos siglos de historia ya sería tiempo de cosechar algunos frutos.

La idiotez del ser humano se retrata nítidamente cuando el último hombre rechaza indignado el evangelio del superhombre de Zaratustra. Enamorado y orgulloso como está de su propia estupidez fatal no tiene ojos para ver ni oídos para escuchar las palabras del profeta Zaratustra. Y así como la multitud aclamó y salvó la vida de Barrabás, el famoso preso acusado de “…sedición que había ocurrido en la ciudad, y por asesinato” y, al mismo tiempo, condenó a la cruxificción la vida del mesías, del ungido por dios para salvar al pueblo judío de la esclavitud extranjera, así la multitud de fines del siglo XIX aclama al hombre, al nibelungo wagneriano, que renunció al sentimiento del amor para apoderarse del oro del Rin: el hombre más despreciable.

Nada puede esperarse del tronco torcido de la humanidad, piensa Nietzsche, mientras no se supere a la más vil de las criaturas en el más inhóspito de los siglos, en tanto no aparezca el superhombre en el horizonte histórico. Hace una pausa para preguntarse por la prehistoria del bien y del mal (nobles y esclavos). “¿En qué condiciones se inventó el hombre esos juicios de valor que son las palabras bueno y malvado?, ¿y qué valor tienen ellos mismos? ¿Han frenado o han estimulado hasta ahora el desarrollo humano? ¿Son un signo de indigencia, de empobrecimiento, de degeneración de la vida? ¿O, por el contrario, en ellos se manifiesta la plenitud, la fuerza, la voluntad de vida, su valor, su confianza, su futuro?”  

Más allá del origen de tales valores, lo que el pensador de Sils María pone en la escena filosófica es el cuestionamiento sobre el valor de la moral. Y con escepticismo profundo se enfrenta a su maestro Schopenhauer con la intención de deconstruir los valores que aquel abraza, porque son negadores de la vida, representan la aniquilación de la voluntad de poder. Le parece que la práctica, el ejercicio, la antropotecnia cristiana sustentada en los valores ascético-patológicos, es el comienzo de la decadencia de la humanidad hacia la nada, más aún, es el camino lógico hacia la era del nihilismo.

El holocausto nazi del siglo XX confirmó con sombría certeza la profecía nietzscheana. El hombre más despreciable, iluminado por un racismo igualmente patológico, escenificó el teatro de la crueldad sobre Europa, para humillar la soberbia ilustrada, la fe en nuestras capacidades cognitivas, en las posibilidades verdaderas de la educación y la cultura, para recordarnos cuán próximos estamos del animal y cuan lejos del superhombre. Los judíos levantaban los ojos al cielo buscando, implorando misericordia a su dios y solo encontraron el eco del Shum Davar (la nada). ¿Quién podría después de Auschwitz levantar la cara para ofrecernos, con fundamentos filosóficos e históricos razonables, un programa político de liberación inspirado por cualquiera de los humanismos…?

La llave maestra de los humanismos, de izquierdas y derechas, es la idea de que el conocimiento aleja del vicio, de la oscuridad, abre el sendero a una vida virtuosa que, al final, sin importar las adversidades del universo, abre las iluminadas puertas de la felicidad.  El terror, la barabarie, la falta de lenguaje para nombrar la tragedia propiciada por un discurso de superioridad racial en el que fueron asesinados 6 millones de seres humanos está ahí, como registro histórico, para exhibir cuán vanas pueden ser todas las ideas de grandeza humana.

El siervo de los siervos de Dios comparte la mitad del pensamiento de Zaratustra, pues para ambos los seres humanos que habitamos el planeta somos cada vez más limitados. Las máquinas, las prótesis biónicas, la edición genética, la nanotecnología molecular, humillan a diario el narcisismo antropológico que pensaba, primero, en la cúspide de la embriaguez, que la tierra era el centro del sistema solar y fue despertado del sueño por Copérnico, no la tierra, el sol es el centro del universo. También cayó en la tentación de sentirse descendiente de los dioses, pero apareció Darwin para ponerlo en su lugar, junto a los monos. La razón de los humanos fue elevada a quinta esencia salvífica del género humano, la conciencia autónoma (de clase) nos hará libres y apareció un judío, Sigmund Freud, para develarnos que buena parte de las acciones cotidianas, por no decir la mayoría, están orientadas por nuestro oscuro y misterioso subconsciente. La ciencia contemporánea, como la sociobiología, llega al extremo de asegurar que nuestros genes están estampados con el lenguaje del egoísmo, por lo que los propósitos altos, nobles y lúcidos de los humanismos, todos inútiles, formarían parte de la prehistoria del pensamiento social.

El Pastor Universal no puede, no debe, llevar la crisis antropológica hasta la terrible muerte de Dios a que la lleva el pensamiento omnidestructor de Friedrich Nietzsche. Mucho menos podría aceptar que el credo católico ha sido la expresión histórica de la moral de la oveja –como escribió Nietzsche. No obstante, el tono desesperanzado, crítico, contra las promesas de bienestar del capitalismo global, por momentos logra hacerlos compañeros de ruta. Nietzsche y Francisco apuntan hacia el ocaso de una civilización dominada por una suerte de homúnculos que conducen el carro de la historia de la humanidad con la misma mala fortuna, con la misma soberbia estupidez, con la que Faetón incendió el cielo y la tierra al perder el control del carro de Helios (Sol), su padre.

El pensamiento del Vicario de Cristo, o, mejor, su indignación, es una denuncia urbi et orbi del monstruoso desarrollo a que nos conduce el espíritu del capitalismo y el dominio de la técnica sobre el ser del hombre. Como tantos otros pensadores han denunciado con inteligencia desde el siglo XVIII, el ser humano vive bajo el capitalismo como un autómata, como parte insignificante apenas del engranaje planetario de la técnica, –cuya verdad cosificada es la que se prioriza en todos los sistemas educativos del mundo.

Pienso en Carlos Marx, el ser humano enajenado de la relación natural con el trabajo, reducido a mercancía, a parte orgánica de la máquina, a capital variable y a ejército industrial de reserva. Franciscus escribe unas líneas que bien pudieran ser un colofón ideal para el Manifiesto del Partido Comunista de Carlos Marx: “Así como el mandamiento de “no matar” pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir “no a una economía de la exclusión y la inequidad”. Esa economía mata” (Parágrafo 53 de la Exhortación apostólica Evangelii Gaudium 24 de noviembre 2013).

Kafka pensó en el dominio metafísico de la técnica sobre el ser humano y lo imaginó en la novela La Metamorfosis (1912) como Gregorio Samsa, un joven y rutinario trabajador que una mañana, al despertar, se mira convertido en un monstruoso insecto. La tragedia que evoca el Obispo de la Iglesia católica habla de la vida impropia de Martin Heidegger y del Homo Sacer de Giorgio Agamben, el ser humano incluido-excluido, es decir, abandonado a su propia suerte. Lo que nombra es una trama en la que los descartados ya ni siquiera son explotados, porque ahora son “desechos”.

Con una mirada muy próxima a la del filósofo Zygmunt Bauman, el Papa Franciscus escribe que los humanos modernos hemos devenido bienes de consumo y vivimos “la economía del descarte”. Descree profundamente de la economía del mercado como garante de la equidad y la justicia social, pues la considera “…una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante.” La historia económica del mundo, piensa, deconstruye por todas partes las falacias del discurso de la justicia del mercado, de la mano invisible del neoliberalismo.

Para el Pastor Universal nuestro tiempo está signado por la hybris, por la dominante y desmesurada cultura del éxito: el impulso antifraternal por excelencia. Es una cultura sitiada por el narcisismo, “…por una verdadera adoración del ego, en cuyas aras se sacrifica todo, incluyendo los afectos más queridos.”

La mentirosa ética del sí se puede, “si te esfuerzas todo se puede alcanzar”, lugar común de la clase política norteamericana, conduce a la desinhibición más salvaje de la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza, a la ciega voluntad de poder, al sentimiento narcisista de sentir que merezco, por mí mismo, “gracias a mi esfuerzo”, la privilegiada posición económica y social que disfruto; es decir, que no necesité de nadie en el pasado y no necesito de nadie en el presente, ni lo haré en el futuro, para preservar esa forma “exitosa” de vida. Es un proyecto moral en el que el sentido de comunidad, del bien común, del destino como humanidad, se olvida y termina por desaparecer para situar en el centro del templo la soberbia individual.

Y los sistemas educativos se encuentran bajo el dominio de ese pragmatismo, incluida la meritocracia, que hace mucho tiempo olvidó y expulsó del curriculum el sentido del bien común. Es la soberbia profundamente individualista de la educación, organizada casi exculsivamente para satisfacer las necesidades del sistema económico global, la que envenena de muerte la formación de los seres humanos.

El cultivo de la egolatría es el centro del curriculum escolar y ese sentimiento de superioridad produce polarizaciones, fracturas, en todos los niveles de la acción educativa, escribe Francisco, lo mismo entre pueblos y culturas diferentes que entre los más ricos y los más pobres. Una brecha que se abrió criminalmente durante el periodo neoliberal, porque fue la voluntad incondicionada de poder de las clases económicas y políticas la que se desplegó, sin fronteras, amenazando la vida humana y los recursos del planeta. El Papa rechaza con energía cercana a la indignación ese horizonte histórico: “Nuestro futuro no puede ser la división, el empobrecimiento de las facultades de pensamiento y de imaginación…Hoy en día se necesita una etapa renovada de compromiso educativo, que involucre a todos los componentes de la sociedad.”

El Patriarca Universal encuentra en la idolatría del yo la esencia del mal. El enemigo que es necesario tener presente y combatir para regresar al sentido original de la educación, para instaurar la belleza del pensar solidario en las aulas, para comprender que estamos juntos en la búsqueda de un mejor destino. El nuevo humanismo que el sucesor de Pedro nos invita a pactar es una suerte de contrato que reconoce en el cultivo del sentimiento de fraternidad el primer fundamento filosófico para superar la crisis antropológica, civilizatoria, a la que nos condujo el capitalismo voraz, la fe ciega en la economía de mercado. Una confianza ingenua que ignora el triunfo de la razón cínica sobre las comunidades escolares, pues se cultiva como edificante la cultura del descarte sin estar conscientes, bien a bien, de que ocurre la normalización de un estado de excepción.

El nuevo pacto educativo global nos “…invita a todos a colaborar en el cuidado de nuestra casa común, afrontando juntos los desafíos que nos interpelan. Después de algunos años, renuevo la invitación para dialogar sobre el modo en que estamos construyendo el futuro del planeta y sobre la necesidad de invertir los talentos de todos, porque cada cambio requiere un camino educativo que haga madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora.”

La Nueva Escuela Mexicana, cualquier cosa que sea, debería escuchar con atención, sin dogmas, el ideario de Franciscus, pues las ideas de solidaridad y fraternidad con los pobres, podrían ser convergentes con la idea de justicia social y equidad educativa de la denominada Cuarta Transformación.

 

El dinero que envían los mexicanos que viven en el exterior, en su mayoría en Estados Unidos, a sus familiares sumó 36.945 millones de dólares entre enero y noviembre de 2020, según datos del Banco de México publicados este lunes. El monto ya supera lo enviado durante todo el 2019. La pandemia no detuvo el flujo de recursos, algo que los expertos no se explican del todo. Es más, con un nuevo paquete de apoyo económico aprobado por el congreso de EE UU, se espera que las remesas sigan fortaleciéndose.

Según los datos del banco central, México recibió en noviembre 3.381 millones de dólares en remesas, una ligera caída en comparación con el mes anterior pero un incremento del 15% en comparación con el mismo mes en 2019. Al finalizar el año, se espera que las remesas alcancen los 40.000 millones de dólares, de acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien calificó la resistencia a la pandemia de estos recursos como un “milagro social.”

Después de las ganancias generadas por el sector automotriz, las remesas son la segunda fuente de ingresos más grande de México, apunta el investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) Enrique Díaz-Infante. “Su importancia es altísima,” dice Díaz-Infante, “sin embargo, no deja de ser un enigma: el incremento va en contra de lo que vemos en países en Centroamérica y en contra de la caída que pronosticó el Banco Mundial. Se ha caído la economía de Estados Unidos en cerca de un 5% y las remesas han subido. Entonces ¿qué está pasando?”

Si bien muchos de los trabajadores mexicanos en el exterior tienen empleos clasificados como “esenciales” durante el confinamiento y les permitió seguir trabajando el año pasado, dos de los tres sectores que más emplean mexicanos, la hostelería y el esparcimiento, están cerrados, apunta Díaz-Infante. Es posible que los apoyos gubernamentales a los contribuyentes en EE UU pudieron haber impulsado el consumo, y, por lo tanto, la producción, lo cual impulsaría las remesas. Pero, opina Díaz-Infante, no explica el crecimiento durante 2020.

El mes pasado, el Congreso en EE UU aprobó un paquete de estímulo económico de 900.000 millones de dólares, el cual se distribuirá a manera de cheques de unos 600 dólares entre la población. Esto impulsará aún más las remesas que entran a México, dice Ignacio Martínez, especialista y coordinador del Laboratorio de Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM. “Estaría fomentando el consumo y el consumo a su vez estaría impactando en la producción que tendríamos con este incentivo,” explica el economista. “Se conjugarán, por lo tanto, el paquete fiscal con el esquema de la vacuna y, por lo tanto la creación de empleo, así la producción nos estaría acercando al umbral de los 40.000 millones” en remesas, explica Martínez.

“En 2021 al tener un nuevo paquete fiscal, al tener mayor inversión, al tener la campaña de vacunación en Estados Unidos, estaríamos teniendo un ritmo de crecimiento en cuanto a las remesas como se tuvo en 2006 y 2007 cuando la economía estadounidense estaba en auge”, aseguró el experto.

Las autoridades en Estados Unidos reconocieron la semana pasada que el proceso de vacunación avanza más lento de lo previsto. La Administración Trump se comprometió a cerrar el año con 20 millones de vacunados, pero la cifra apenas supera los dos millones y medio. El presidente electo, Joe Biden, ha criticado el retraso y ha advertido de que a este ritmo “llevará años, no meses”, proteger a todo el país.

El gobierno prepara la integración de 10 mil brigadas que llevarán a cabo el plan nacional de vacunación contra Covid-19 y en el que participarán 120 mil personas entre servidores públicos y voluntarios, para comenzar la aplicación en adultos mayores de las comunidades más apartadas, aseveró hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se tiene previsto, dijo, inmunizar a tres millones en esas regiones. Posteriormente se aplicará la vacuna en las dos mil 500 cabeceras municipales y finalmente en las grandes ciudades. “Va a ser un plan de vacunación ejemplar”, dijo en la conferencia matutina.

López Obrador expresó su satisfacción con la empresa estadunidense Pfizer, que hasta ahora ha cumplido con todos los compromisos pactados. Sin embargo, precisó que se pretende aplicar la vacuna del consorcio chino-canadiense CanSino en las comunidades apartadas, dado que no requiere de una refrigeración especial.

A pregunta expresa sobre el anuncio del gobierno de Sonora de que busca adquirir vacunas, dijo que hasta ahora su administración no tiene conocimiento de que se hayan realizado gestiones estatales en ese sentido.

“Supe que hicieron una gestión los responsables de las empresas farmacéuticas de México, les dijeron que sí, a partir de junio”.

Sin embargo, destacó que no es un trámite fácil. Dijo que el gobierno federal tiene seis meses de gestiones con las empresas, para lo cual ya se han pagado siete mil millones de pesos. Se tienen además disponibles 25 mil millones de pesos,

“No es tan fácil, somos de los primeros en el mundo en contar con la vacuna porque nos adelantamos. Hasta propusimos en la Organización de las Naciones Unidas el mecanismo para evitar el acaparamiento, fue una resolución aprobada casi por unanimidad en la ONU. No es que estemos empezando a ver lo de las vacunas, llevamos trabajando mucho tiempo".

López Obrador explicó que las 10 mil brigadas serán integradas de la siguiente forma: cuatro personas que participan ya en la distribución de apoyos de los programas del Bienestar; dos médicos que aplicarán las vacunas; cuatro integrantes de las fuerzas armadas y cuatro voluntarios para vacunar a 300 personas por semana, por lo que alcanzarían los tres millones de personas inmunizadas en una semana

Se pretende que el despliegue de personal sea durante una semana, con un informe previo. En los primeros dos días se distribuirán los apoyos sociales y miércoles y jueves se aplicarán las vacunas en los 10 mil centros ya identificados. Al día siguiente, las brigadas se desplegarán en aquellas comunidades más aisladas para inmunizar a los adultos mayores que no pueden movilizarse a los centros.

Si de los 300 que se pretende vacunar llegaran menos, se vacunará a los ausentes en sus casas. El viernes se hará una asamblea en el centro integrador, con las autoridades de las comunidades. Se levantará un acta, se dará fe del número de vacunas aplicadas, los incidentes, todo lo que sucedió. Y la brigada sale a la capital del estado, relató el presidente.

“No, no. No voy a ceder [la victoria a Joe Biden]”, advirtió este lunes por la noche el presidente saliente Donald Trump en un mitin en Dalton, Georgia, horas antes de que arrancase en este Estado la última batalla electoral estadounidense. El mandatario volvió a criticar el trabajo del secretario de Estado del territorio sureño, el republicano Brad Raffensperger, a quien presionó por teléfono para que “encontrase” los votos suficientes que anularan la victoria electoral de su rival demócrata en las elecciones del pasado noviembre. En una completa negación de su derrota y ventilando decenas de acusaciones infundadas sobre los supuestos fraudes cometidos en los comicios, Trump animó a sus seguidores a acudir este martes a las urnas para votar en la segunda vuelta de la carrera al Senado en Georgia, que definirá el partido que controlará la Cámara. “No se van a llevar esta Casa Blanca. Vamos a luchar hasta el final”, arengó el neoyorquino. Los colegios electorales han abierto a las 07.00 (13.00 en la España peninsular) y cerrarán 12 horas después.

En las elecciones senatoriales de noviembre los republicanos sumaron 50 escaños y los demócratas, 48. Si estos últimos ganan en Georgia, habrá un empate en la Cámara alta que, por ley, debe resolver la vicepresidenta electa, Kamala Harris. “Todo el mundo se está riendo de nuestras elecciones”, lamentó Trump. El mandatario dijo estar “decepcionado” del Tribunal Supremo por no permitirle avanzar en su cruzada contra los resultados electorales. Tres de los nueve miembros del órgano judicial fueron propuestos por él. El mitin tenía como propósito apoyar las candidaturas de los aspirantes David Perdue y Kelly Loeffler, ambos senadores que buscan mantener el escaño, pero el mandatario concentró casi todo su discurso en desacreditar los comicios que perdió frente a Biden.

Con la capacidad de llevar a cabo su agenda política en juego, Biden visitó este lunes Atlanta. En un mitin donde los asistentes vitoreaban desde sus coches, el presidente electo dejó claro a los georgianos que de su voto depende “el futuro de Estados Unidos”. El próximo mandatario habló de decencia, respeto, igualdad, pero no se refirió a las presiones de Trump para cambiar el resultado de los comicios, aunque utilizó la ironía. “No sé por qué todavía quiere el cargo si no quiere hacer el trabajo”.

A Sheryl Breskens, afroamericana de 62 años, le parece bien que Biden no haya contestado a las provocaciones de Trump. “Es irrelevante. El mandato de Trump se acabó, tenemos que pasar página, avanzar”, dice. Elogia que el presidente electo se haya enfocado en apoyar a los candidatos Jon Ossoff, un realizador de documentales de 33 años, y el reverendo Raphael Warnock, de 51, que este martes buscan derrotar al senador republicano Perdue, de 70 años, y a la senadora Loeffler (50 años), respectivamente.

Ya han votado de manera anticipada más de tres millones de residentes, una cifra récord, y las encuestas hasta ahora dan una ventaja por la mínima a los demócratas. Wanda Plomer, de 58 años, tiene claro que los votos para que ganen los demócratas están, pero teme que existan presiones sobre el voto, “como hemos visto en ocasiones anteriores”, dice. Las leyes electorales de Georgia, un feudo conservador, tienen un historial de dificultar el voto a las minorías raciales. La abogada y activista Stacey Abrams ha trabajado arduamente por cambiar esa realidad y su empeño dio frutos el pasado noviembre cuando el Estado sureño votó por primera vez en 28 años por un presidente demócrata. Por eso Biden, apenas pisó Atlanta, le dio las gracias: “Stacey cambió Georgia”, dijo al arrancar el mitin.

Sobre las presiones a Raffensperger, los aspirantes al Senado no se han atrevido siquiera a opinar. Biden venció a Trump en Georgia por 11.779 votos, según el escrutinio, que se sometió a un recuento y fue certificado por las autoridades republicanas del Estado. El mandatario quería anular la victoria de Biden antes de la segunda vuelta senatorial porque de lo contrario, según su opinión, “la gente simplemente no va a votar”. “No quieren votar. Odian al Estado, odian al gobernador y odian al secretario de Estado”, advirtió el presidente estadounidense a Raffensperger en su conversación telefónica. Este martes se sabrá si su teoría sobre la participación era correcta.

Casi un centenar de congresistas demócratas firmaron este lunes una resolución que “censura y condena” las presiones de Trump al secretario de Estado de Georgia, un gesto simbólico para reprochar su conducta, y el expresidente Barack Obama, aunque sin mencionarlo con nombre y apellido, sugirió que el republicano representa una amenaza a “los principios fundamentales de la democracia”. “Estamos viendo hasta dónde llegarán algunos para retener el poder”, pero “nuestra democracia no trata de ningún individuo, ni siquiera de un presidente, trata de ustedes”, escribió Obama en su cuenta de Twitter.

En Puebla, el 78.5 por ciento de los fallecidos por Covid-19 tenía más de 51 años de edad, reportó la Secretaría de Salud estatal

La dependencia informó que a la fecha se registran 6 mil 103 víctimas mortales de la pandemia.

Antonio Martínez García, titular de la Secretaría de Salud reportó que 4 mil 796 personas que perdieron la vida tenían más de 51 años.

El reporte refiere que el mayor número de víctimas se registró entre la población de 61 a 70 años de edad, con mil 657 muertos; después, el grupo de más de 71 años, con mil 587 y un tercer grupo de 51 a 60 años, con mil 552 defunciones.

De 41 a 50 años

También han fallecido 857 personas que tenían entre 41 y 50 años,  y 321 con edades de 31 a  40 años.

Menores de un año sumaron 12 pérdidas; de 1 a 5 años, hubo cinco víctimas; de 6 a 10 años, fueron tres; de 11 a 15 años, hubo 8 defunciones; de 16 a 20 años sumaron 10 y de 21 a 30 años, fueron 91 víctimas.

 -Más de 50 mil contagiados

De marzo de 2020 a los primeros cinco días de enero de 2021 se han contagiado 50 mil 635 personas, principalmente en población de 41 a 50 años de edad, con  10 mil 916 casos.

Menores de un año que han contraído el virus sumaron 141; de 1 a 5 años, 128; de 6 a 10 años, 230 ; de 11 a 15 años, 504; de 16 a 20 años,  mil 204 y de 21 a 30 años,  8 mil 144 personas.

De 31 a 40 años han dado positivo 10 mil 587 personas; de 51 a 60 años un total de 9 mil 150 personas; de 61 a 70 años sumaron 5 mil 710 y con más de 71 años, un total 3 mil 917 contagiados.

Hasta el reporte de este martes, hay activos un total de mil 543 casos; hospitalizadas están 881 personas y de ellas están graves 151, por lo que requieren de ventilador para seguir con vida.

-Covid-19, la tercera causa de muerte

Aunque no especificó el número, Antonio Martínez García, titular de la Secretaría de Salud del estado reportó que el Covid-19 fue la tercera causa de muerte entre los poblanos en 2020.

La primera causa fueron las enfermedades del corazón; la segunda, la diabetes;  tercera, el Covid-19; la cuarta, los tumores malignos (cáncer) y después las complicaciones por el hígado dañado, seguida de las enfermedades cerebro-vasculares, luego los accidentes y los problemas del riñón e insuficiencia renal.

12 pacientes foráneos son atendidos en Puebla

En otro tema, Antonio Martínez García, reportó que 12 de los pacientes foráneos son atendidos en el sector salud de Puebla.

Cuatro son de Veracruz, tres de Tlaxcala, tres de Morelos y dos más de Guanajuato.

Por instrucción del gobernador, Miguel Barbosa no se dio a conocer en qué centros hospitalarios reciben atención médica.

Aunque el dirigente nacional del PAN, Marko Antonio Cortés Mendoza, garantizó a los empresarios y a otros actores políticos agrupados en torno a la organización Sí con México que Eduardo Rivera Pérez sería el candidato a la presidencia municipal de Puebla, la presidenta estatal de este partido, Genoveva Huerta Villegas, sigue obstaculizando esta posibilidad.

Su última maniobra después de varias que ha intentado para descarrilar el proyecto de Rivera Pérez es ofrecerle la designación, a cambio de que éste ceda la mitad de las regidurías de su planilla, es decir, ocho.

La respuesta, por supuesto, ha sido negativa, ya que el ex munícipe no quiere le suceda lo que experimentó con el entonces gobernador Rafael Moreno Valle al final de su trienio: que sus propios regidores le jueguen las contras y hasta rechacen aprobar sus estados financieros.

El nombre de quién será el candidato del PAN y de la coalición Va por México a la presidencia municipal de Puebla, de acuerdo con los tiempos marcados por el Instituto Nacional Electoral (INE), se definirá entre el 7 y el 16 de febrero.

Y aunque todo indica que éste será Eduardo Rivera, quien se ha mantenido como el puntero en las diferentes mediciones realizadas por distintas firmas encuestadoras tanto hacia adentro del PAN como hacia fuera en competencia con aspirantes de otros partidos políticos, lo único que podría impedirlo es que el Comité Ejecutivo Nacional o el Comité Directivo Estatal presidido por Genoveva Huerta quieran imponerle a los integrantes de su planilla de regidores y síndico.

***

A propósito.

Salvo sorpresa de última hora puedo anticiparle que los candidatos a diputados federales del PAN por los distritos que le corresponden en la capital, el 11 y el 12, que comprenden el Sur Poniente y Sur Oriente del municipio de Puebla, serán Ana Teresa Aranda Orozco y Mario Riestra Piña, respectivamente.

También que la lista de candidatos de representación proporcional del PAN al Congreso del Estado la encabezarán Genoveva Huerta Villegas y su influyente asesor y consejero político Eduardo Alcántara Montiel.

***

Entre los empleados de la Secretaría de Igualdad Sustantiva de Género y el Departamento de Empoderamiento para las Mujeres del ayuntamiento de Puebla existe cierto recelo por los privilegios de que goza la cuñada del secretario de Gobernación municipal, René Sánchez Galindo.

De entrada están inconformes porque Ana Lluvia García Vilchis no cumple con su horario laboral de 9 a 17 horas, pues llega después y se va antes, y porque otras tienen que sacar las tareas que se le encomiendan como jefa del Departamento de Empoderamiento cuando tiene que salir o impartir clases como profesora de la facultad de Físico-Matemáticas de la BUAP.

***

Correos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. y This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Martín Muñoz Mancilla

Escuela Normal de Coatepec Harinas

Red Temática de Investigación de Educación Rural

El Observatorio del Derecho a la Educación y la Justicia (ODEJ) es una plataforma para el pronunciamiento público, impulsado por el Campo Estratégico en Modelos y Políticas Educativas del Sistema Universitario Jesuita (SUJ). Su propósito consiste en la construcción de un espacio de análisis informado y de posicionamiento crítico de las políticas y las reformas educativas en México y América Latina, arraigado en la realidad social acerca de las injusticias del sistema educativo, y recupera temas coyunturales y estructurales con relación a la agenda educativa vigente.

 

¿Qué cambios se configuraron en el sistema educativo con la pandemia del Covid 19, cuando la escuela se trasladó a la casa y los padres de familia apoyaron el rol de los docentes? ¿Cuáles fueron las estrategias que desarrollan los docentes para poder estar en comunicación con estudiantes y padres de familia que viven cierta precarización tanto en medios urbanos marginales, como en rurales e indígenas? O, planteada de otra manera, ¿por qué se hace necesario formar en los docentes rasgos que les permitan promover una mayor justicia social para poder desarrollarse en diferentes contextos y ante diversas necesidades y requerimientos? 

Mediante el planteamiento de dichas interrogantes se propuso el siguiente objetivo: exponer las consecuencias que se están configurando durante la pandemia del Covid 19, para aportar algunas reflexiones estratégicas y articularlas a la formación docente con las nuevas condiciones y requerimientos.

Para esto se parte de reconocer que la pandemia del Covid 19 ha sido un parteaguas en la historia de la humanidad, dado que marca un antes y un después en muchos sistemas, funciones y actividades. De ahí que sea ampliamente difundido que nada volverá a ser igual que antes. 

Lo complejo del caso resulta ser que, en los últimos años, se ha agravado la brecha entre los que poseen recursos y aquellos que viven precarizados. Como diría Bauman (2001), la globalización ha traído a algunos riqueza, felicidad y mayores oportunidades; en cambio, para otros ha sido la causa de miseria, infelicidad y marginación.

La brecha de esas grandes desigualdades se puso en evidencia durante la pandemia del Covid 19, cuando afloraron las grandes diferencias que se dan entre la población que vive en los centros urbanos y goza de un buen nivel de vida, y los de zonas urbanas marginadas, rurales e indígenas, quienes sufren pobreza, exclusión y apenas cuentan con lo necesario para sobrevivir.   

Dichas diferencias muestran una brecha abismal en lo referente a la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dado que, mientras unos poseen potente conexión a Internet en casa, computadoras personales, tabletas, celulares inteligentes y todos los servicios, la mayoría de los otros carecen de Internet, o si cuentan con dicho servicio, su señal es inestable, los equipos de cómputo son para toda la familia y carecen de dispositivos inteligentes y de servicios básicos.  

Como lo señala García Canclini (2004), el acceso a medios tecnológicos promueve una diferencia informativa abismal a causa de la interacción en redes, plataformas y buscadores. Por ello, en la vida diaria, coexistan diferentes, desiguales y desconectados. 

En ese contexto, la pandemia del Covid 19 llegó el día más inesperado generando miedo, inseguridad, incertidumbre y, sobre todo, cambios y transformaciones. En el caso del sistema educativo, se pasó de una formación presencial, a una a distancia, modificando el rol de los padres de familia, que pasó de ser quien cumplía con mandar a sus hijos a la escuela, al de ser el responsable directo de los procesos formativos.

Lo complejo de esto fue el rol de los docentes, quienes en los últimos años habían sido considerados facilitadores de aprendizajes por ser quienes, principalmente en la escuela, promovían estrategias para que sus alumnos construyeran y adquirieran sus conocimientos; es decir, retomaban aprendizajes previos para impartir los nuevos y los hacían significativos, de manera que, posteriormente, los alumnos los pudieran aplicar.

Sin embargo, con la pandemia del Covid 19, la escuela rebasó las cuatro paredes del aula y los procesos formativos se desplazaron a la casa, por ejemplo: las estrategias de enseñanza, de aprendizaje, de investigación, de elaboración de tareas, y la formación de actitudes, conductas, entre otras.

Para la población estudiantil de los medios urbanos, que cuentan con los medios tecnológicos idóneos y gozan de un buen nivel de vida, resulta ser una gran ventaja desarrollar los trabajos en casa, dado que los padres de familia, por su modo de vida y escolaridad, les brindan los apoyos y los medios necesarios; en cambio, la población de los medios urbanos marginales, rurales e indígenas, ante las carencias y su precarización, se enfrentan a muchas barreras de aprendizaje para cumplir con lo que se les pide en la escuela, no sólo por carecer de los medios tecnológicos e Internet, sino también porque sus padres no cuentan con la preparación suficiente para apoyarlos.

La gran mayoría de las familias que viven de forma precaria carecen de Internet; esto se evidencia en los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información (ENDUTIH), aplicada en 2019, donde se señala que menos de la mitad de quienes viven en zonas rurales, que equivale al 47.7% de la población, cuenta con acceso a Internet, y aquellos que lo pudieran tener, cuentan con una débil señal e inevitablemente convergen, como ya se dijo, en una condición de diferentes, desiguales y desconectados.

En tiempos de la pandemia es digno reconocer el compromiso de muchos docentes que desarrollan su práctica educativa en medios rurales e indígenas, quienes, para poder estar en comunicación con el trabajo de sus alumnos, y pese a las adversidades, se trasladan hasta los lugares donde viven para revisar cómo van y poder apoyar en lo que necesitan.

Gracias a esas visitas domiciliarias, los docentes tuvieron la oportunidad de conocer realmente el ambiente, las condiciones y la manera en que viven sus alumnos. Llama la atención que la gran mayoría reconoce con mucha tristeza, impotencia e inconformidad, la gran pobreza que sufren muchos de sus alumnos.

La pandemia del Covid 19 reveló a los docentes que no basta ser competente y poseer habilidades, conocimientos, valores, actitudes, o saber qué y cómo enseñar, tampoco haber salido aprobado en una evaluación; sino que, para desempeñarse en su campo laboral, se deben retomar y valorar los rasgos de honestidad, respeto, tolerancia, dedicación, abnegación, compromiso, gestión por mejorar las condiciones del entorno, para ser un emancipador de los menos favorecidos, un denunciante de las injusticias y, sobre todo, un promotor de una mayor justicia social.   

 

Referencias

Bauman, Z. (2001). La Globalización consecuencias humanas. México: FCE.

García Canclini, N. (2004). Diferentes, desiguales y desconectados: mapas de interculturalidad. Barcelona: Gedisa.

INEGI (2019). Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la información (ENDUTIH). México: Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Tuesday, 05 January 2021 00:00

Nostalgia del futuro

Written by

La nostalgia es como los trenes: hay para el norte y para el sur. Ese “sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo queridos” se afianza en el pasado. Ahí encuentra su raíz: en el recuerdo. Y desde allá brota el deseo, el ojalá de hallar, de nuevo, en los días o meses por venir lo extraviado. Ese hueco.

Echar en falta o echar de menos es notar que algo o alguien, que debería o solía estar, no está. Por primera vez Julia Antón no ayudó a deshebrar el bacalao ni se sentó a la mesa en la cena del 24, contenta de vernos juntos a todos. Ese lugar se fue con ella y su mirada, o ya no más sus ojos y la ilusión que a ratitos supiese quiénes éramos. 

Por vez primera, también, nuestra generación y las más jóvenes no recorrimos el camino a la escuela. Sabemos donde está, y si nos acercamos no se puede abrir la puerta y la hierba ha crecido. Hay cadena y candado, los pupitres habitados por el polvo y el silencio que expulsó al barullo.

El lugar de encuentro con las maestras, de la conversación y la sonrisa con los profes no pudo seguir siendo lo que era. Y las amigas, los cuates, esos que se van a la lista de carnales sin la sangre compartida como mecate que hermana, divierte, a veces asusta o nos rompe la cara cuando no ocurre. Llena de contradicciones, sí, como cualquier espacio social. El lugar que guarda el recreo como la mejor parte de la jornada y que al salir – pese a todo – hacía posible el milagro de una jícama con chile piquín y limón, o una paleta en tiempos en que la calor aprieta.

El salón donde, si había paciencia, la maestra guiaba nuestra mano para ayudarnos a escribir bien las primeras letras y más adelante un cuento, o el maestro ensayaba muchas maneras de comprender eso que la base por altura sobre dos nos daba noticia del tamaño del área de un triángulo. La escuela, autoritaria a veces, espaciosa para la libertad en otras, se nos quitó y con ella las ganas de levantarse temprano pues no sabíamos si la carta de amor en papel cuadriculado le había gustado a la condiscípula anhelada como novia a los 9 años.

No fue poco el esfuerzo de miles de maestras y maestros que, a pesar del candado en la puerta, buscaron no soltar el hilo de la relación con esas personas que llaman suyas porque las quieren a pesar de la fatiga por no hallarle el modo de que se aprenda de fondo por qué es necesario el mínimo común denominador en un quebrado. Ingenio no faltó en muchas ocasiones, pero aprender así, o intentarlo, no sabe a escuela. Y ese sabor que quedó atrás lo queremos para cuando en el futuro se pueda. Nostalgia del futuro.

Nuestra maestra, Elsie Rockwell, escribió ayer: “Sigo de cerca a los trabajos de muchos y muchas docentes en esa lucha por mantener un pequeño hilo de conexión con sus alumnos, por muy diversos medios. Tenemos mucho que aprender. Ojalá nos podamos encontrar enteros y en presencia, que la pantalla no es escuela ni verdadera reunión”.

Ese ojalá que retome lo perdido en la ausencia de la escuela, puede ser cimiento de una nueva escuela en el país en serio. No resultará de la pandemia por sí sola sino del diálogo entre el magisterio y su diversidad generador de nuevos proyectos. Nostalgia de la escuela extraviada. Nostalgia de una escuela futura que se haga cargo de lo vivido en estos largos meses. Es la mera raíz de una reforma educativa desde donde debe surgir: del abajo que, bien visto, es el arriba que puede recuperar lo mejor de la escuela y reparar su grietas. De veras, ojalá.  

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

@ManuelGilAnton

Page 12 of 479

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…