Hace apenas un año, España hacía una lectura agridulce de lo que había sido 2019 para el mercado laboral. El paro seguía bajando y el empleo seguía subiendo, estaba en máximos, pero era ya indudable que el impacto de la recuperación se estaba enfriando a pasos agigantados. En aquel enero de 2020, los datos del paro registrado del diciembre anterior dejaban entrever un cambio de tendencia preocupante, con el menor aumento del empleo desde 2013 -unos 385.000 empleos más- y la mejor corrección del número de parados desde 2012 -unos 38.000 desempleados menos-. Hoy firmaríamos cualquiera de esas dos cifras.

2020 pasará a la historia por su abrupta -y sobrevenida- destrucción de empleo. A la espera de analizar el impacto de la potencial tercera ola, los datos de paro registrado hechos públicos hoy por el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Seguridad Social arrojan un saldo interanual negativo de 360.105 empleos y un aumento de paro sin precedentes, del 23%, hasta los 3,9 millones de parados (3.888.137). Todo ello sin contar, recuerden, la bolsa de trabajadores que aún siguen inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), 755.000 a 31 de diciembre, que no se reflejan en las estadísticas de parados y siguen figurando en la de afiliados y a la Seguridad Social.

El aumento del paro registrado en 2020 es ya histórico. En tasa interanual, un 22,9%. Sólo este mes, 36.825 personas se han inscrito como nuevos demandantes de empleo en una de las oficinas del Sepe. Aunque está lejos de los grandes incrementos del estallido de la pandemia, la tendencia a la corrección se cortó con el impacto de las nuevas restricciones de la segunda ola tras el verano. 

Hay que remontarse a 2009, en el brote de la gran crisis financiera, para encontrar un aumento del paro comparable. También el dato sólo de diciembre ha sido este año el peor desde 2009 en el registro de demandantes de empleo. 

En lo referente a los afiliados a la Seguridad Social, en relación a diciembre de 2019, el sistema ha perdido 360.105 trabajadores, lo que sitúa la tasa interanual en el -1,86%. El dato de diciembre, sin embargo, ha sido positivo respecto a noviembre, con un incremento de 7.350 ocupados gracias al calor de las contrataciones navideñas, que este año han sido mucho más modestas que en campañas anteriores. 

Con todo, y esto lo destaca el Ejecutivo, diciembre ha sido el séptimo mes consecutivo de aumento de la afiliación en términos ajustados de estacionalidad.

En junio se sufrió la mayor caída de la afiliación interanual tras el impacto de la pandemia, con un retroceso del 4,58% en la tasa, que supuso 893.360 afiliados menos que en junio de 2019.

La pérdida de afiliados medios en 2020 pone fin a seis años de incrementos anuales consecutivos. No se registraba un descenso de la afiliación desde 2013 (-85.041 cotizantes).

EL LIMBO DE LOS ERTE

Lo que no muestran estas cifras de afiliación es la gran bolsa de trabajo que todavía está en el aire, los llamados ERTE. Una bolsa que entre abril y noviembre, ha requerido de un desembolso de 14.173 millones de euros, y que a 31 de diciembre el número de trabajadores en ERTE sigue ascendiendo a 755.000.

Según el Gobierno, la cifra de personas protegidas bajo esta fórmula "se mantiene estable desde principios de septiembre a pesar de las mayores restricciones administrativas para afrontar la segunda ola de la pandemia", si bien es cierto que el estallido de la segunda ola ha tenido un impacto muy directo sobre sectores como el de la hostelería, que han visto cerrados o limitados sus espacios de actividad en estos últimos meses, provocando un nuevo aluvión de solicitudes de ERTE, algunos aún por resolver. De los reconocidos, un tercio de los trabajadores en ERTE pertenecen hoy al sector hostelero.

Estos 755.613 trabajadores en ERTE con los que entramos en 2021 suponen un 5,2% de los afiliados del Régimen General. Su prórroga sigue pendiente. Actualmente, los ERTE tienen fecha de caducidad el 31 de enero. El Gobierno ha citado a los agentes sociales para empezar a abordar su posible extensión este viernes, día 8 de enero. Las dos últimas prórrogas de los ERTE fueron muy criticadas ya que se alcanzaron casi en tiempo de descuento, con lo que empresarios y trabajadores estuvieron en vilo hasta el último momento, en septiembre y junio, para saber cuál era exactamente su situación.

Los ERTE, destaca el Gobierno muestran una importante concentración geográfica. Las dos provincias canarias son las que tienen un mayor porcentaje de

afiliados bajo alguna modalidad de ERTE. La provincia de Las Palmas cerró el año 2020 con 45.100 personas protegidas, el 13% de sus afiliados, mientras que Santa Cruz de Tenerife fue la segunda, con 34.106 personas protegidas, el 11% del total de sus afiliados. La tercera fue Baleares, con un 9,9% de trabajadores afectados, en total, 30.986 a 31 de diciembre.

En el extremo contrario están Castellón, Badajoz y Guadalajara, donde el porcentaje de afiliados protegidos por alguna modalidad de ERTE terminó el año 2020 por debajo del 2%.

También hay una importante concentración sectorial de las personas acogidas a alguna modalidad de ERTE. En términos absolutos, la hostelería (servicios de comidas y bebidas) concentra prácticamente a una de cada tres personas acogidas a ERTE al cierre de 2020, con 241.390 personas, el 30% de los afiliados al Régimen General en este sector.

López-Gatell: para el 11 de enero llegarán a México las vacunas que se aplicarán a personal de salud en Puebla
 

A partir del próximo 11 de enero llegará un embarque de más de 436 mil dosis de la vacuna Pfizer Biontech contra el Covid-19 que comenzará su distribución en el Valle de México y la zona de la Megalópolis, que comprende a Puebla, Querétaro, Morelos y Tlaxcala, informó la mañana de este martes el epidemiólogo Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud federal.

En Palacio Nacional dijo que las vacunas que lleguen completarán la vacunación en la Ciudad de México para después seguir con la estrategia nacional en la zona metropolitana de la capital del país.

Asimismo, garantizó que el personal de salud clínico será vacunado en 11 categorías laborales que también incluyen a camilleros, laboratoristas, administrativos y demás.

 “Geográficamente hemos establecido el arranque de vacunación donde está más activa la epidemia con 3 mil dosis a personal de salud; llegará a la Ciudad de México y se progresará en forma centrifuga, del centro a la periferia, a los trabajadores del sector en el Valle de México y después a la Megalópolis, que comprende Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Morelos”, explicó.

A los gobernadores que afirman que la vacuna sólo se está distribuyendo en el centro del país, afirmó que los antígenos están garantizados para todos los estados pero se priorizan las entidades donde hay mayores casos.

El experto refirió que el próximo cargamento de vacunas será de 436 mil dosis, lo que permitirá vacunar en grandes cantidades.

Por lo tanto, previó que para el 25 de enero haya un millón 400 mil dosis acumuladas y se complete la vacunación en personal de salud, ubicado en instalaciones clínicas Covid y no Covid.

En ese sentido, López-Gatell estimó que la vacuna llegará a 750 mil personas del sector salud, que se encuentra en la primera línea de batalla contra el virus.

Además, adelantó que posteriormente se iniciará con la estrategia de vacunación a 12 millones 450 mil adultos mayores que habitan el país, de acuerdo con las estadísticas más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), datos –señaló- que fueron cruzados con la base de los beneficiarios de los programas sociales de la Secretaría de Bienestar.

Al respecto, dijo que la vacunación iniciará a 3 millones de ancianos que viven en las zonas más alejadas de México, luego en personas que habitan ciudades de densidad mediana y al final en las grandes zonas metropolitanas.

Confirmó que los menores de 16 años no recibirán la vacuna de Pfizer por carecer de estudios clínicos más amplios, tras argumentar que sería una falta de ética médica aplicar el antígeno en los menores.

Comentó que es posible que hasta el mes de junio próximo se tenga información sobre la aplicación de la vacuna en niños y adolescentes, y hasta entonces se decidirá la situación.

Por último, Hugo López-Gatell afirmó que se reducirá la mortalidad hasta en un 80 por ciento cuando se alcance la cobertura en el país del 20 por ciento.

“Del 24 de diciembre a la fecha, cuando inició la vacunación en México, se han efectuado tres jornadas de vacunación con la aplicación de 53 mil 625 dosis, es decir, un 80 por ciento de las vacunas que han llegado al país”, informó.

Este mismo martes, arribó al Aeropuerto de la ciudad de Monterrey, en Nuevo León, un embarque de 8 mil 755 vacunas para el estado de Coahuila y 44 mil 850 dosis para la Ciudad de México.

Se adelantó que para la próxima semana llegará al país un lote de 436 mil vacunas, el embarque más grande que se ha recibido hasta ahora.

Enero ha traído una escalada de casos en América Latina. Tras un descenso en la curva durante octubre y noviembre, en diciembre y lo que va de enero de 2021 las cifras han vuelto a subir, en coincidencia con la compras de Navidad, un relajamiento de la cuarentena y el inicio de la temporada de vacaciones de verano en el Cono Sur. No está claro aún si la región está ante una incipiente segunda ola o un agravamiento de la primera tras unas pocas semanas de tregua. Mientras se espera la llegada de las primeras dosis de la vacuna –solo Argentina, México, Chile y Costa Rica han iniciado campañas de inmunización– la solución a la mano sigue siendo la cuarentena. Los gobiernos, sin embargo, chocan con la resistencia social a nuevos confinamientos.

Argentina estudia, por primera vez desde el inicio de la pandemia en marzo pasado, decretar un “toque de queda sanitario”; México ha limitado las actividades en la capital a las esenciales; Colombia ha decidido confinar a un tercio de la población de Bogotá; la ciudad brasileña de São Paulo, la más afectada por los contagios, decidirá el viernes si endurece las restricciones. Las estrategias no difieren demasiado de las utilizadas hace ya casi un año.

El argentino Alberto Fernández ha reconocido que está “preocupado”. Este lunes señaló a los jóvenes por no cuidarse y propagar la covid-19 entre los mayores, el segmento más vulnerables ante la enfermedad. El último informe del Ministerio de Salud identificó 8.222 nuevos positivos en las últimas 24 horas, cifras similares a los duros meses de julio y agosto. El detalle muestra que el 53,4% de los infectados tiene menos de 39 años. La situación se ha vuelto explosiva en los balnearios de la costa atlántica de Buenos Aires: los noticieros de televisión muestran durante todo el día decenas de miles de jóvenes celebrando fiestas en la playa, sin barbijos ni distanciamiento. Por primera vez desde marzo, la Casa Rosada estudia un toque de queda nocturno, una medida extrema que ha intentado evitar por la carga negativa que una acción semejante tiene en un país que ha vivido en dictadura.

“El riesgo de que todo vuelva a paralizarse existe y nadie en la Argentina quiere que eso ocurra”, advirtió Fernández. Con casi 1,7 millones de casos positivos y 145.000 activos, las alarmas están encendidas, aunque el sistema de salud parece lejos de un colapso: el último balance indica que las camas de UCI están ocupadas en un 53%.

México también comenzó a echar el cierre en las regiones más afectadas por la pandemia. Las cifras oficiales volvieron a ritmos ascendentes y el Gobierno mexicano ordenó, desde diciembre, que se detuvieran las actividades no esenciales en la Ciudad de México. Las imágenes de las calles del centro de la capital con cientos de personas haciendo compras se observaban desde semanas antes del anuncio. Sin embargo, las autoridades esperaron hasta que la capacidad hospitalaria alcanzase un 74% para detener las actividades comerciales. Desde entonces, los pacientes con coronavirus no han dejado de llegar a los hospitales y el ritmo ascendente de la demanda de atención sanitaria ya roza el 90%. El Estado de México, colindante con la capital y el motor industrial del centro del país, también decidió detener las actividades económicas.

Los Estados mexicanos fronterizos como Baja California y Nuevo León se sumaron al cierre. La frontera con Estados Unidos se mantiene desde hace meses cerrada al paso de personas que no trabajen en actividades esenciales y la medida se ha extendido hasta el 21 de enero. Sin embargo, el comercio con Estados Unidos continúa pujante. Según los datos de la secretaría de Salud, en todo el país unos 1,5 millones de personas se han contagiado y 127.000 han muerto a causa del virus. En Nochebuena, México comenzó la aplicación de la vacuna de Pfizer y BioNTech al personal de los servicios de salud. Se espera que al terminar enero, 1,4 millones de personas hayan recibido el antígeno y comience la vacunación de la población mayor de 60 años.

Las vacaciones de Navidad generaron que el turismo nacional y extranjero llenara los principales balnearios de México: Cancún, Acapulco y Los Cabos. Aunque el comercio permaneció parcialmente cerrado, la ocupación hotelera alcanzó entre un 60% y 80%. La caída de los precios en los servicios turísticos y las restricciones más relajadas hicieron del país un destino para la temporada. México se ha convertido en el tercer destino turístico más visitado durante 2020 en el mundo. Los cierres están previstos hasta el 11 de enero, cuando las autoridades evaluarán nuevamente a situación de un país que no consigue ver los contagios de la covid-19 disminuir.

Fase amarilla en São Paulo

En Brasil, el Estado de São Paulo, que con 45 millones de habitantes iguala en población a, por ejemplo, Argentina, pasó este lunes de fase roja a amarilla, esto es que todas las actividades están autorizadas, pero con restricciones de horario y aforo. Pero las cifras de la pandemia no dejan de crecer: el Ministerio de Salud registró en diciembre un 76% más casos positivos y 66% más muertos que en noviembre. El Gobierno estatal ha anunciado que el viernes decidirá si cierra otra vez su economía.

No le va mejor a Colombia. En Bogotá, donde ha aumentado desde diciembre la ocupación de camas de cuidados intensivos, un tercio de su población ha vuelto este martes y hasta el 17 de enero a una cuarentena estricta, con toque de queda entre las ocho de la noche y las cinco de la mañana del día siguiente. En tres de las 20 localidades de la capital colombiana –Suba, Engativá y Usaquén–, la ocupación de camas de cuidados intensivos llega al 82%. Ante el aumento de casos, Medellín y Cali también recibieron el nuevo año con medidas de confinamiento. Colombia registra cerca de 44.000 muertes relacionadas con la covid-19 y acumula casi 1,7 millones de casos confirmados, un tercio de ellos en la capital.

En Chile, en tanto, los contagios han aumentado un 32% durante la última semana, hasta cifras similares a mayo pasado, informa Rocío Montes. Los contagios subieron en coincidencia con las compras de Navidad, las fiestas de fin de año y el comienzo de las vacaciones. El Ministerio de Salud comunicó el lunes 2.450 nuevos positivos, aunque el 1 de enero la cifra llegó a los 3.588. En el pico de la pandemia, a mediados de junio, en una jornada los contagiados sumaron 6.938. Chile inició en Navidades la aplicación de la vacuna de Pfizer a personal sanitario de la primera línea de fuego. La atención, sin embargo, está puesta en la decisión del presidente Sebastián Piñera de entregar un permiso de vacaciones a los cerca de 10 millones de personas que residen en zonas que se encuentran confinadas. Solo el lunes, se entregaron más de 26.000 autorizaciones para viajar, el 74% de ellas desde la capital, con el consiguiente riesgo de propagación del virus.

Llevan a lo virtual ejemplos de la riqueza de los impresos poblanos coloniales
 

Para explorar la abundancia y variedad de grabados en los impresos poblanos coloniales como un eslabón fundamental en la construcción de imaginarios, tradiciones, devociones, rituales, prácticas estéticas y procesos de socialización en la Nueva España, la Biblioteca Histórica José María Lafragua, de la UAP, abrió la exposición virtual La imagen en el libro antiguo poblano. Técnicas, temas, usos editoriales y grabadores, la cual se puede visitar en el enlace https://bit.ly/3mVIiwp  

Curada, elaborada en sus contenidos y montada de manera física en 2019 por Marina Garone Gravier, miembro del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) de la UNAM, en la exposición se presentan algunos ejemplos de los temas, usos y características de la imagen impresa en el libro antiguo, así como algunas de las relaciones de sentido que establece con el cuerpo de los textos. 

Para la especialista en la historia del libro, “de todos los entornos posibles en los que se manifiesta la cultura visual, los libros antiguos son espacios privilegiados porque en ellos se puede observar con claridad la importancia que tuvieron las imágenes en distintas sociedades través del tiempo”. 

Así, continua, la abundancia y variedad de grabados que se encuentran en los impresos poblanos coloniales permite afirmar que fueron un eslabón fundamental, aunque no el único, en la construcción de imaginarios, tradiciones, devociones, rituales, prácticas estéticas y procesos de socialización en la Nueva España. 

La autora del libro Historia de la imprenta y la tipografía colonial en Puebla de los Ángeles (1642-1821) abunda que a través del estudio del acervo de la Biblioteca Lafragua se presentan ejemplos de los temas, usos y características de la imagen impresa en el libro antiguo. 

“La imagen entabla funciones informativas, simbólicas y comunicativas que de algún modo reflejan la sociedad que las produce, lee y hace circular. Creemos que el conocimiento sistemático del repertorio visual que emana de los impresos poblanos permitirá comprender mejor la función que la imagen tuvo en el periodo colonial, los procesos y agentes que les dieron origen o motivaron a su observación, lectura y conservación”, dice Marina Garone. 

Menciona que la exposición está organizada en cuatro núcleos. En el primero se presentan ejemplos de las dos técnicas predominantes del grabado en los libros durante el periodo de la imprenta manual: la xilografía y la calcografía.  

En el segundo núcleo se abordan algunos de los temas comunes de la imagen libresca: los de índole religiosa —quizá los más numerosos en cuanto a volumen global de producción— con motivos iconográficos como la crucifixión; las advocaciones marianas y representaciones de vírgenes y santos.  

A estos se suman otra clase de imágenes que permiten la identificación, ya sea del patrocinador o del autor de los textos, así como también de los destinatarios a quiénes van dedicados los libros: que suele materializarse mediante el uso de escudos heráldicos.  

Otro tipo de temas en los grabados son los retratos, tanto de funcionarios civiles, religiosos u otra clase de personajes. Finalmente, un grupo muy numeroso de imágenes es el ornamental, aquellos grabados que, sean o no de carácter figurativo, tienen primordialmente una función decorativa.  

El tercer núcleo de la muestra refiere a las funciones y el espacio que la imagen tiene dentro del libro, ya que las posibilidades de su ubicación son variadas dependiendo del formato de la página, el género textual la obra y el financiamiento con que se cuenta para publicar un determinado impreso.  

Garone Gravier menciona además que en el último núcleo de la exposición se presentan algunas obras de grabadores, sean o no angelopolitanos, cuyos trabajos son reconocibles en el mundo del libro antiguo poblano: Villegas, Perea, Nava, y Navarro. 

De ellos, destaca José de Nava, quien fue quizá el más prolífico de los grabadores poblanos, el más conocido en su época, ya que además de su amplia carrera, desarrolló un repertorio con variados temas visuales. 

De él, la investigadora de la UNAM señala que uno de los primeros estudiosos en mencionarlo y dar información biográfica fue Francisco Pérez Salazar quien, junto a Romero de Terreros, consideraron que nació en torno a 1735. 

“Nava es el más longevo de los cortadores de imágenes de Puebla: su obra más temprana está fechada en 1754 y su fallecimiento acaeció en 1817. Firmó sus grabados indicando su origen poblano y, al menos en un caso, precisó que además de grabador fue patrocinador de la imagen. 

“Por patrocinador –o “editor”, como ha señalado Juan Isaac Calvo–, entendemos que se hacía cargo del proceso completo de circulación de la imagen y no solamente del costado técnico o artístico de la misma”, explica la académica. 

Destaca que la exposición virtual La imagen en el libro antiguo poblano. Técnicas, temas, usos editoriales y grabadores cuenta con la edición digital de Edgar Iván Mondragón Aguilera y de Iván Pérez Pineda. 

El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en la conferencia de prensa de este lunes.
El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en la conferencia de prensa de este lunes. Andrea Murcia/Cuartoscuro

 

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Cofepris, ha aprobado en México el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca, en colaboración con la Universidad de Oxford. Es la segunda vacuna que aprueban las autoridades sanitarias mexicanas para combatir la pandemia de la covid-19. En diciembre, Cofepris dio el visto bueno a la de Pfizer. Laboratorios de México y Argentina se encargarán ahora de su producción y envase. El objetivo es fabricar hasta 250 millones de dosis para toda América Latina. “En marzo posiblemente tendríamos esta vacuna en operación”, ha dicho este lunes el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Con 127.757 muertes confirmadas por el SARS-CoV-2, México es uno de los focos rojos de la pandemia en el continente. Desde el último trimestre de 2020, el país experimenta un repunte de la curva pandémica, particularmente la capital y el Estado de México. En la conferencia de prensa de este lunes sobre la evolución de la covid-19, las autoridades han informado de que el 85% de las camas para enfermos graves de las que dispone Ciudad de México están ocupadas.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. En vídeo, López Obrador anuncia que México lidera la vacunación en Latinoamérica.FOTO Y VÍDEO: EFE

La aplicación de la vacuna de Pfizer, que empezó a finales de diciembre, avanza con lentitud. México decidió que los primeros receptores del suero serían médicas, enfermeros y demás personal sanitario. Apenas se han vacunado 43.960 personas. El Gobierno de López Obrador ha informado durante la conferencia matutina de este martes que hoy llegarán 53.000 vacunas al país. López-Gatell ha detallado que 44.850 dosis se distribuirán en Ciudad de México y 8.755 serán utilizadas para inmunizar al personal sanitario del Estado de Coahuila. “Las dosis serán utilizadas en los distintos puestos de vacunación en instalaciones militares de acuerdo a lo programado”, ha dicho el subsecretario de Salud esta mañana.

El fármaco de Oxford y AstraZeneca es la gran esperanza del Gobierno. Más barata y más sencilla de almacenar y transportar que la de Pfizer -que exige una temperatura de 70 grados bajo cero-, su producción iniciará en Argentina y concluirá en México. El laboratorio argentino mAbxience, del grupo Insud, fabricará la sustancia activa de la potencial vacuna. El laboratorio mexicano Liomont completará el proceso de acabado y empaquetado. El precio de cada una será de dos a cuatro dólares, un valor posible gracias a un acuerdo con la Fundación Slim para el desarrollo del proyecto regional. “Está pendiente de concretarse la verificación de la capacidad de Liomont”, ha dicho López-Gatell. El Gobierno mexicano ha contratado 77,4 millones de dosis de este fármaco.

López-Gatell ha sugerido que Cofepris podría aprobar en pocos días una nueva vacuna, la desarrollada por la farmacéutica china CanSino. El Gobierno mexicano acordó la compra de hasta 35 millones de dosis al fabricante. “Los planes que tenemos es que CanSino complete su expediente”, ha dicho López-Gatell. “Deseamos que el expediente muestre seguridad y eficacia y sea posible conferirle la autorización. Nos facilitará las cosas, porque la vacuna no requiere ultracongelación y solo exige una dosis”. México aguarda también la vacuna de Johnson & Johnson. La empresa ya ha realizado ensayos en el país

 

Foto
¿Y LA SANA DISTANCIA, APÁ?. A pesar de la pandemia, adultos mayores, muchos de ellos sin cubrebocas, se reunieron ayer para bailar en el Patio Juárez, frente a la Alameda. Foto Pablo Ramos
 
El tono épico que a sus formulaciones electorales e ideológicas han impreso con acelere las dos partes centrales (obradorismo y antiobradorismo, en simplificación ostensible) no es suficiente para encubrir las desviaciones y riesgos de la magna pero parcialmente resolutoria disputa de junio del año en curso, una fecha en la cual, a como se ven las cosas en este arranque de visos crecientes, la construcción de un nuevo poder público, de una nueva forma de representación popular, no quedará servida por los mejores propósitos y resultados: desde ahora se percibe el asalto a las listas electorales de ambos bandos (sobre todo de candidatos a gobiernos estatales) de personajes e intereses que no podrán establecer nuevos parámetros políticos y de ética política, sino la continuidad de visiones y conductas propias de lo peor del sistema político vigente.

Desde luego, la confrontación real se da entre el bloque rabiosamente antitético de quienes desean restaurar el espíritu antipopular y depredador de Los Pinos prianistas (y su referente cercano: el Pacto por México, con el perredismo chucho como cómplice a la pizca), frente al bloque también antitético de Morena y, sobre todo, el Verde Ecologista de México, más las alianzas de facto con los nuevos partidos satélite pro Palacio Nacional.

Por parte del furibundo antiobradorismo, nucleado empresarial y partidistamente en Sí por México, no es exagerada la referencia al pinochetismo como brújula inconfesa, como esencia apenas diluida: no solo se busca la sustitución, sino la supresión de un pensamiento y trabajo políticos y sociales (denominado 4T) que consideran dañinos para el país. Se estigmatiza y condena a la izquierda electoral a una suerte de exterminio y se pretenden correcciones económicas a gusto de las élites. Todo ello a pesar de que esa derecha carece de candidatos viables y realmente interesantes, y su programa político es el apelmazamiento de sus responsabilidades históricas respecto a la crisis nacional y su ambición de un regreso por la fuerza del dinero y el empuje de élites desplazadas.

El morenismo vive una descomposición evidente. Su mando formal, Mario Delgado, operador inexperto en cuanto a los laberintos de la izquierda, obedece al proyecto futurista de Marcelo Ebrard (con Ricardo Monreal como aliado táctico), es decir, de una escuela de pensamiento y acción políticas desarrollada por Manuel Camacho Solís como compañero intelectual y operativo de Carlos Salinas de Gortari.

Mario Delgado teje para la facción, no para el proyecto general, y ha generado múltiples divisiones y enconos que ni siquiera son lo peor, como sí lo es el entregar el poder de la esperanza de cambio a grupos y personajes sin fuerza ni convicciones reales para sustentar y defender ese cambio: gatopardismo sistémico, con Pinocho como santo patrono, discursos y propuestas encendidas que se hunden en la aplicación práctica, en los nombres y apellidos de los candidatos reales y sus componendas.

En ese contexto, el gobierno andresino navega entre las dificultades sanitarias, económicas y de seguridad pública, con un predominio creciente de lo militar y los nuevos escenarios de la sucesión presidencial estadunidense. La progresividad del proyecto llamado 4T depende de la conservación o incremento de la mayoría en la Cámara de Diputados y de la gobernabilidad en los estados. En ambos terrenos parece contar con viabilidad electoral, pero conseguida a base de cesiones y retrocesos que afectarán el plan general, la presunta transformación nacional profunda y genuina.

Y, mientras Donald Trump sigue revolviéndose, cada vez de manera más grotesca, en busca de revertir los resultados electorales que parecen ya irreversibles: el máximo poder mundial convertido en pataleta, ¡hasta mañana, con el gran deseo de que 2021 sea un buen año para todos y todas!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Joe Biden visita el pasado noviembre el Parque Tecnológico Lexington en Pittsburgh (Pensilvania).
Joe Biden visita el pasado noviembre el Parque Tecnológico Lexington en Pittsburgh (Pensilvania). Kevin Lamarque/Reuters

 

La llegada del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, a la Casa Blanca va a suponer un giro de 180 grados en muchas áreas de la política estadounidense, también en las relaciones internacionales. Pero no tanto en el abierto enfrentamiento que EE UU mantiene con China. La confrontación impulsada por el presidente saliente Donald Trump cambiará en el tono, pero no en el fondo auguran los expertos. Si en algo ha logrado Trump unir a los dos partidos es en considerar a China un competidor estratégico al que hay que hacer frente.

Cuando Joe Biden jure su cargo como presidente el próximo día 20, la relación de EE UU con China no va a volver a 2016, cuando Biden era vicepresidente de Barack Obama. Los aranceles y las sanciones contra empresas chinas impuestas durante los años de la Administración de Trump tendrán que esperar. Pese al acuerdo firmado entre Washington y Pekín en enero, todavía se aplican aranceles del 25% sobre productos chinos valorados en 250.000 millones de dólares (unos 205.000 millones de euros). “No voy a tomar ninguna medida de inmediato, y lo mismo se aplica a los aranceles”, confirmaba el propio Biden en una entrevista con The New York Times en diciembre. “Creo que la mejor estrategia para China es aquella que ponga a todos nuestros aliados en la misma página”, recalcaba el presidente electo.

“Trabajar con los aliados de la Unión Europea y Asia es algo más fácil de decir que de hacer, porque cada uno tiene su propia agenda e intereses”, advertía en un seminario desde Hong Kong Arthur Kroeber, de Gavekal Research. De hecho, la UE no ha esperado a la llegada de Biden para firmar un acuerdo con China para proteger sus inversiones y mejorar el acceso de las empresas europeas al mayor mercado del mundo, por muchos recelos que el pacto haya suscitado en Washington.

Biden defiende que los números importan y que es mejor unir fuerzas con otras potencias por mucho que EE UU represente por sí solo una cuarta parte del PIB mundial. Esa era la lógica detrás del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) que impulsó Obama como presidente y que pretendía acorralar a China en su propio campo de juego, forjando alianzas con sus vecinos hasta representar el 40% del PIB mundial, y forzar así un cambio en las reglas de juego. Trump retiró a EE UU de esa alianza y Biden ya ha dicho que no piensa firmar ningún acuerdo comercial sin hacer inversiones antes que refuercen la posición de la economía y los trabajadores de EE UU. Una decisión que puede afectar al acuerdo con el Reino Unido tras el Brexit, tan ansiado por Londres. “Quizás lo más importante para los aliados será que Biden se aleje de las decisiones erráticas e imprevisibles de su antecesor, y deje de situar permanentemente la relación al borde del abismo”, subraya Thomas Gift, director del Centro sobre Política Estadounidense del University College de Londres (UCL). La elección de Antony Blinken como secretario de Estado apuntalaría, en principio, la aproximación multilateral a la que aludía Biden.

La relación de fuerzas entre EE UU y China también ha cambiado en estos cuatro años. “China no es una potencia militar global, aunque sí lo sea a nivel regional. Su moneda sigue sin ser convertible y el Estado de derecho no se ajusta a los estándares internacionales. Todo eso hace que China no sea una potencia comparable a Estados Unidos en términos geopolíticos. Pero sí son potencias equiparables a nivel tecnológico”, explicaba en diciembre desde Tokio Ian Bremmer, presidente de la consultora Eurasia Group, en la reunión anual de la compañía.

Justo antes de las elecciones estadounidenses China aprobó su plan quinquenal y fijó la hoja de ruta de los próximos 15 años con el objetivo de ser tecnológicamente autosuficiente y de hacer de la tecnología la base de su desarrollo económico y su modernización militar. “El Gobierno chino se ha marcado el objetivo de doblar el PIB para 2035, lo que implica alcanzar un crecimiento medio anual del 4,7%”, apuntaba Kroeber. “El aumento de productividad que conlleva esa meta solo se puede conseguir con una masiva inversión tecnológica por parte del Estado”, recalcó.

Ofensiva en Wall Street

Esa es precisamente la alerta que ha lanzado a la nueva Administración un grupo de trabajo de alto nivel formado por 28 especialistas de los más diversos ámbitos desde la Universidad de San Diego. En un informe titulado Hacer frente al reto chino: una nueva estrategia americana para la competencia tecnológica los expertos defienden que la mejor manera de hacer frente al gigante chino pasa por “hacer las inversiones y ajustes políticos necesarios para impulsar la base científica y tecnológica estadounidense y trazar una nueva cooperación global que reduzca los riesgos que China supone para la seguridad sin sacrificar los beneficios de la apertura”. Una tarea, a su juicio, “urgente”.

Lo cierto es que algunas de las medidas adoptadas por Trump para frenar la potencia tecnológica china han acabado perjudicando a las propias empresas y consumidores estadounidenses, no solo en términos de costes, sino de innovación. Sucedió, por ejemplo, con las prohibiciones impuestas sobre el uso del equipamiento fabricado por la china Huawei o los semiconductores de ZTE, lo que ha acabado frenando el desarrollo de la red 5G en Estados Unidos. Queda también por ver la repercusión que tendrá la expulsión antes del próximo día 11 de las tres principales empresas de telecomunicación chinas de Wall Street, en cumplimiento de una orden ejecutiva de Trump de cortar el acceso al mercado financiero estadounidense —el mayor del mundo— a las compañías vinculadas al Ejército chino. Pekín ha denunciado la medida y ha prometido represalias.

Pero hay cuestiones que no pueden esperar a la formación de una alianza global como propugna Biden. La Administración de Trump adoptó en agosto una ofensiva contra la plataforma de vídeos TikTok, a cuyo propietario —ByteDance— quiere obligar a vender su negocio en el país a empresas estadounidenses. Una red social sobre la que Biden también ha expresado sus reticencias en términos de seguridad en el tratamiento de los datos de sus 100 millones de usuarios estadounidenses. Por ahora, la justicia ha dado al traste con los planes de Trump, pero la próxima Administración deberá decidir en cuestión de días si plantea o no un recurso contra la resolución judicial.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) prepara un regreso a las aulas seguro y prudente, sin titubeos ni riesgos, y que brinde certeza en lugar de incertidumbre e inestabilidad, como ha ocurrido en otros países, ante un virus impredecible, aseguró el secretario Esteban Moctezuma Barragán.

Al conocer los resultados de evaluación de la Encuesta sobre Aprende en casa II, al cumplirse la mitad del ciclo escolar 2020-2021, el funcionario federal señaló también que en la nueva escuela mexicana las decisiones que se toman son producto de los acuerdos entre autoridades, docentes y agentes educativos, por lo que las imposiciones y las ocurrencias no caben en el ejercicio horizontal de la educación pública.

En la encuesta, que se realizó en respuesta a los acuerdos emanados del Consejo Nacional de Autori­dades Educativas (Conaedu), participaron a través de medios digitales casi 300 mil docentes de educación básica de todo el país, entre ellos directores, supervisores y asesores técnicos pedagógicos, lo que representó 25 por ciento del padrón total de 1.2 millones.

De acuerdo con los resultados, 94 por ciento de los maestros estimaron que es positivo e incuestionable que la SEP haya iniciado el ciclo escolar con el sistema de educación a distancia Aprende en casa II, y más de 90 por ciento calificó de correcta la decisión de difundir, en lo general, las clases por televisión, mientras 70 por ciento prefirió la radio, específicamente en contextos más alejados.

En un comunicado, la SEP reportó que en el mismo sondeo se consideró a los teléfonos celulares con posibilidades de servir en la educación a distancia, siempre y cuando se piense en estrategias enfocadas a las características de estos dispositivos.

Los docentes encuestados señalaron que Aprende en casa II tiene una gran aceptación y es un programa muy bien calificado como apoyo didáctico fuera de las aulas, en el que más de 80 por ciento de sus alumnos atienden sus clases virtuales tres veces o más por semana.

En tanto, 88 por ciento de maestros aprobaron los programas educativos de televisión y radio con una calificación superior a 8. De ellos, 80 por ciento destacó la participación de los docentes en las emisiones a través de esos medios de comunicación.

Asimismo, 29 por ciento de los encuestados sugirió no cambiar nada a las emisiones, excepto adecuar algunos horarios, ya que la didáctica y los temas fueron correctos, además de que se pueden generar actividades más retadoras para el educando, precisaron.

De igual forma, la mitad de los docentes consideró que la estrategia mantuvo el avance de los aprendizajes en esta segunda parte de Aprende en casa.

Una mujer durante la manifestación a favor de la legalización del aborto en Argentina, el pasado 29 de diciembre en Buenos Aires.
Una mujer durante la manifestación a favor de la legalización del aborto en Argentina, el pasado 29 de diciembre en Buenos Aires. Matias Chiofalo/Europa Express

 

La ley de aborto legal aprobada en Argentina el 29 de diciembre interpela a la izquierda latinoamericana. Perdida la hegemonía del arranque del siglo, cuando casi todo el continente estaba dominado por Gobiernos progresistas, los contados regresos al poder se han visto lastrados por la crisis económica y, ahora, la pandemia. La recuperación de la agenda por los derechos sociales puede ser ahora el cemento de una nueva épica y dar oxígeno a la izquierda. Desde Argentina, Bolivia y México, donde la izquierda o las propuestas antiestablishment han vuelto al poder, pasando por los movimientos de insurrección ciudadana en Chile y Perú y los intentos de construcción política alternativa en Brasil o Colombia, los proyectos progresistas buscan la ruta que les permita revertir la actual hegemonía conservadora. El camino es largo. Si hablamos de aborto legal, solo Uruguay, Cuba, Guyana y la Guayana Francesa han avanzado. Y mientras la nueva ley sitúa Argentina a la vanguardia, países como México están, en su conjunto, aún muy lejos de ello, pese a las banderas que enarbola a Andrés Manuel López Obrador.

El presidente mexicano, que ha recibido repetidas críticas del movimiento feminista, defendió en la última conferencia de prensa del año que “las estructuras de poder” no deben intervenir en decisiones como la regulación de la interrupción del embarazo, donde, dijo, “hay puntos de vista a favor y en contra”. Su apuesta sería, en todo caso, convocar un referéndum. “Lo mejor es consultar a los ciudadanos y, en este caso, a las mujeres. Hay mecanismos para poder solicitar una consulta”. López Obrador evita así tomar partido al respecto en un país donde solo la Ciudad de México y el Estado de Oaxaca permiten el aborto libre y gratuito hasta la semana 12. Su posición no es, sin embargo, tan tajante como la de otros líderes latinoamericanos progresistas que no han renunciado a postulados tradicionalmente conservadores sobre el aborto. El dirigente opositor colombiano Gustavo Petro volvió a manifestar esta semana que el camino no es la prohibición, sino que hay que mejorar la educación si se quiere una “sociedad [con] cero aborto”. Más allá fue en su momento el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa, quien amenazó con renunciar si la Asamblea aprobaba la legalización. “Yo jamás aprobaré la despenalización”, zanjó al comienzo de su último mandato, en 2013.

Parece una paradoja, pero sus palabras se parecen a las pronunciadas por Jair Bolsonaro en Brasil, un país que por su peso puede marcar la agenda regional y que se ha abrazado al extremismo conservador. El brasileño también ha sentido la onda expansiva iniciada en Buenos Aires. “En lo que dependa de mí y de mi Gobierno, el aborto jamás será aprobado en nuestro suelo”, escribió el presidente en Twitter. En Paraguay, el Parlamento hizo un minuto de silencio por “por las miles de vidas de los hermanos argentinos que se perderán antes de nacer”.

“Somos conscientes de que nos miran”, dice Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica de la presidencia argentina e impulsora de la ley de interrupción del embarazo aprobada en el Congreso. “Sobre todo nos miran las mujeres. Nos abrazamos a otras experiencias porque sabemos que sin ellas no llegamos. A las mujeres argentinas nos costó, pero nos abrió camino España, Cuba, Uruguay, la ciudad de México. Lo bueno de esas luchas es acompañar y transmitir experiencias. Ahora vamos a poder transmitir experiencias en la región”, dice Ibarra en una conversación vía Zoom con corresponsales extranjeros.

El regreso de la agenda progresista en Argentina puede estimular movimientos semejantes en otros países. La experiencia boliviana, con el triunfo de Luis Arce un año después de la salida anticipada de Evo Morales, dio nuevo impulso a la idea del regreso. Pero los problemas económicos complican los planes de expansión. El costo político de un ajuste puede ser demasiado. “A la derecha, el discurso de menos Estado con ajuste fiscal le es natural. Pero a la izquierda, la promesa de una sociedad más igualitaria y con más Estado, en un momento con menos plata, ajuste fiscal y pandemia le resulta más complicado. Eso plantea la tentación de ir a las minorías, de una agenda de expansión de derechos civiles que no es solo el aborto. Se expande la idea indigenista, se vuelve a la agenda de largo plazo, de reforma cultural de la sociedad”, explica el periodista y analista Carlos Pagni, columnista de este periódico en temas latinoamericanos. Se trata, entonces, de reescribir los discursos, pero sin tropezar con las piedras que en el pasado la alejaron del poder.

A esas reflexiones se añaden los debates de corte religioso o relacionados con la influencia política de las iglesias que proliferan por América y que en algunos casos engrosan las filas de los llamados partidos-movimientos de izquierdas. “Hay un esfuerzo tácito por no meterse en temas que puedan desatar la ira de los evangélicos y los católicos, porque hay una gran parte de la población que no apoya ciertas agendas”, señala Sergio Guzmán, director de la consultora Colombia Risk Analysis. “América tiene una tasa de religiosidad entre el 60 y el 70%, en Latinoamérica hay más fervor religioso. Y a las iglesias se les está dando un papel determinante en las decisiones políticas en el continente. El mismo papa Francisco trató de mediar entre Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe a propósito del proceso de paz”, continúa. La tendencia no es nueva, aunque hoy las organizaciones religiosas están más fragmentadas. En Colombia sigue activo el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una guerrilla nacida a principios de los sesenta con un prontuario ideológico que mezclaba marxismo y teología de la liberación. Uno de sus padres fue precisamente el sacerdote guerrillero Camilo Torres. Y aunque este es un caso extremo, es significativo que el conservadurismo y el machismo hayan impregnado durante décadas también el ideario de organizaciones insurgentes, incluidas las extintas FARC. Hoy todavía, regímenes que se autodenominan como revolucionarios, el de Nicolás Maduro en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua, han rechazado legislar sobre el aborto.

“La izquierda tiene tendencia a dar lecciones de moral”

Tatiana Roque es catedrática en Matemáticas en la Universidad Federal de Río de Janeiro y fue candidata a diputada por el PSOL brasileño, la formación que criticó por la izquierda al Partido de los Trabajadores de Lula da Silva. Roque siguió con atención la discusión por el aborto legal en Argentina. “El movimiento argentino marca una nueva forma de hacer política, de crear consensos en una sociedad que conmina a la izquierda a dialogar. La izquierda tiene tendencia a señalar, a acusar, a dar lecciones de moral, y eso nos aleja a las personas con quienes tenemos que hablar, personas de clase media baja o pobres. El proceso del aborto en Argentina es en ese sentido una enseñanza, porque se hicieron gestiones con los sectores más conservadores”, dice. En esa estrategia del diálogo Roque ve la semilla de la reconstrucción de una izquierda que, dice, ya no puede tener al PT como faro ni a Lula como “el único capaz de articular”.

Ni Argentina ni Bolivia tienen figuras con la influencia que alguna vez tuvieron Néstor Kirchner, Lula, Hugo Chávez, Pepe Mujica o Rafael Correa. Algunos han muerto o están retirados de la política activa, otros están presos por corrupción o inhibidos de participar en elecciones por motivos semejantes. Para el sociólogo argentino Mario Santucho, director de la revista Crisis y experto en movimientos de izquierda latinoamericanos, esa falta de referentes abre la puerta a nuevos movimientos, más atomizados pero no por eso menos potentes. “El feminismo en la región no tiene vuelta atrás. Si bien ha habido una reacción de las iglesias, el sedimento es el de una consolidación de estas agendas más de avanzada”, dice Santucho. Y pone como ejemplo a Chile, donde la discusión por una nueva Constitución es también un debate por los nuevos valores de la democracia. “Ahí entran en juego los derechos civiles, de avanzada, que no son solo derechos en términos liberales”, explica, “estamos hablando de una nueva idea de lo social, de lo humano. Ese es el gran desafío de la izquierda: conjugar un modo progresista y democrático con las nuevas discusiones del siglo XXI, junto con los derechos sociales que siempre ha defendido”.

Sergio Guzmán apunta que son precisamente las mujeres quienes han tomado el liderazgo de la agenda. “Los políticos progresistas hombres son muy reacios a liderar el tema”, dice en referencia al caso específico del aborto. “Las políticas progresistas no tienen ningún problema al hablar de libertades y derechos”. Este año y 2022 redefinirán el mapa en países como Ecuador, Perú y Colombia, mientras que Luis Arce, heredero de Morales, acaba de iniciar su mandato en Bolivia. El periodista estadounidense Jon Lee Anderson, profundo conocedor de la región, destaca la decadencia de la izquierda con retórica revolucionaria que hace una década encarnaba, por encima de todos, Hugo Chávez. Eso no supone la muerte en sí de los proyectos progresistas, sino más bien su obligación de adaptarse y reformularse a través de un nuevo camino centrado en las políticas públicas.

La vacunación en el Reino Unido empezó antes que en la Unión Europea y en Estados Unidos. Fue el primer país en administrar a su población la vacuna de Pfizer y BioNTech y también es el primero que inmuniza con las dosis de la Universidad de Oxford y farmacéutica AstraZeneca.

Un hombre de 82 años, Brian Pinker, ha sido este lunes la primera persona en el Reino Unido en recibir esta vacuna contra la covid-19, después de que la MHRA [Agencia Regulatoria de Medicinas y Productos Sanitarios, en sus siglas en inglés] la aprobase el pasado diciembre 30 de diciembre. Pinker ha sido vacunado en el Hospital Universitario de Oxford.

“Estoy tan contento de recibir hoy la vacuna contra la covid y realmente orgulloso de que sea una de las creadas en Oxford. Las enfermeras, médicos y el personal médico han sido todos hoy fantásticos y tengo ganas de celebrar mi 48º aniversario de boda con mi mujer Shirley a finales de año”, ha dicho Pinker en un comunicado.

El Reino Unido ya tiene comprometidas 100 millones de dosis del preparado de Oxford y AstraZeneca, que permitirá vacunar a 50 millones de personas, ya que se necesitan dos dosis.

Esta vacuna ha demostrado una eficacia del 62% en su ensayo más amplio, con 11.636 voluntarios. Sin embargo, en una prueba posterior con un subgrupo de 2.741 voluntarios en el Reino Unido, a los que se suministró una primera media dosis y una dosis completa cuatro semanas después, la eficacia alcanzó el 90%.

Por otro lado, esta inmunización no necesita para su conservación y distribución una logística tan complicada como la de Pfizer, aprobada para su uso el pasado 2 de diciembre por la MHRA y que ya se ha suministrado a cientos de miles de pacientes. Esta última debe ser conservada a una temperatura de 70 grados bajo cero, y solo mantiene su eficacia durante poco más de tres días con una refrigeración convencional. La de AstraZeneca puede ser almacenada a una temperatura de entre dos y ocho grados.

El Reino Unido es uno de los países más azotados por la pandemia actualmente, especialmente agresiva por la nueva cepa del virus que se ha extendido de las islas británicas a al menos otros 14 Estados europeos —entre ellos España—. El 3 de enero, el país presidido por Boris Johnson registró un nuevo récord de diagnósticos, con más de 57.000 nuevos casos. Además registró 445 decesos, mejorando las cifras con las que terminó el año, con cerca de un millar de fallecimientos diarios. En total, desde que empezó la pandemia, el Reino Unido ha notificado 74.570 muertos y 2.599.793 casos de coronavirus.

 

Page 13 of 479

Cultura

El último féretro en México cubierto con la bandera republicana española ha sido el del poeta Enrique de Rivas Ibáñez, que nació en Madrid en 1931 y falleció en la tarde del domingo a los 89 años de edad. En su cabeza, que aprendió seis idiomas y gestó varias obras poéticas y ensayos, anidaba el
Cecilia Fuentes Macedo, hija de Carlos Fuentes y Rita Macedo, en su casa al sur de la Ciudad de México. Glagys Serrano     Es fácil comprender por qué Mujer en papel (Trilce, 2019) se ha convertido en un fenómeno literario en México y ha sido nombrado el libro del año por la cámara de la
Le bastó un gato para popularizar complejos conceptos de mecánica cuántica entre las masas. A saber: un minino está encerrado en una caja de acero en la que también hay un medidor geiger con una pequeña cantidad de material radioactivo. Si durante la siguiente hora se produce una desintegración
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: John Horton Conway, Arthur Ashkin, Mary Fowkes, Margaret Burbidge, Flossie Wong-Staal, Teresa Rodrigo, Maria de Sousa, Freeman Dyson, Philip Warren Anderson, Antonio Rodríguez de las Heras, Li Wenliang, Masatoshi Koshiba, Frances Allen, Mario Molina y
Llega el final de este año olvidable y he vuelto a aprovechar la generosidad de unos cuantos compañeros de viaje para elegir los mejores libros del género. No tiene esta clasificación nada de científica, ni de democrática. Solo diré que quienes participan, mil gracias a todos, son lectores más que
FUENTE DE LA IMAGEN, IMPERDONABLE.   Pie de foto, La historia de "Imperdonable" gira alrededor del pandillero Giovanni, quien dijo publicamente que era homosexual. En una escena del documental salvadoreño "Imperdonable", Giovanni, el personaje principal, relata de forma descarnada
El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)     La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de
Selvas infinitas de un verde intenso, glaciares de los que se despegan bloques de hielo del tamaño de edificios, templos de civilizaciones milenarias que se alzan hacia el cielo semiocultos entre la espesura de la jungla… en Sudamérica existen maravillas de belleza incuestionable que habría que ver
Foto: Agencia Enfoque   La exposición Leonardo da Vinci: 500 años de genialidad, llega a Puebla el próximo 4 de diciembre de 2020, se trata de un evento que se ha realizado en diversas partes del mundo y junta 200 piezas del propio del emblemático personaje. En inglés llamada Leonardo da
La digitalización de las cosas, entendida como la transformación o paso de lo textual hacia una representación digital, ha cambiado por mucho la manera en que vemos, leemos y oímos. Hoy día es posible encontrar una variedad de contenido dentro de un solo dominio: el de internet, donde además de
Aretha Franklin canta en 1967 en los estudios Fame, en Muscle Shoals, Alabama.MICHAEL OCHS (GETTY)     Aretha Franklin apenas hablaba de su primer embarazo a los 12 años. Tampoco del segundo, a los 14. Tuvo ambos hijos por decisión de su padre, el famoso predicador C. L. Franklin.
A la izquierda, la actriz Regina Bronx interpretando a La India María. A la derecha, la actriz María Elena Velasco, quien popularizó al personaje en la televisión y cine mexicanos.   Durante el programa La más Draga, que se transmite por YouTube, una de las concursantes decidió hacer una
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…