El próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó a los senadores y diputados federales electos de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, 12 prioridades legislativas para lograr la transformación del país. Se trata de reformas para combatir la corrupción, fueros y privilegios, así como dar cumplimiento a sus promesas de austeridad.

Adelantó que el Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año ya no incluirá las pensiones para ex presidentes de la República. Si trabajaron más de 15 años tienen derecho a pensión del Issste; y si tienen más de 66 años, tienen derecho al apoyo para adultos mayores, resaltó.

En conferencia de prensa, en un salón de fiestas de la colonia Roma donde se realizó la reunión, resaltó que con las reformas que impulsará nadie ganará más que el presidente, habrá reducción de salarios de funcionarios, reorganización administrativa del gobierno, se creará la secretaría de seguridad pública federal, se modificará o revocará la reforma educativa y el Estado Mayor Presidencial pasará a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Mencionó que impulsará cambios en leyes, reglamentos, decretos o acuerdos para ajustar las dependencias al plan de austeridad republicana. Este implicará “fusionar áreas, eliminar subsecretarías, direcciones y otros organismos, así como reagrupar a servidores públicos sindicalizados. Conviene aclarar que ningún trabajador de base será despedido.

"No ofrecí cosas que no iba a cumplir... Pensamos que con estos cambios va a ser suficiente para cumplir con los compromisos y llevar a cabo la transformación del país”, subrayó.

López Obrador dio a conocer que conformó a un grupo, encabezado por la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que representará al próximo Poder Ejecutivo para impulsar las reformas. Se suman Julio Scherer Ibarra, quien será consejero jurídico de la Presidencia, y quienes ocuparán las secretarías de seguridad pública, Alfonso Durazo Montaño; de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías, y de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán.

Entre las propuestas se encuentra elaborar el proyecto de reforma para terminar con fueros y privilegios, lo cual incluye modificar el artículo 108 de la Constitución para agregar que puede ser juzgado el presidente en funciones por delitos de violación a las libertades electorales y por corrupción. Asimismo, suspender por completo fueros y privilegios para funcionarios públicos.

Buscará reformar la ley para considerar delitos graves –sin derecho a libertad bajo fianza– la corrupción, el robo de combustibles y el fraude electoral en cualquiera de sus modalidades. Asimismo, para elaborar, en su momento, la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de 2019, bajo la responsabilidad de la Secretaría de Hacienda.

También, revertir el reciente decreto de privatización del agua; modificar o revocar leyes de la reforma educativa, en coordinación con el secretario del ramo, y establecer en el artículo tercero de la Constitución el derecho a la educación pública y gratuita en todos los niveles escolares.

Asimismo, establecer en la ley el mecanismo de consulta para la revocación de mandato, y quitar trabas o candados para la aplicación de todos los procedimientos de consulta ciudadana que deberán tener carácter vinculatorio, con el propósito de hacer valer la democracia participativa.

Sobre la ley de amnistía y lo relacionado con seguridad pública, indicó que una vez que se lleven a cabo las consultas nacionales impulsarán las reformas que sean necesarias. Además, dijo que va a cumplir con el proceso de descentralización del gobierno.

 

Read 35 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…