¿Cómo surge la creatividad? Yo Yo Ma, el virtuoso violonchelista, no contestó rápidamente, tal y como relata un amigo suyo en el documental The Music of Strangers. El músico cogió una servilleta del restaurante en el que estaban comiendo y se puso a dibujar círculos. Luego sombreó la intersección y finalmente dijo: “de la unión de las culturas es de donde surgirán las nuevas ideas”. 

¿Quién no quiere tener su propio Silicon Valley? Lo primero que se viene a la cabeza para lograrlo es ofrecer impuestos bajos, créditos públicos, legislación a medida, una mesa de ping pong... Si pensamos que Yo Yo Ma tiene razón (que la tiene), ¿todo esto es suficiente para atraer el talento de diferentes culturas y generar nuevas ideas?

Un estudio se ha atrevido a abordar esta cuestión con un enfoque pionero y original. ¿Qué impacto tiene en la innovación la legalización de la marihuana y los matrimonios gay? Los investigadores K. Vakili y L. Zhang sostienen que se ha prestado muy poca atención al contexto social en el que surge la innovación. Los resultados que han obtenido son claros: importa bastante (“o incluso más que otros incentivos”, se atreven a decir los autores).

“La legalización de uniones del mismo sexo incrementa en un 6% el número de patentes. La legalización del uso médico de la marihuana, un 7%. Un contexto social más libre promueve interacciones más diversas entre los inventores. Por el contrario, una política socialmente restrictiva, como la entrada en vigor de más límites para poder abortar, reduce el nivel de innovación en un 1% en los estados (de EE.UU.) donde se aprobó esta política”, concluye el estudio.

 

Ese 1% menos supone 21 patentes al año, según el estudio. Puede parecer poco si consideramos que en Estados Unidos se registran más de medio millón de nuevas patentes al año y solo unas pocas consiguen llegar al altar de los súper inventos. ¿Pero y si entre esas 21 hay una startup con mucho futuro por delante?

No solo eso. La investigación también muestra que el número de nuevas colaboraciones entre inventores que nunca habían trabajado juntos crece una media del 20% tras la legalización de la marihuana y el matrimonio gay. Sabemos que muchos de los grandes inventos han surgido de la unión de ideas aparentemente desconectadas. En eso consiste también la creatividad.

Los gobiernos deberían tomar nota de este hallazgo... pero también las empresas. “Nuestros resultados sugieren que las políticas de responsabilidad social corporativa (RSC) que particularmente promuevan diversidad e inclusividad en el trabajo (como acciones pro-LGTB) pueden influir en la ventaja competitiva de la empresa. La productividad de los trabajadores puede aumentar promoviendo equipos y conexiones más diversas dentro de la organización”.  

  • ¿Cómo se les ocurrió esta idea?

Todo empezó con una pregunta muy diferente, explica Vakili. ¿Fumar marihuana hace que la gente sea más creativa? “Existe mucha fascinación con esta idea (hay hasta citas atribuidas a Steve Jobs al respecto), pero no había un análisis serio que tratara de responder a esta cuestión de manera rigurosa. Y así comenzó la investigación. Vimos que la legalización de la marihuana para usos médicos aumentaba la innovación pero no se debía a un aumento del consumo. Buscamos otros mecanismos y encontramos que la diversidad en las interacciones sociales sí afectaba”. 

Para comprobar que el tema de la marihuana no era un efecto aislado estudiaron el impacto de otras políticas liberalizadoras (como el matrimonio homosexual) y antiliberalizadoras (restricciones al aborto) en los estados estadounidenses donde se habían aprobado. Para aproximar el nivel de innovación utilizaron de indicador el número de patentes registradas en cada estado. 

  • Quiero estar cerca de Bill Gates

Según los autores, existen tres mecanismos que pueden explicar la forma en la que el contexto social afecta a la innovación.

  1. La teoría de la clase creativa. Es la más popular. Se da por sentado que las personas creativas valoran la meritocracia, la diversidad y la apertura. Los gobiernos que quieran tenerlos viviendo en su estado deberán favorecer este tipo de valores. Y si eso es así, los inventores se mudarán a las regiones donde esto ocurra. Pues bien, los datos no confirman esta teoría, de momento. Es verdad que no toda la clase creativa se dedica a registrar patentes. Hay muchas profesiones que forman parte del proceso del cambio y de la innovación, así que es probable que no se pueda medir bien este efecto solo con los datos de patentes que tiene en cuenta el estudio.
  2. Interacciones más diversas. Políticas más liberales tienen un efecto en la opinión de las personas. Se ha visto que en estados donde se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, las actitudes anti-gay se redujeron. Si las opiniones individuales cambian, entonces también lo hacen sus interacciones y comportamientos con otras personas. Y ese es precisamente el primer paso para colaborar con alguien con quién quizá nunca nos lo hubiéramos planteado.
  3. Políticas sociales y emprendimiento. Si las personas tienen acceso a más conexiones, también están expuestas a más información, a más ideas sobre oportunidades de emprender y también a movilizar el dinero y el talento necesario para poner en marcha un proyecto nuevo. “Es verdad que no podemos observar en nuestro estudio a las startups. Lo que sí vemos es si una empresa ha pedido una patente por primera vez. Si asumimos que cuando esto ocurre es probable que esa compañía sea una startup, encontramos evidencia de que el contexto social juega un papel positivo”, comenta Vakili.
Read 34 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…