Miercoles, 13 September 2017 00:00

Funai investiga la matanza contra los pueblos indígenas del Amazonas brasileño por la busca de oro

Escrito por  Miguel Velázquez/Publimero
Califica esta entrada
(0 votes)

Unos 10 indígenas pobladores de zonas aisladas de Brasil habrían sido ultimados por gambusinos en una remota región del oeste del Amazonas brasileño, cerca de la frontera con Perú, dijeron hoy autoridades, en un nuevo incidente que cuestiona la protección de la zona.

Los indios, miembros de una tribu, habrían sido asesinados por disparos cuando recolectaban huevos de tortuga en las orillas del río Jandiatuba, en la región denominada Vale do Javarí, una de las más preservadas del Amazonas brasileño y donde viven varias etnias aisladas, sin acceso a bienes industrializados.

La Fundación Nacional del Indio (Funai), organismo en Brasil encargado de las políticas con los pueblos indígenas, señaló en una nota que está “investigando desde agosto” los relatos de la masacre, sin que tenga confirmación del incidente ni se conozca en detalle cuándo habría sucedido.

“Hay dos posibilidades sobre lo sucedido: que realmente pasara o que fuera todo invención de buscadores de oro fanfarrones, ya que en esa región, por trágico que parezca, está de alguna forma bien visto matar indios”, explicó a Notimex la antropóloga Leila Silvia Burger Sotto, coordinadora de indios aislados en la Funai.

“Sea lo que sea, lo cierto es que la situación en la región es grave, y las invasiones son numerosas de madereros ilegales y buscadores de oro que extraen recursos naturales en lanchas”, agregó la fuente.

Brasil desmanteló cuatro campamentos de extracción de oro

La fiscalía y la policía federal están al mando de las investigaciones en la región para intentar esclarecer lo ocurrido, y están interrogando a mineros que supuestamente habrían participado en las muertes, cuyos motivos son desconocidos.

El gobierno federal brasileño realizó en agosto una operación en la región con la ayuda del Ejército y del órgano ambiental (Ibama) en la que desmanteló cuatro campamentos de extracción de oro.

Brasil tiene la política de evitar el contacto con tribus aisladas para reducir el riesgo para su supervivencia, ya que muchos mueren por enfermedades para las que no tienen anticuerpos, como la gripe o el sarampión, ni afectar su modo de vida.

Existe el registro de por lo menos 107 grupos sin contacto permanente en el Amazonas.

Sin embargo, los profundos cortes en el presupuesto de los órganos de protección al indio y al medio ambiente dispuestos por el gobierno del presidente Michel Temer han provocado un aumento de los conflictos, según denuncian organizaciones como Survival International.

“La masacre de indios en Brasil es histórica, sobre todo de indios aislados”, explicó a Notimex el indigenista Sydney Possuelo, uno de los mayores expertos en el Amazonas y profundo conocedor del Vale do Javarí.

“Un país enorme como este, desigual y lleno de problemas sociales, entrar y robar madera y oro de tierras indígenas es lo más normal, ya que da la posibilidad de ganar mucho dinero. La impunidad es otro factor fundamental: incluso cuando se sabe quién es no se encarcela”, agregó.

Leído 17 Veces

Media

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…