La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, está trabajando con las autoridades bangladesíes para establecer un centro de tránsito con vistas a la posible llegada de refugiados en los próximos días, dado el aumento repentino de llegadas desde Myanmar ayer.

Los agentes de fronteras de Bangladesh han indicado que más de 11.000 refugiados rohingya atravesaron ayer lunes la frontera a través de diversos puntos y se dirigieron al sureste del país.

Según fuentes de ACNUR, muchos de los nuevos refugiados proceden de la región de Buthidaung, en el Estado de Rakhine, en el norte de Myanmar. La ciudad de Buthidaung está situada a unos 25 kilómetros al este de Maungdaw. Algunos refugiados han declarado haber huido de los incendios y asesinatos en su región de origen; un niño llevaba una gran cicatriz reciente en el cuello. Otros han indicado que han huido por temor a que se produzcan nuevos actos de violencia.

Para llegar a Bangladesh, los refugiados han tenido que caminar hasta 14 días. Muchos de ellos llevan en brazos a sus hijos y cestas con las pocas pertenencias que han podido recopilar en el último minuto antes de huir. Se han visto obligados a atravesar pantanos hasta poder cruzar a nado el río Naf que separa ambos países. Como muchas mujeres y niños no saben nadar, algunos refugiados se han ofrecido a llevarlos nadando sobre su espalda. Algunos han utilizado bolsas de plástico llenas de aire y lonas plásticas de ACNUR como flotadores improvisados.

Los recién llegados han sido trasladados desde la frontera hacia los campamentos y asentamientos establecidos en las regiones de Kutupalong y Balukhali. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha enviado camiones con lonas plásticas y bidones para agua. ACNUR también está coordinando con el Gobierno y sus socios para proporcionar a estos refugiados servicios urgentes como comida, agua o asistencia sanitaria.

Con el fin de estar preparados ante posibles nuevas llegadas, la contraparte gubernamental de ACNUR, la Comisión para la Asistencia y la Repatriación de Refugiados (RRRC, por sus siglas en inglés), ha dado su consentimiento para la instalación de pequeños puestos de primeros auxilios en los puntos de entrada en territorio bangladesí para proporcionar agua y atender casos de emergencias médicas entre las nuevas llegadas.

Además, la RRRC ha asignado una parcela de terreno para levantar un centro de tránsito en la extensión del campamento de Kutupalong. RRRC liderará las actividades de preparación junto con ACNUR y en coordinación con otros socios como el PMA, UNICEF, OIM, OMS, CICR y ACF. Asimismo se distribuirá una asistencia básica en los puntos de entrada.

Read 17 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…