En el marco del Día Internacional de la Niña, que se celebra cada 11 de octubre, la oficina del UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia,  por sus siglas en inglés) en México hace un llamado a las autoridades federales para que pongan especial atención a las niñas afectadas por los sismos, pues ellas suelen ser especialmente vulnerables en casos de emergencias.

“Las víctimas suelen ser mujeres y adolescentes cuya vulnerabilidad se agudiza en medio del caos que generan las crisis”, destaca Christian Skoog, representante del UNICEF en México. 

La violencia hacia las niñas –incluyendo la sexual, la escolar por razón de género y el matrimonio precoz– es un problema que tiene que ver con la salud, los derechos humanos y la protección y que puede aumentar después de un desastre o conflicto, sostiene el organismo internacional en un comunicado.

Existe la necesidad de empoderar a las niñas ante situaciones de emergencias y crisis, por lo que considera de suma importancia encontrar maneras innovadoras de escucharlas directamente y proporcionarles información pertinente para estar seguras y protegidas en un contexto de emergencia, según Skoog.

Y añade: En emergencias como la que enfrenta México tras los recientes terremotos, las niñas suelen tener menos recursos, menor movilidad y mayores dificultades para acceder a información y a servicios que las protejan.

De ahí la necesidad de proporcionarles seguridad, educación, las habilidades y la resiliencia que necesitan en la vida cotidiana. Ello puede reducir los riesgos que enfrentan cuando se produce un conflicto o un desastre.

Para que las niñas sean más resilientes a los desastres, UNICEF considera importante que participen en el diseño de soluciones a largo plazo, así como fortalecer las plataformas que les permitan expresar los desafíos que enfrentan en la vida cotidiana y explorar soluciones más adaptadas a sus necesidades.

De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 en México residen 19.4 millones de niñas y adolescentes, de las cuales poco más de 4 millones en las entidades más afectadas por los sismos (Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y la Ciudad de México).

El UNICEF considera que las niñas son más vulnerables a vivir todo tipo de violencia, así como más propensas a abandonar su educación; además, enfrentan desafíos de higiene particulares en situaciones de emergencias.

Una de las dificultades en materia de higiene que enfrentan las adolescentes en casos de emergencias, según el organismo que representa Skoog en México, es la relacionadas con la menstruación por la falta de insumos e instalaciones sanitarias.

En 2016, Unicef proporcionó materiales para la salud y la higiene menstrual a niñas y mujeres en situaciones de emergencia en 31 países, beneficiando a casi a 1 millón de ellas.

En esta ocasión, junto con la empresa ESSITY, el Unicef entregará paquetes de higiene femenina y otros materiales a las adolescentes de las zonas afectadas por los sismos.

Read 15 times Last modified on Wednesday, 11 October 2017 07:24
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…