La reducción del índice de mortalidad en personas con VIH-sida en el país ha sido mínima en los pasados 20 años y todavía se está lejos de alcanzar las metas trazadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el año 2020, que consisten en identificar a 90 por ciento de las personas infectadas, proveer de tratamiento antirretroviral a casi todas ellas y mantener controlada la infección.

Especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalaron que el país carece de una política pública integral capaz de atender este mal, que tan sólo en 2016 provocó la muerte a 4 mil 200 mexicanos con VIH.

Francisco Belaunzarán Zamudio y Guadalupe Soto Estrada, ambos académicos de la Facultad de Medicina de la UNAM, señalaron que de 1983, cuando se reportó el primer caso de sida en México, a junio de 2017, existe un registro acumulado de 260 mil 815 personas que han sido infectadas por el VIH o desarrollado el sida.

Sin embargo, de esa cifra, sólo 144 mil 223 personas se encontraban vivas, 100 mil ya fallecieron y de 15 mil 898 se desconoce su estatus actual. Además, se estima que cada año en el país se infectan 12 mil personas y 4 mil 200 mueren por esta causa, la mayoría de ellas por enfermedades asociadas al sida, esencialmente tuberculosis.

En conferencia de prensa, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida –que se conmemora este primero de diciembre–, Belaunzarán señaló que contrario a lo que ocurre en la mayor parte del mundo, en América Latina y México la reducción de la mortalidad ha sido mínima en las pasadas dos décadas, aunque la incidencia de la infección se ha mantenido estable.

Así, señaló que en 1995 la tasa de mortalidad era de 4.4 por 100 mil habitantes, en 2015 esta cifra fue de 3.9, registrándose en 1996 y 2008 los niveles más altos con una tasa de 4.7. El especialista argumentó que esta realidad se da esencialmente por un diagnóstico y atención tardía de la persona infectada.

Lejos metas de la ONU

Al referirse al objetivo de la ONU de identificar para 2020 a 90 por ciento de las personas que viven con VIH, al mismo porcentaje de quienes reciben terapia antirretroviral continuada, y también que casi todos quienes las reciben tengan supresión viral –estrategia conocida como 90-90-90–, el especialista dijo que México apenas reporta un 65, 60 y 50 por ciento, respectivamente, de acuerdo con los datos oficiales de 2016.

Read 24 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…