En los últimos tres sexenios, la deuda per cápita se incrementó en 22 estados por encima del promedio nacional, y la situación se agravó en el último trimestre de 2017 cuando estas entidades tuvieron que destinar más dinero al pago de intereses, dejando menores ingresos disponibles para programas sociales.

De acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), de 2000 a 2017, la deuda per cápita de los estados se duplicó en Chihuahua, Nuevo León, Coahuila, Quintana Roo, Veracruz, Zacatecas, Michoacán, Nayarit, Baja California, Colima, Durango, Chiapas, Tamaulipas, Oaxaca, Morelos, Aguascalientes, Tabasco, Hidalgo, Yucatán, Campeche, Puebla y Guanajuato.

La deuda percápita es el monto promedio que debe aportar cada habitante para pagar el total de la deuda pública. Es decir, los habitantes de estos 22 estados son los más endeudados del país.

En estas entidades el monto de su deuda incrementó por encima del promedio nacional (98 por ciento). En cambio, en dicho periodo, Baja California Sur, Estado de México, Sinaloa y Querétaro fueron los estados que disminuyeron su deuda per cápita. 

A pesar de que el monto de la deuda per cápita de los estados incrementó 98 por ciento de 2000 a 2017, el nivel de endeudamiento (considerando deuda/PIB Estatal) aumentó 45.7 por ciento, destacó Kristobal Miguel Meléndez Aguilar, investigador del CIEP y responsable del análisis.

En el cuarto trimestre de 2017, Chihuahua, Quintana Roo y Coahuila fueron los tres estados más endeudados, al menos 5.6 por ciento de deuda respecto al PIB Estatal.

Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Michoacán, Nayarit, Sonora y Oaxaca fueron entidades federativas que también mantuvieron un nivel de endeudamiento superior al 4 por ciento al cierre de 2017. En cambio, Tlaxcala, Campeche, Querétaro, Guanajuato, Tabasco y Puebla fueron los estados con menor nivel de endeudamiento a dicha fecha (menor del 1 por ciento de deuda respecto al PIB Estatal), de acuerdo con el CIEP.

De 2015 a 2017, el incremento de la tasa de interés del Banco de México (Banxico) hizo que el promedio de la deuda de los estados aumentara de 5.5 por ciento a 8.1 por ciento, provocando un deterioro en sus finanzas y menores recursos disponibles para programas sociales, detalló el análisis del CIEP.

 

Gráfico: CIEP

Read 19 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…